Korat

Peso: de 3 a 4,5 kilogramos.

Color: azul.

Pelo: corto.

Longevidad: de 10 a 15 años; algunos llegan a los 20 años.

Características

El Korat es un gato muy especial, sobre todo en Tailandia, de donde es originario. Dicen que trae buena fortuna a sus amos, aunque no está del todo claro de dónde procede esta vinculación con la suerte. Unos dicen que su color plata significa bienestar, otros dicen que tienen el color de nubes de lluvia en su pelaje y un bosque de jóvenes plantas en sus verdes ojos. La tradición más arraigada se relaciona a su cara en forma de corazón, que dicen que trae buena suerte a los recién casados. Por eso, si se le regala un Korat a una novia, la creencia en Tailandia es que es un regalo de una vida dichosa.

Pese a ser un gato de extremada belleza y, a su vez, carácter afectuoso y leal, no goza de la popularidad que se podría suponer. Sus ojos verdes y grandes te cautivarán con una simple mirada. Su cuerpo esbelto y compacto está cubierto por un manto de color azul plateado suave y delicado y su cara, dicen, tiene forma de corazón. No podemos dudar de que esta raza se ha ganado a pulso ser uno de los animales más preciados para los tailandeses.

Esta antigua raza tiene su origen en Siam -ahora Tailandia- donde se les venera y admira a raudales. Una de las primeras referencias a este felino se encuentra en los manuscritos de la época Ayundhaya, en el siglo XIV, en los que ya se alababa la belleza de estos gatos. Sin embargo, su expansión fue algo tardía pues no fue hasta la segunda mitad del siglo XX, cuando este precioso llegó, primero a Estados Unidos y varios años más tarde a Europa, en la década de los 70. Teniendo en cuenta lo bello e inteligente que es este animal, cuesta entender que aún, hoy en día, no se haya popularizado y a consecuencia de esto, haya muy pocos criadores en Europa.

Son gatos que normalmente se desarrollan tarde, hasta los 5 años no se considera que el animal ha llegado a la edad adulta. El color de los ojos también tarda en desarrollarse, nacen con los ojos color azul –como casi todos los cachorros- y luego cambian a un color ámbar con el reborde verdoso durante la pubertad. No es hasta los 2 ó 3 años cuando los ojos pasan a ser de un verde vivo, determinando que el gato ha llegado a la edad adulta. Parece que a este gato le sientan bien los años.

Es muy difícil cruzarnos con un Korat normalmente. Son una raza muy difícil de encontrar, además sus rasgos son especialmente distintivos, con lo que los cruces de estos gatos con otras razas son muy poco comunes ¿Para qué se va a cambiar algo tan perfecto?

Estándar

Características generales. El gato Korat es uno de los pocos gatos que pueden presumir de su pelo azul. De tono plateado, incluso algunos dicen que parece que tengan un aura brillante alrededor de su cuerpo. Tienen un cuerpo compacto y fuerte pero de líneas suaves. Su cara es redondeada y si se mira de frente tiene forma de corazón, enmarcando unos preciosos ojos verdes muy grandes y luminosos.

Cabeza, cara y cuello. Su cabeza es bastante particular. Vista de frente tiene forma de corazón: las cejas enmarcan las curvas superiores de ese corazón y los lados caen hacia abajo rectos hasta un mentón bien desarrollado. Tienen la frente ancha, los mofletes rellenos pero firmes y una nariz larga ligeramente sobresaliente hacia la punta. Sus ojos verde luminoso son una fuerte característica de su físico. Son grandes y redondos, bien separados entre sí y ligeramente inclinados de fuera hacia dentro. Las orejas son grandes, anchas en la base, con las puntas suavemente redondeadas. Se inclinan ligeramente hacia delante, en alerta.

Cuerpo. Es un animal de tamaño mediano, compacto y esbelto. Tiene la espalda ligeramente arqueada, lo que imprime en esta mascota un aspecto más delicado. Su cuerpo es musculoso, fuerte y elástico.

Extremidades. Tiene las patas de longitud mediana, en equilibrio con su cuerpo, al igual que su cola, también de largura media gruesa en la base y redondeada en la punta. Sus patas traseras son poco más largas que las delanteras, de osamenta fornida que reposan sobre unos pies compactos y ovalados.

Manto. Tiene el pelo corto, fino y muy brillante. Cubre todo el cuerpo del Korat con una capa simple de pelo compacto, sin apenas subpelo, que tiende a erizarse en la espalda, a la altura de la columna vertebral cuando se mueve.

Carácter

Especialmente afectivos

Si se escoge a un Korat como compañero, no habrá lugar para la decepción. Se tendrá en casa a uno de los animales de compañía más perfectos que existen. Además de su belleza, se podrá presumir de tener un gato inteligente e independiente, pero que no escatima amor y ternura hacia sus amos. Es muy activo y deseará constantemente que juegues con él, se convertirá en la sombra de su amo pidiendo cariño y atención con suaves ronroneos.

Podríamos decir que estos gatos se enamoran, literalmente de sus dueños. Andará siguiéndoles allá donde estén. Son muy afectuosos y comunicativos, tienen una voz muy dulce y melodiosa. Son perfectos para vivir en familia porque agradecerán cualquier tipo de mimos en cualquier momento. Además se lleva muy bien con los niños, con los que jugará sin sacar apenas las uñas. Si alguien está buscando un animal cariñoso, sin duda éste lo es. No parará de seguir a su amo allá donde vaya… además, le encanta vivir en familia y lo demostrará siendo igualmente cariñoso con cada uno de sus miembros. Le encanta ser el rey de la casa, por eso no llevará demasiado bien eso de compartir su territorio con otros compañeros de su misma especie.

Le gusta la paz

Son animales muy delicados, a los que cualquier movimiento o sonido brusco les perturbará. Se mueven con mucho cuidado, son muy ágiles y nada patosos. No es una buena elección para familias o personas que pasen mucho tiempo fuera de casa, ya que necesitarán algún tipo de atención diaria para sentirse bien. A diferencia de lo que se pueda pensar, le gustan más los espacios interiores, por eso se adaptará perfectamente a un apartamento, sin necesidad de tener un jardín o patio.

Sereno y pacífico

Son especialmente perceptivos y escuchan muy bien, incluso para ser gatos. Estarán muy atentos a lo movimientos de la casa, a las discusiones e incluso un teléfono les puede molestar. Si se le quiere acostumbrar a los sonidos, es conveniente que desde cachorro, le deje un tiempo la radio encendida.

Día a día

Un trepador delicado

Este minino es especialmente ágil. Es un gran trepador, gracias a sus musculosas patas, además pueden efectuar grandes saltos sin esfuerzo aparente. Es importante remarcar que son muy sigilosos en sus movimientos y tan ágiles y habilidosos que muchas veces sorprenderá a su amo con sus piruetas. Son muy juguetones, les encanta estar con gente y, sobre todo, que la gente esté por ellos.

La dieta

Es conveniente administrarle una dieta equilibrada. Normalmente, los Korat, se saben administrar la comida con mucha facilidad, por lo que es conveniente que controle la comida que le va poniendo y se la cambie si lleva mucho tiempo en el recipiente pues si se estropea mínimamente ya no será de su agrado. Es importante tener siempre bastante agua a su disposición.

Salud

El Korat puede presentar una enfermedad genética muscular denominada gangliosidosis -hay dos variantes, la GM1 y la GM2, en función de la substancia que acumulan en su sistema nervioso-. Puede aparecer en cachorros de menos de cuatro meses y produce síntomas neurológicos graves -incoordinación de movimientos, temblores, déficits de visión y con el tiempo, paraplegia y tetraplegia- como el gen que produce la enfermedad es recesivo, muchos gatos son portadores pero no manifiestan la enfermedad, pero la pueden transmitir. Si se sabe que son portadores deben ser retirados de la reproducción. También es importante tener en cuenta que estos gatos, como también presentan otras razas domésticas, son especialmente frioleros.

Higiene básica

El Korat no necesita una atención demasiado meticulosa, por su pelaje corto. Basta con cepillarlo de vez en cuando para evitar la acumulación de pelo muerto.

Productos relacionados