German Rex

Peso: de 3 a 6 kilogramos.

Color: todos los dibujos y colores.

Pelo: corto rizado.

Longevidad: de 10 a 14; algunos hasta los 18 años.

Características

El German Rex es junto al Cornish Rex y el Devon Rex componente del limitado grupo de razas de pelo rizado. De hecho, es la más antigua. Se sabe de la existencia de ejemplares de pelo rizado previas a estas razas, concretamente en 1930, cuando se encontró a Munk, un gato de pelo rizado cruce de Azul ruso y Angora marrón. Pero no fue hasta 1950 cuando se empezó la cría selectiva; esta vez con un nuevo ejemplar descubierto por la veterinaria R. Scheuer-Karpin. Después de la muerte de la doctora, la cría selectiva de este gato fue en detrimento pero, a pesar de que durante la década de los 80 estuviera en peligro de extinción, en estos momentos goza de una gran popularidad en países del norte de Europa como Finlandia, Dinamarca, Rusia, Suiza, Holanda y, por supuesto, Alemania.

Al pequeño ejemplar que encontró la doctora Scheuer lo bautizaron con el nombre de Lämmchen, 'pequeño cordero' en alemán y es que su aspecto recuerda a estos animales por su pelaje rizado y frondoso. Su físico es más corpulento que el de sus familiares Rex e incluso recuerda más al físico del europeo, aunque no es de extrañar ya que se ha criado junto a muchos de ellos. Le gusta estar en lugares cálidos y el interior de una vivienda es lo mejor, aunque agradecerá una salida al exterior de vez en cuando.

Su semejanza con sus tocayos Rex no es casual ya que el gen que produce esta mutación coincide con el del Devon, aunque su manto es algo más largo y frondoso, si coinciden en la gran variedad de colores y dibujos que admite su pelaje.

Estándar

Características generales. El German Rex es un gato de pelo corto y rizado y su tamaño es mediano -aunque algo más grande que sus parientes Devon y Cornish- alargado y musculoso. Su aspecto es ágil y fibrado dado sus delgados pero fuertes músculos. Su manto parece el de una oveja mal esquilada y su cabeza triangular y sus grandes orejas recuerdan a un duendecillo.

Cabeza, cara y cuello. A diferencia de Cornish y Devon en el caso de esta raza, sus orejas son de base muy ancha y de punta redondeada. No llaman tanto la atención ya que su cara es redonda y de amplia frente, siendo de esta manera más proporcionadas. Sus ojos están bien abiertos pero no son demasiado grandes y normalmente adquieren el color del manto, cosa que también ocurre con su nariz. Sus mejillas son fuertes y su mentón marcado. El cuello es alargado y fornido.

Cuerpo. Su cuerpo es de tamaño mediano y recuerda a la complexión del gato europeo, fornido pero esbelto, con patas delgadas y cabeza en proporción a su cuerpo de tamaño medio. Alargado, con un pecho amplio y una espalda que baja de la cabeza a la cola. Su complexión le da un aspecto algo débil aunque nada más lejos de la realidad: es un gato ágil e incluso acróbata.

Extremidades. Las piernas son delgadas y de longitud media que acaban en unos pies redondos bien proporcionados. Sus músculos son potentes lo que le dan la capacidad de hacer grandes saltos y piruetas. Su cola es peluda, tiene una base robusta y acaba más afilada en su extremo y, a diferencia de los otros Rex, no suele estar ahusada.

Manto. Su manto rizado es algo más largo que el de los otros ejemplares de pelo rizado dado su antepasado angora y al tacto es aterciopelado. A pesar de que su pelaje es algo más largo mantiene la característica de ser friolero, por ello le suele gustar vivir en interiores bien protegido del frío. Su manto admite todos los colores y dibujos y es habitual que tenga sombreados blancos. Como en el caso de sus tocayos, los bigotes y cejas tienden a rizarse pero también los puede tener rectos.

Carácter

Este gato es muy sociable y simpático, aunque también le caracteriza una actitud sobria y equilibrada. Con los niños es paciente y aunque no juegue directamente con ellos, estos se quedarán prendados de sus acrobacias. Estos amistosos gatos le tomarán cariño rápidamente a su dueño pero también a cualquiera que se relacione con la familia y usted quedará encantado rápidamente de su fidelidad y carácter afable. Si le sumamos lo fácil que resulta tenerlo en casa este animal se convertirá rápidamente en uno más de la familia. Es sociable con otros gatos aunque le gusta sentirse el jefe. A poder ser, mejor tenerlo en interior.

Se siente el líder

Aunque alegre y dicharachero es un gato de carácter estable y el sentimiento de pertenencia de su amo -entiéndase como que el dueño le pertenece a él- le convertirá en un gato fiel. No es preciso que se esté pendiente constantemente de sus movimientos, ni él estará encima de nadie. Su relación con su dueño es casi un acuerdo tácito de lealtad.

Reservado

A pesar de tener un carácter muy parecido a su familiar de Devon, es un gato reservado que no necesita de tanta compañía y atención. Puede incluso que desparezca durante un rato si tiene salida al exterior, pero de lo que más disfruta es de jugar con los suyos. Su carácter estable le facilitará la compañía de niños, aunque con ellos más que juguetón se mostrará paciente.

Día a día

Acróbata

Este ágil animal es, como su primo Devon, un acróbata de primera y si una gracia le funciona podrá repetirla hasta la saciedad. Así que durante unos minutos se puede convertir en el centro de las miradas, aunque ése no sea su máximo objetivo. Realmente él disfruta realizando piruetas y acrobacias de circo. Es uno de sus pasatiempos favoritos.

La dieta

Es conveniente proporcionarle una dieta equilibrada y completa y que siempre disponga de un buen recipiente con agua fresca. Como es una raza fuerte no necesitará ninguna dieta especial aunque, por supuesto, lo mejor es seguir el consejo de su veterinario.

Salud

Es un gato muy sano que no presenta complicaciones respecto a la salud ya que la selección natural le ha convertido en una raza muy fuerte. Sin embargo, no está de más respetar el calendario de visitas que establezca el veterinario que puede que establezca un mínimo de una visita anual.

Higiene básica

Pasarle a diario un guante de franela especial para razas de pelo rizado es suficiente para eliminar el pelo muerto de su cuerpo. Y como con sus colegas de ricitos, un baño de vez en cuando le ayudará a eliminar la grasa que produce su pelaje, así que es mejor acostumbrarle a ponerse en remojo desde cachorrito.

Productos relacionados