Bobtail japonés

Peso: de 2,5 a 4 kilogramos.

Color: varios.

Pelo: corto o semilargo, suave y sedoso y sin ninguna capa interna visible.

Longevidad: de 9 a 15 años, aunque algunos alcanzan fácilmente los 18 años.

Características

El Bobtail Japonés es una raza de mucha tradición en Japón, y se sabe que ha acompañado durante muchos años a aristócratas y a las célebres y delicadas geishas. Este amado compañero se puede reconocer en manuscritos y pinturas más de 1000 años de antigüedad y se reconoce como símbolo tradicional de la buena suerte en el país nipón. No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que el Bobtail Japonés llegó a EEUU.

Su característica esencial es la cola, de ahí su nombre -bobtail significa algo así como 'rabón' o rabicorto-, que no supera los 10 centímetros de largo. La superstición japonesa probablemente haya hecho que esta raza se perpetúe, ya que según la cultura tradicional japonesa los gatos con cola bífida eran considerados demonios disfrazados, aquellos que tenían la cola normal eran perseguidos, mientras que a los que tenían la cola corta les dejaban en paz por considerarlos símbolo de suerte.

Probablemente esta selección tan particular haya mantenido la especie, pero según el folclore japonés existe una leyenda que explica la pérdida de la cola de los Bobtail. Se dice que un gato se acercó tanto al fuego para calentarse que su cola empezó a arder; asustado, el felino empezó a correr por toda la ciudad prendiendo fuego a todo aquello a lo que se arrimaba y provocando que la ciudad se derrumbara. Como castigo, el emperador ordenó que a todos los gatos se les cortara la cola para evitar desgracias, y desde entonces la tienen así.

El Bobtail Japonés tiene la peculiar costumbre de levantar una pata cuando está sentado y esta imagen es un símbolo común en el cultura asiática. La variedad más conocida y venerada es la llamada Mi-Ké -tricolor-, de color negro, rojo y blanco, aunque en ocasiones puede presentarse en otras tonalidades. Es delgado pero con buena musculatura, de talla mediana. Su cola enroscada hace que sea fácilmente reconocible, más parecida a la cola de un conejo que a la de un gato, suele estar recubierta de pelos más largos que los del resto del cuerpo, como si fuera un pompón.

Esta mascota resulta perfecta para convivir entre humanos, aunque no tanto con otros gatos de diferente especie. Le encanta la compañía humana y se lleva bien con toda la familia, en especial con los más pequeños. Exige respeto ya que es una animal muy independiente, pero a la vez disfruta mucho de la compañía de su amo y le encanta subirse encima de cualquiera. Debido a su condición de pescador, le encanta el agua y llevar cosas en la boca, así que su dueño disfrutará con él jugando a traer cosas.

Es un gato curioso, alegre e inteligente. Es muy bueno como mascota, ya que se adapta sin problemas a vivir en casa, sin necesitad de condiciones especiales. Es una raza muy singular, todavía no está muy extendido por Europa así que puede resultar muy difícil encontrar criadores y pueden resultar un tanto caros.

Estándar

Características generales. Es un gato de pelo corto, brillante y suave, de tamaño mediano. Esta mascota luce una silueta estilizada pero musculada. Los más comunes son los Bobtail Japonés de variedad tricolor, pero pueden variar siendo siempre colores brillantes y bien contrastados. Para diferenciar a esta curiosa raza del resto, no hay más que fijarse en su corta cola, que coge esta forma debido a un gen recesivo. Los huesos de la cola están prácticamente soldados y recubiertos de pelo, formando un pompón. La forma no está estandarizada y es diferente en cada gato, puede estar más menos enroscada y su longitud puede variar, pero a simple vista es perfectamente reconocible ya que se parece mucho al de un conejo.

Cabeza, cara y cuello. El Bobtail Japonés tiene una cabeza muy peculiar que lo hace fácilmente reconocible entre otros gatos. Su cabeza presenta la forma de un triángulo equilátero trazado por lineas suavemente curvadas. Las orejas, relativamente separadas la una de la otra, grandes, separadas y verticales acentúan su estado de alerta y su naturaleza curiosa. Los ojos de este minino son grandes, ovalados y un poco rasgados, el color de los ojos tiene relación con el gen del pelaje, por lo general los colores son el azul o el verde, pero también se puede presentar la particular característica que tenga los ojos dispares, de tal manera un ojo es de un color y el otro de otro color, la combinación por lo común es: uno azul y el otro verde. Su nariz es larga, bien definida y con una ligera depresión aproximadamente a la altura de los ojos. Su hocico es bastante ancho, ni puntiagudo ni chato, y se redondea cuando llega a la línea de los bigotes. Exhibe un cuello esbelto y alargado que perfecciona la silueta de este precioso animal.

Cuerpo. De complexión mediana, el Bobtail Japonés es delgado pero musculado. Este felino, de torso largo y elegante presume de unos contornos muy suaves y estilizados.

Extremidades. Sus patas son largas, las traseras algo más que las delanteras, pero se mantienen flexionadas cuando el gato se relaja, de tal forma que el lomo queda perfectamente nivelado. Los pies son medianos, de forma ovalada y no se ven para nada frágiles ni delicadas. La cola, siempre corta, puede tener uno o más pliegues, pero debe ser notablemente visible.

Manto. Puede tener un pelaje corto o semilargo, siempre suave, sedoso y muy pegado al cuerpo. El manto comúnmente es de color blanco, negro, rojo, negro y blanco o rojo y blanco. También hay Bobtails tortuga, y tortuga y crema. La variedad más buscada, aquella que da suerte, es la variedad Mi-Ké, que tiene el color negro y rojo sobre fondo blanco. Este patrón tricolor sólo se encuentra, según las leyes de la genética, en las hembras. El FIFe reconoce todas las tonalidades del manto, excepto los colores point, chocolate y lilac.

Carácter

Uno de los mejores

Esta raza es una de las mejores opciones como animal de compañía. A pesar de su carácter fuerte, suelen ser muy sociables tanto con sus dueños como con extraños ya que le encanta la compañía humana. Bien es cierto que no se puede decir lo mismo si la compañía es otro gato o animal de compañía. A estos juguetones pequeños les encanta llevar cosas en la boca, son perfectos para traerte la pelota o el ovillo de lana, no se cansarán. Además les encanta andar por las alturas, saltar y reposar sobre los hombros de sus dueños. Son muy buenos para viajar, ya que no se asustan con facilidad por su carácter seguro y equilibrado.

Muy hablador

Si hay algo que diferencia del resto al Bobtail Japonés, además de su cola, es su maullido. Es un canto dulce y con diferentes tonalidades, lo que no es tan común entre sus compañeros gatunos. Debido a sus gruesas cuerdas vocales, emite un maullido que parece que estén cantando por lo que habitualmente se dice que son 'muy habladores', además son propensos a responder cuando se les habla.

Cachorros precoces

Comparado con otras razas de gatos, estas suelen tener camadas de pocos cachorros -3 ó 4- con gatitos de tamaño bastante grande para ser recién nacidos. Son muy precoces a la hora de caminar y comienzan a desarrollar sus habilidades felinas muy pronto, a las tres semanas de vida empiezan a explorar el mundo con gran curiosidad.

Tradición pescadora

Este gato se consideraba el protector de los marineros, como una especie de talismán. Tanto era así que una embarcación no se aventuraba a salir al mar si no llevaba a bordo un gato tricolor, negro, blanco y rojo. Llegó a tener tanto valor simbólico que los japoneses eran reacios a su exportación. Acostumbrados al mar, los Bobtail Japoneses son unos amantes devotos de los juegos de agua y les encanta el pescado, como todo buen marinero.

Día a día

La dieta

Como es un gato de isla tiene un gusto especial por el pescado, por lo que es aconsejable incluirlo en su dieta por lo menos una vez a la semana. Por lo general es conveniente completar su dieta con alimentación seca, que él mismo racionará a lo largo del día, y facilitarle agua fresca en abundancia.

Salud

Es un gato muy fuerte que no suele tener apenas problemas de salud, aunque siempre es recomendado hacer las visitas rutinarias al veterinario. La obesidad no es generalmente un problema en esta raza, ya que se mantienen muy en forma.

Higiene básica

Es conveniente pasar un paño áspero por su pelaje, algo que servirá para airearle el cabello, eliminar los restos caídos y controlar la aparición de parásitos. Para un cuidado perfecto de su pelo, basta con un cepillado ligero cada día o un cepillado más profundo un par de veces por semana.

Productos relacionados