Braco Alemán

Braco Alemán

El Braco Alemán es un perro muy elegante y distinguido a la vez que fuerte y poderoso. Muy inteligente y tenaz, es activo y alegre, amable y afectuoso y da muchísimo gusto convivir con él. Es, además, un extraordinario guardián y cazador, que se desenvuelve con exquisita destreza.

  • Su fuerza y potencia le permiten resistir por tiempos largos en cualquier tipo de terreno. Al Braco Alemán no lo detiene ni el agua fría ni las aguas profundas. Además, desarrollará una relación muy especial contigo, especialmente si eres aficionado a la naturaleza. Le encanta vivir en tu casa y disfrutará de la comodidad del hogar.

  • No olvides que una buena educación es indispensable para que entre tú y tu Braco Alemán se establezca un vínculo positivo y satisfactorio. Inicia su adiestramiento lo más pronto posible, cuando aún sea cachorro. Su adiestramiento requerirá de tu autoridad y firmeza, y al mismo tiempo, de dulzura y cierta flexibilidad.

  • Recuerda también que tu Braco Alemán necesita galopar por los prados, olfatear rastros, explorar bosques, respirar aire puro; en definitiva, estar en contacto con la naturaleza frecuentemente, y no solo de vez en cuando.

  • Como buen perro de caza, necesita una alimentación equilibrada y generosa: de 450 a 520 gramos diarios de pienso seco. Además, puede necesitar un complemento mineral vitaminado para completar su dieta, consulta sobre ello con tu veterinario.

  • Cuando salgáis al campo, dado que le encanta meterse entre los arbustos y las zarzas, vigila que no llegue a casa con garrapatas u otros parásitos y cura los cortes que pueda haberse hecho con zarzas y espinos. Presta también especial atención al interior de sus orejas.

Su fuerza y potencia le permiten resistir por tiempos largos en cualquier tipo de terreno. Al Braco Alemán no lo detiene el agua fría ni las aguas profundas.

ALTURA: entre 62 y 66 centímetros los machos. Entre 58 y 63 centímetros las hembras.

PESO: en torno a 30 kilogramos los machos y 25 kilogramos las hembras.

COLOR: castaño con detalles blancos o pequeñas manchas en el pecho y los miembros. Ruano o ruano oscuro con manchas, con cabeza castaña. Negro o amarillo quemado, con los mismos matices que el castaño, o blanco y con la cabeza castaña o con placas castañas.

LONGEVIDAD: de 12 a 14 años.

 

Artículos que te
pueden interesar