Sagrado de Birmania

Peso: de 3 a 6 kilogramos.

Color: tonos claros que van del blanco al crema y tonos dorados en la zona del lomo. Las patas traseras y delanteras lucen unos guantes blancos. La cara tipo máscara -en orejas y hocico- y la cola en tonos más oscuros.

Pelo: largo o semilargo, suave y extremadamente sedoso.

Longevidad: de 10 a 16 años.

Características

El Sagrado de Birmania debe su nombre a una de las misteriosas y antiguas leyendas que giran alrededor de su origen. Cuenta dicha leyenda que mucho antes de Cristo en una tierra lejana al sudeste asiático -entonces llamada Burma, actual Myanmar- existía el pueblo jemer devoto de los poderes mágicos del reino animal. Este pueblo tenía fuertes creencias sobre la preservación de las fuerzas malignas y dedicaba todas sus oraciones al Gran Lama del templo de Lao-Tsun.

El templo estaba repleto de gatos que correteaban y acompañaban diariamente a los sacerdotes kittah. Estos gatos tenían los ojos dorados y los pelajes de tonos claros con peculiares motas marrones en el hocico, orejas y cola. Cierto día el sumo sacerdote Mun Ha, que dedicaba largas horas de oración a la diosa TsunKyan-Kse, fue atacado por sorpresa por unos malhechores y herido de muerte. Estos invasores entraron al templo y mataron a Mun Ha sin contemplaciones, profanando la religiosidad del sacerdote. Su gato, Sinh, contempló estupefacto la escena y no pudo más que quedarse de pie sobre su amo y mirar a la diosa TsunKyan-Kse en busca de consuelo.

Prosigue la leyenda describiendo como mágicamente el pelaje del gato se transformó hasta convertirse en los colores de la diosa. Su manto se tornó como la niebla dorada de la capa de TsunKyan-Kse y los ojos del azul intenso de los zafiros que decoraban la figura. La imagen mágica del gato advirtió al resto de los sacerdotes que reaccionaron a tiempo para cerrar las puertas del templo y evitar que los malhechores lo saquearan.

Sin embargo, y leyendas aparte, los orígenes del gato Sagrado de Birmania se remiten al cruce de gatos Siameses y Angoras bicolores. Dichos gatos fueron llevados por Gordon Russell -militar británico- a Europa, empezando así su proliferación por occidente. También se dice que estos gatos fueron llevados a Francia por madame Marcelle Adam a inicios del siglo XX y poco a poco criados hasta que se popularizaron hasta que finalmente fueron reconocidos como raza en 1967.

Estándar

Características generales. Este gato es de tamaño medio y de aspecto robusto ya que su cuerpo es musculoso y fuerte con patas son cortas y firmes. Su cabeza es de forma triangular y ancha, perfectamente armoniosa debido a sus preciosos ojos grandes y azules. Suelen tener el pelaje largo o semilargo de extrema suavidad y frondosidad. Una peculiaridad del Sagrado de Birmania es que tiene las orejas, el hocico y la cola de un tono más oscuro y unos graciosos guantes blancos en las patas -tanto delanteras como traseras-.

Cabeza, cara y cuello. Su cabeza es ancha y robusta -de huesos fuertes-. La forma de su cara es generalmente redondeada y sus mejillas carnosas. La belleza del conjunto de su cara reside en sus enigmáticos ojos azules capaces de embelesar a cualquiera con su mirada.

Cuerpo. Su cuerpo es alargado y pesado, con un gran pecho y una espalda fornida que le da un aspecto robusto y firme. Generalmente de tamaño medio.

Extremidades. Sus patas delanteras son más cortas y robustas que las traseras para facilitar la adecuada sustentación del cuerpo musculoso. Están recubiertas de una capa de pelaje blanco que le confiere el aspecto de unos elegantes guantes. Las manos y los pies suelen tener forma redondeada.

Manto. Largo o semilargo, con una capa inferior más densa que la superior. En la zona de la cara el pelaje es un poco más corto y forma un bonito collar en la zona del cuello. El manto es muy suave y sedoso al tacto.

Carácter

Es sin duda un felino de lo más tranquilo y agradable. Le encanta jugar con los más pequeños de la casa y divertirse haciendo alguna que otra acrobacia, aunque, no tema, no es un gato revoltoso. No tiene problemas para convivir con otros gatos Birmanos o cualquier otro animal de compañía. Se puede afirmar que el Sagrado de Birmania es un gato tolerante y perfecto para casas con niños aunque se adaptan bien a varios tipos de ambiente.

Un amigo fiel

El Sagrado de Birmania es un gato muy sociable a la par que hogareño. Son fáciles de domesticar y suelen tener un carácter agradable y simpático. Les encanta estar bien acompañados y siempre se muestran nobles y tranquilos, atentos con sus amos y cariñosos con las visitas. Si lo que buscamos es un amigo fiel que nos acompañe en nuestras tardes hogareñas, el gato Sagrado de Birmania es sin duda una buena apuesta.

Miradas de amor

No hay nada que no se pueda decir con una sutil mirada y el Sagrado de Birmania lo sabe bien. Prueba de ello es su tendencia especial a mantener mucho contacto visual con sus amos. No tienen problemas para mirar a los ojos y mantener firmemente la mirada, pero no nos engañemos, no se trata de una mirada desafiante o fría, al contrario, es una mirada amorosa y afectiva. Puede hacer esta sencilla prueba: llámelo por su nombre y compruebe si al hacerlo su gato cierra y abre los ojos lentamente, esta es una señal inequívoca del afecto que su gato siente por usted.

Día a día

En buena compañía

Tratándose de un gato sociable, tranquilo y cariñoso no hay que extrañarse si demanda su atención. No les gusta pasar mucho tiempo solos en casa, así que esta raza será muy feliz en compañía de gente hogareña y apacible. Evite dejarlo solo con frecuencia si no es que tiene otros animales domésticos en casa.

La dieta

Requiere una dieta sana y equilibrada en nutrientes, sobre todo de origen animal. Es muy importante proveerle siempre de un cuenco con agua limpia y fresca.

Salud

En general son gatos que gozan de buena salud, aunque el mantenimiento de esta raza ha conllevado mayor consanguinidad que en otras y esto la hace más proclive a algunas enfermedades y problemas de carácter hereditario. Las únicas anomalías hereditarias que podrían sufrir como raza son de tipo visual como las catataras o el quiste dermoide -pequeñas verrugas con vellosidad que se forman en la superficie de la córnea-, y enfermedades neurológicas. También son gatos muy sensibles a las anestesias y pueden tener sangre tanto del grupo A como del B por lo que se deberán extremar las precauciones si requieren una intervención quirúrgica. Al igual que otros gatos de pelo largo o semilargo se pueden formar tricobezoares -bolas de pelo en el aparato digestivo- que generalmente se tratan con soluciones orales basadas en aceite de parafina.

Higiene básica

Como la mayoría de gatos, el Sagrado de Birmania requiere de un cuidado regular del pelaje, aunque no es demasiado exigente. Su pelo suave no suele enredarse con asiduidad así que con un cepillado de vez en cuando será más que suficiente.

Productos relacionados