Snowshoe

Peso: de 3 a 5 kilogramos.

Color: focal point y blanco; y azul point y blanco.

Pelo: corto y abundante, sedoso y suave.

Longevidad: de 10 a 18 años.

Características

La raza Snowshoe es producto de la mezcla entre un gato Siamés y un gato American Shorthair. Fue creada gracias a una mujer llamada Dorothy Hinds Daugherty, una gran amante de los gatos y criadora profesional. Sucedió en Filadelfia -Estados Unidos- a finales de los 60 del siglo XX. Dorothy quería crear una combinación especial de gatos que tuvieran patitas blancas y el esquema colorpoint -con coloración más oscura en la cara, orejas, y cola-.

Dorothy desarrolló la raza mezclando un gato American Shorthair con marcas smoking y un gato Siamés lo que llevó a que las crías posteriores a que tuvieran esa particular V invertida blanca en la cara. Como cabía esperar, estas primeras crías de Snowshoe tenían unos rasgos de personalidad similares a las del gato Siamés y el American Shorthair ya que eran gatos que se mostraban cariñosos, tranquilos pero curiosos.

Lamentablemente, gran parte de la historia de los orígenes del gato Snowshoe no está registrada ni se encuentra evidencia alguna que nos relate cómo se consiguió que se mantuvieran las singulares patas blancas del animal. De lo que sí hay constancia es de las dificultades que hubo para desarrollar y mantener los dibujos originales. Muchos criadores profesiones abandonaron la cría de esta raza y como consecuencia, durante los años 1960 a 1977 el interés por la cría de Snowshoe fue en declive llegando incluso a haber un único criador en el año 1977. Afortunadamente se mantuvieron distintos ejemplares del animal y en 1989 aumentó el número de criadores de 1 a 30, lo que llevó a conservar la raza. Finalmente, en el año 1994, la TICA aceptó al Snowshoe como raza de competición en exhibiciones, por lo tanto se trata de una de las razas de más tardía incorporación.

Estándar

Características generales. Como su nombre bien indica se trata de un gato que posee unas peculiares botitas blancas en las patitas, de ahí la traducción del inglés Snowshoe, 'zapatos' de nieve. A pesar de ello, estos gatos nacen siendo completamente blancos y es en las semanas posteriores cuando se empiezan a desarrollar las diferentes tonalidades y esas características botitas. Se trata de un gato de tamaño medio pero de aspecto más bien atlético, musculoso y elegante. De cabeza triangular y de rasgos acentuadamente redondos. Posee una singular máscara en la cara, en forma de V invertida y de color blanco. Tiene una preciosa mirada de un azul penetrante que puede dejar hipnotizado a cualquiera. Su cuerpo está recubierto de un pelaje corto pero denso y brillante.

Cabeza, cara y cuello. Su cabeza es de forma cuneiforme y ancha, similar a un triángulo equilátero. Posee unas orejas que pueden variar de medianas a grandes pero siempre de base ancha. Su cuello firme y erguido le confiere un aspecto general elegante y grácil. Sus ojos son ovalados y grandes, de un enigmático color azul que se puede presentar en diferentes tonalidades.

Cuerpo. Estos gatos no alcanzan más de un tamaño medio aunque mantengan un aspecto robusto y ligeramente atlético. Son moderadamente alargados y proporcionados.

Extremidades. Sus patas son las de un buen corredor, de huesos de anchura media, pero con pies redondeados y medianos. Su cola se va menguando gradualmente desde una base ancha hasta una punta más fina.

Manto. De pelo corto y textura suave al tacto, posee una densidad moderada y un brillo considerable. No posee pelusa lanuda.

Carácter

Resulta muy curioso ver cómo estos elegantes y gráciles gatos, calzados con sus botitas blancas, se pasean frente a ti haciendo que les sigas por la casa y anticipándose a tus movimientos. Se trata de gatos perfectamente compatibles para la convivencia con otros animales domésticos ya que son de carácter afable y se hacen enseguida con la simpatía de los demás.

¿Cómo una balsa de aceite?

Seguramente que oiremos en alguna ocasión la frase: ¡pero qué tranquilo es tu gato, si casi ni te das cuenta de que está! Y es que el Snowshoe es un gato bonachón y pacífico que jamás se entromete y siempre se muestra tranquilo y relajado, aunque no hay que confundirse, no se trata de gatos aburridos. De todos modos dentro de la raza siempre hay gatos más activos que otros, pero por lo general serán gatos que no causarán ningún tipo de disturbio o travesura y se mostrarán afectuosos sin más.

¡Síguele!

Hay gatos a los que les encanta seguirte por toda la casa mientras desarrollas tus actividades diarias y merodean por tus pies mientras te miran curiosos. Existen Snowshoe que suelen escoger a una persona predilecta para darle su cariño y atención aunque suelen llevarse bien con el resto de la familia. Peculiarmente, en lugar de seguirte por la casa puede que sean ellos los que vayan delante de ti anticipándose a tus movimientos, de ese modo tú les seguirás a ellos. Este comportamiento es muy curioso porque finalmente el humano para que resulta ser propiedad del gato. ¿Quién sigue a quién?

Integración total

El Snowshoe es un gato que se adapta muy bien a los distintos ambientes familiares. Se trata de un animal muy paciente que adora estar acompañado ya sea de personas o de otros animales de compañía. Si en su hogar hay otras mascotas, el Snowshoe se adaptará sin problemas, y si tiene peques en casa, este gato se deleitará con ellos mostrándose generalmente paciente y agradable. No cabe esperar problemas ya que enseguida será uno más de la familia.

Día a día

Estos felinos son gatos de lo más tranquilos y pacientes que hay. A pesar de su indiscutible carácter bondadoso y relajado, son gatos cariñosos y a los que les encanta jugar con su dueño. Suelen mostrarse más afectuosos con algún miembro determinado de la familia que con otro.

La dieta

No requieren cuidados específicos en cuanto a alimentación se refiere. Con una dieta equilibrada y sana, rica en nutrientes, y asegurando una buena hidratación del animal con abundante agua fresca y limpia, será suficiente para mantener a nuestro gato sano, fuerte y bien alimentado.

Salud

No se han observado anomalías o enfermedades específicas en esta raza. Se trata por lo general de gatos sanos y fuertes que no deberían presentar ningún problema de salud concreto si sus condiciones de higiene y salud son las adecuadas.

Higiene básica

No requiere demasiados cuidados concretos ni atenciones. Al ser un gato de pelo corto será necesario con cepillarlo de vez en cuando para asegurarnos de mantener su pelaje sano y limpio, libre de suciedad y sedoso, listo para acariciar y mimar.

Productos relacionados