American Staffordshire Terrier

American Staffordshire Terrier

Afectuoso, alegre, extrovertido, fiable, valiente y muy leal; así se define el carácter de tu American Staffordshire Terrier. Sin embargo, su mejor cualidad no es ninguna de esas. Su mayor virtud es su impresionante tolerancia con los niños. Paradójico, porque su genética de perro de presa le envía directamente a la lista negra de los perros potencialmente peligrosos. Edúcalo bien y verás que de peligroso solo tiene la cantidad de besos que puede llegar a regalarte en un rato.

El American Staffordshire Terrier, también conocido como Amstaff, no ve a las personas como potenciales oponentes; es decir que, por naturaleza no es territorial y sí amistoso con la gente, lo que no lo exime de ser un excelente guardián. Solo a través de un buen adiestramiento el Amstaff puede aprender a distinguir entre amigos y enemigos y a atacar a los intrusos si fuese necesario. Los que no le caen tan bien son los perros para él desconocidos y, debido a su tenacidad, puede vencer con facilidad a perros de bastante mayor tamaño que él, como mastines o rottweillers. Por ese motivo es necesario que lo socialices de cachorro y empieces su adiestramiento lo antes posible. Si tu compañero está bien educado, no tendrás ningún problema.

DESEO DE COMPLACER

Uno de los rasgos más destacados del Amstaff es su enorme deseo por complacerte. Le encantará llevarse bien contigo, por lo que para él su peor castigo será privarlo de tu compañía. Además, su gran inteligencia le permite aprender rápido y convertirse en un perfecto colaborador en algunas tareas domésticas fáciles: pídele que te alcance el periódico cada mañana o tus zapatillas ¡y sé feliz!


CON LOS NIÑOS

Contrariamente a la creencia popular, el Amstaff ya no actúa como perro de pelea; en cambio, suele ser muy pasivo y luchará solo cuando se sienta atacado o cuando tú se lo ordenes (siempre y cuando haya sido adiestrado para ello). El American Staffordshire Terrier es genial a la hora de convivir con los más pequeños, seguramente por su enorme paciencia y comprensión inagotable, aptas para aguantar las fechorías de los niños. Jamás responderá agresivamente. Además, tiene una alta resistencia al dolor, lo que lo vuelve menos reactivo que otros perros.


CAMPO O CIUDAD

El Amstaff se adapta sin problemas a la vida en un entorno natural como a la ciudad. Porque no importa dónde viva, lo que más le importa a él es sentirse querido, especialmente por ti.


REQUISITOS ESPECIALES

Debido a que esta raza está considerada como potencialmente peligrosa, si quieres tener uno en casa, deberás cumplir con una serie de requisitos especiales, como pasearlo con correa y bozal.


ESTUPENDO EN AGILITY

Uno de los regalos que puedes hacerle a tu Amstaff es la práctica del Agility, el popular deporte canino basado en la superación de diferentes obstáculos, como rampas, túneles, vallas o slalom, siguiendo las indicaciones de su guía y cumpliendo el recorrido en un tiempo establecido. Este deporte le servirá para demostrar su agilidad, fuerza, energía e inteligencia, a la vez que participa contigo en una competición divertida en la que realiza un gran ejercicio físico.


LA MEJOR DIETA

El alimento seco de alta gama es la mejor opción para garantizar su salud y desarrollo. Sigue los consejos de tu veterinario de confianza y facilítale aquel alimento que mejor se adapte a sus necesidades nutricionales. Ten en cuenta que hasta los 6 meses deberás proporcionarle entre tres y cuatro comidas al día; a partir de ahí, dos comidas serán suficientes. Y desde los 7 años en adelante, estará bien con una dosis al día.


Le encantará llevarse bien contigo, por lo que para él su peor castigo será privarlo de tu compañía.

FICHA

ALTURA: De 46 a 48 centímetros los machos; de 43 a 46 centímetros las hembras.

PESO: de 25 a 30 kilogramos.

COLOR: se aceptan todos los colores y marcas, pero no se valorarán los ejemplares que tengan más del 80% del pelaje blanco, negro y fuego o hígado.

Artículos que te
pueden interesar