Mau Egipcio

Peso: de 2,5 a 4 kilogramos.

Color: varios.

Pelo: corto, tabby moteado plata, bronce o humo.

Longevidad: de 9 a 15 años.

Características

Las primeras fuentes de que disponemos que hablan del gato doméstico, provienen del antiguo Egipto y es durante la civilización egipcia cuando el gato salvaje inicia su convivencia con la especie humana. Así fueron mutando físicamente y criándose generación tras generación entre las personas, que veían en el gato un ayudante excepcional como exterminador de roedores, insectos y serpientes. Pues bien, esos son los antepasados del Mau Egipcio y de los que posteriormente evolucionarían todo el resto de razas.

En egipcio el gato se llamaba curiosamente Mau que quiere decir 'ver'. De hecho, creían que su mirada buscaba la verdad y que veía más allá de la muerte. Fue en esa zona donde realmente apareció la denominación de gato que conocemos en la actualidad.

El Mau llegó a Europa de la mano de la princesa rusa Natalia Troubetskoye quien los llevó desde El Cairo a Italia y desde allí a los Estados Unidos en torno a 1956. Es en Italia donde se empezó la cría selectiva y su verdadera dispersión por Europa.

Respecto al físico es un gato fuerte pero esbelto. Su cuerpo es proporcionado y su potente musculatura le profiere una gran velocidad que utiliza para poner en práctica sus dotes cazadoras. Su aspecto es la imagen del gato de nuestro imaginario popular, de pelo corto moteado y con franjas atigradas heredadas del gato montés africano.

Es un gato tímido e independiente aunque muy fiel a su gente. Sus ojos verdes les dan un aspecto de preocupado… aunque más que preocupado el Mau siempre está alerta, preparado en cualquier momento para la acción.

Estándar

Características generales. El Mau es un gato proporcionado y equilibrado, tan esbelto como fuerte heredero del físico del gato salvaje africano. Su pelo corto es fácilmente reconocible debido a su moteado, a sus franjas atigradas negras y a su color plateado, humo o bronce. Es la encarnación del gato en el imaginario popular.

Cabeza, cara y cuello. Su cuello es fuerte, estilizado y no muy largo y la cabeza es cuneiforme con las aristas redondeadas aunque la punta del triángulo, o sea , la nariz es ancha y chata. Sus ojos deben ser verdes aunque admite diferentes tonalidades, son oblicuos, claramente almendrados y bien abiertos. Sus orejas están en la parte superior de la cabeza, bien separadas de base estrecha y puntiagudas y en la frente debe tener la característica marca de la 'M'.

Cuerpo. Su cuerpo es mediano, alargado y estilizado. Sus músculos le proveen de ese aspecto atlético que demuestra en todo momento con una gran velocidad y una agilidad que sumada a su carácter inquieto lo tienen constantemente en movimiento.

Extremidades. Sus patas son proporcionales al cuerpo, largas y fuertes. Las traseras son más largas y finas que las delanteras y ambas poseen un pliegue cutáneo desde el flanco hasta la parte posterior de la rodilla. Su cola es también proporcional al cuerpo, de base gruesa y punta fina.

Manto. Su dibujo característico es el tabby moteado y los points atigrados de color negro, marrón o gris –según el manto-. Acepta los colores plateado, bronce y humo. Su pelaje es corto y resistente aunque fino y brillante.

Carácter

De este gato podemos decir perfectamente que va a la suya conservando el instinto del ancestro por excelencia de todos los gatos, el que se adaptó del gato montés africano a la vida con los humanos en el antiguo Egipto. A pesar de ser muy independiente es muy cariñoso con los de casa a quienes llamará la atención en cuanto necesite. Con ellos es tremendamente leal, con los desconocidos, en cambio, reservado.

Instinto cazador

Como hemos visto su pasado marca profundamente su carácter y su físico que ha cambiado relativamente poco así que sigue conservando un instinto cazador que necesita poner en práctica. Se podrá adaptar al interior pero como de verdad se sentirá en su salsa es pudiendo hacer escapadas para dar caza a ratones, pájaros o insectos.

Siempre alerta

Este gato siempre está atento a lo que sucede a su alrededor. Cualquier movimiento será seguido por sus ojos verdes y cualquier sonido le pondrá en guardia aunque los ruidos fuertes le asustan con facilidad. Sus sentidos son agudos preparados para chequear el ambiente en todo momento. Cuando alguien llegue con la bolsa de la compra también estará alerta para investigar que hay dentro de ella. El Mau siempre está preparado para la acción.

Día a día

Solo para ti

El Mau debe sentir que él es el centro del universo para ti y dirigirá tu atención a cada paso que dé. Por lo menos esa es la sensación que él tendrá si le procuras cariño y atención cuando la requiere… algo que no pasa en exceso dado su carácter independiente. Así que vuestra mera existencia tiene sentido solo si os tenéis el uno al otro.

La dieta

Por lo general su dieta debe parecerse a la dieta original de sus ancestros, que se alimentaban de roedores, o sea vitamina A, proteína, ácidos grasos y taurina. Todo ello lo encontrará en la alimentación seca preparada, que si no es equilibrada, puede que decida salir al exterior para complementar su dieta con alguna presa. Debemos evitar que se alimente de presas vivas salvajes, ya que corre el riesgo de contraer enfermedades infecciosas, como la toxoplasmosis. Además de eso evidentemente hay que tenerle siempre a mano agua fresca en abundancia.

Salud

Es un gato muy fuerte que no suele tener apenas problemas de salud y que por su incesante actividad se mantiene muy en forma. Solo los cambios climáticos bruscos pueden ocasionarle algún que otro resfriado. Respecto a la predisposición genética de esta raza a determinadas enfermedades podemos hablar de la cardiomiopatía hipertrófica felina, el asma felina y cierta tendencia mayor que en otras razas a la luxación de rótula. Los gatos de esta raza son muy sensibles a ciertas medicaciones y productos anestésicos y tienen más tendencia a presentar alergias y reacciones de hipersensibilidad.

Higiene básica

Para un cuidado perfecto de su pelo, bastará con un cepillado ligero cada día o un cepillado más profundo un par de veces por semana. Él se encargara de acicalarse el resto de tiempo como hace cualquier gato.

Productos relacionados