Exótico

Peso: de 3 a 6 kilogramos.

Color: gran variedad de colores.

Pelo: corto.

Longevidad: de 12 a 19 años.

Características

El gato exótico es perfecto para aquellas personas que se han encantado con la mirada y tranquilidad del persa, pero que son demasiado holgazanes para prestar los cuidados que necesita el mantenimiento del largo pelo de un persa. Este apreciado gato es fruto de cruces entre gatos persas y otros de pelo corto. Fruto del esfuerzo de varios criadores por conseguir un gato con las mismas peculiaridades del gato persa pero de pelaje corto, nacen los primeros ejemplares de esta raza que tuvo su primer estándar en 1967. Gracias a estos criadores nace una raza preciosa en cuanto a su físico y tranquila y cariñosa, cualidad -esta última- que no se le atribuye normalmente a los gatos de raza persa.

Se ha obtenido un gato muy afectuoso y gentil al que se le une la tranquilidad de un persa; por eso se suele decir que es el 'gato perfecto'. Estos preciosos gatos pedirán la atención de su amo con su irresistible mirada, nunca con agobios. Estará encantado de recibir mimos y abrazará a su amo cuando este lo coja en brazos ¡realmente encantador! Perseguirán a su amo allá donde vaya para, en cuanto éste se sienta, subirse sobre su regazo.

Estándar

Características generales. Este precioso minino tiene un rasgo inigualable: su característica cara plana. Por lo general es un gato de tamaño medio, de cabeza y orejas redondeadas, nariz chata y ojos redondos y grandes; también muy característicos. Su pelaje es corto y suave como el terciopelo, y luce una gran variedad de tonos, al igual que los persas.

Cabeza, cara y cuello. Los exóticos tienen una cabeza redonda y maciza con los pómulos llenos y la frente ancha, sustentada por un cuello corto y grueso. El hocico forma una perfecta 'W' que finaliza en un mentón fuerte también redondo, siguiendo un círculo perfecto. Su nariz chata y corta se separa de la frente en el stop. El ángulo que existe de entre la nariz y la frente es menor que en otras razas -excepto en el persa-, lo que lo convierte en un rasgo definitorio de estas razas. Distinguimos a estos felinos por sus separados y redondos ojos, claramente visibles, nunca hundidos pero tampoco abultados. Suelen ser de colores brillantes en armonía con el color de su manto. Las orejas son pequeñas y redondeadas en la punta, bien separadas la una de la otra y ligeramente inclinadas hacia delante.

Cuerpo. El cuerpo de estos animales es fuerte y robusto, de tamaño mediano o grande. El pecho es profundo, los hombros son firmes y compactos y la espalda es ancha y maciza.

Extremidades. Lucen una buena osamenta en sus extremidades, que deben ser cortas ofreciendo un aspecto corpulento y fornido. Si observamos a este gato de frente veremos que sus patas, tanto delanteras como traseras, forman perfectas líneas rectas. Las patas de este animal reposan sobre unos pies grandes, redondeados y estables con los dedos muy juntos. El estándar de esta raza describe una cola corta, proporcionada a su cuerpo.

Manto. El pelaje del exótico es corto -aunque no tanto como en las típicas razas de pelaje corto-, de textura suave y muy denso, por eso nunca queda pegado a su cuerpo. En cuanto a los tonos y patrones que podemos diferenciar en el manto de esta raza, diremos que son muchos y variados. Los colores sólidos que predominan son: blanco, negro, azul, chocolate, lila, rojo y crema. Estos se combinan creando patrones bicolor además de los comunes: tortuga, tabby y el tortuga-tabby. No existen puntos de color negro, pero sí un marrón oscuro conocido como seal o foca.

Carácter

De sus ancestros de pelo corto ha heredado el amor por el juego y la curiosidad. Se dice que pueden pasar horas viendo como cae una gota tras otra sobre un vaso o estudiando cómo recuperar el juguete favorito que su dueño ha dejado sobre un estante. Otra característica muy peculiar es que se les puede ver pero extrañamente se les oye; además de que sus maullidos son suaves, parecidos al piar de un pajarillo. Su tranquilidad y dulzura hace que sea una perfecta elección para convivir con niños. Cualquier persona que vea un gato exótico se quedará prendada con su asombrosa mirada y su pelo de terciopelo, que hará que cualquiera que lo coja entre sus brazos no pueda parar de acariciarlo.

Su aspecto cuenta pero gana su tranquilidad

El gato exótico de pelo corto posee un carácter quieto y sociable, de naturaleza dulce y apacible, no son para nada charlatanes, por lo que vivir junto a ellos es muy agradable. Su carácter lo convierte en un compañero leal y tranquilo. Mucha gente lo elige por su belleza, pero lo quieren por su personalidad sumamente encantadora.

Muy sociable

No perderá la oportunidad de sentarse en el regazo de alguno de sus dueños y quedarse dormido en un minuto. Menos atención requerirá si convive con otro animal de su misma especie, con quien casi seguro se llevará de fábula. Pasarás horas contemplando cómo juegan.

Tan dulces como su mirada

No hay duda de que este animal tiene una de las miradas más enternecedoras del mundo, esto nadie lo puede negar. Este minino se convierte en la 'mascota perfecta' cuando nos damos cuenta de que su carácter es tanto o más complaciente que su tierna mirada. Siempre que le dejes, intentará dormir contigo, acurrucándose a tus piernas buscando el calor de su amo. Pocas veces saltará a la cama o a tu regazo, a no ser que se lo pidas, pero en cuanto lo hagas no se lo pensará dos veces y se lanzará sobre ti en busca de tus caricias. Aunque en muchas ocasiones se pueda pensar lo contrario, si estás pensando en adquirir un gato de esta raza, es conveniente que sepas que el macho es mucho más afectuoso y las hembras más esquivas.

Día a día

Un compañero de primera

Son tranquilos, y nada a su alrededor les perturbará fácilmente. La convivencia con ellos es muy fácil ya que poseen un carácter calmado y apacible. Esta claro que reclamará sus mimos, pero nunca llegará a resultar pesado. Se adapta muy bien a cualquier tipo de vivienda, pudiendo instalarse en un piso sin ningún problema. Se trata de un animal muy familiar al que le encanta jugar, por eso se encontrará muy a gusto con niños.

La dieta

Debemos diferenciar si nuestro gato es más sedentario o por el contrario es más activo. Obviamente, si nuestro gato se pasa el día en casa, será mejor que no le sobrealimentemos. Hay que intentar proporcionarle una dieta completa, en la que predominen los alimentos secos y no abusar de los húmedos. Es muy importante que estén bien hidratados, por eso su bebedero debe estar siempre lleno.

Salud

En general es una raza bastante sana, que muestra menor incidencia de las enfermedades típicas de su antecesor, el persa como la enfermedad poliquística renal. Los gatos portadores de esta enfermedad, como en el caso de los persas, no deben ser usados como reproductores. Existen algunos casos de alteraciones oftalmológicas, mandibulares o faciales, debido a su corta cara.

Higiene básica

No exige un cuidado demasiado meticuloso. Bastará con cepillarlo un día sí y uno no para evitar la acumulación de pelo, porque aunque su pelo sea corto, es muy denso. Es conveniente limpiar sus ojos cada día, ya que tienden a lagrimear con frecuencia.

¿Sabías qué?

Algunos exóticos son portadores de un gen recesivo de pelo largo, y si se cruzan con otro exótico que también posea ese gen tienen 1 posibilidad sobre 4 de que alguna de sus crías nazca con el pelo largo, pero ese gato, aunque tendrá el aspecto de un persa, no será aceptado por la mayoría de las asociaciones felinas como persa ni como exótico. A esos gatitos se les conoce, paradójicamente, como 'exóticos de pelo largo'.

Productos relacionados