Caniche

Caniche

O lo amas o lo odias. No hay punto intermedio ni gris posible… El caniche es una raza que tiene club de fans y a la vez, importantes detractores. Refinado y elegante y de excelentes modales (innatos y adquiridos), puedes sorprenderte al saber que el caniche fue originalmente un perro criado para trabajar en el agua y como guardián de rebaños y que luego mutó en uno de salón, convirtiéndose así en el favorito del rey de Francia, Luis XV, y de María Antonieta. Hoy es, sin duda, una de las razas más premiadas en concursos y exposiciones gracias a su privilegiada inteligencia y docilidad.

Dentro de la raza, se distinguen hasta 4 variedades, en función de su tamaño: GIGANTE, MEDIANO, ENANO y TOY (JUGUETE).

UN JUGUETÓN CON APTITUDES PARA EL CIRCO

 

Lleno de energía y siempre de buen humor, el caniche es el compañero ideal para toda tu familia y se convertirá en el aliado de juegos perfecto para los más pequeños de la casa, que se contagiarán con rapidez de su vitalidad y simpatía.

 

Siempre dispuesto a hacer payasadas y piruetas, sus ganas de agradarte harán que te encariñes con él con muchísima facilidad. Se trata de una raza muy sociable y, a la vez, muy obediente, de manera que aprenderá con rapidez las instrucciones que le enseñes.  

¡COMPRA PELOTAS!

Un juguete particularmente apto para el caniche es la pelota; lánzala e irá tras ella ¡inmediatamente! Adquirirá enseguida esa habilidad. Son sus buenas aptitudes (como esta) lo que le han llevado a ser una de las razas más utilizadas en espectáculos circenses, como los juegos malabares o de equilibrio. ¡Es todo un artista!


EL REY DE LOS CONCURSOS

Es una excelente raza para presentar en los concursos de belleza: a su elegante porte, debes sumar sus grandes aptitudes para este tipo de espectáculos, ya que le gusta mucho agradar a propios y extraños. Ten en cuenta que tu caniche es muy afectuoso y detestará que lo dejes solo, así que, si debes hacerlo, déjale la radio encendida para que soporte mejor tu ausencia.


UN COQUETO QUE DISFRUTA DEL CAMPO

No te dejes engañar por su apariencia coqueta y vanidosa: el caniche lleva en su ADN su pasado de perro de caza y pese a que hoy en día su carácter se ha dulcificado, sigue necesitando correr y husmear por el campo. Le encanta igualmente zambullirse en el agua; recuerda que 'caniche' significa en francés 'perro pato', ya que esta raza solía trabajar en el agua. Aun así, puede adaptarse sin ninguna dificultad a su vida diaria en un piso (los enanos y los toys lo harán aún mejor).


NO COME MUCHO

Su alimentación no te supondrá un gasto excesivo, ya que no necesita gran cantidad de comida diaria: a un un toy le bastará con 100 gramos por día de comida seca; uno mediano necesitará alrededor de 600.


HIGIENE BÁSICA

Deberás llevarlo con frecuencia (cada 6 semanas, preferentemente) a la peluquería, donde le cortarán con una esquiladora de varias láminas, tijeras y cortaúñas. El caniche no pierde pelo, lo que implica que la convivencia se torna mucho más amable, pero, a la vez, se ensucia más rápidamente, así que deberás darle un baño cada 3 semanas.


Un juguete particularmente apto para el caniche es la pelota; lánzala e irá tras ella ¡inmediatamente! Adquirirá enseguida esa habilidad.

FICHA

ALTURA: toy: 25 cm; enano: 28 - 35 cm; mediano: 35 - 45 cm; gigante 45 - 55 cm.

PESO: toy: 4 kg; enano: 7 kg; mediano: 12 kg; grande: 20 kg.

COLOR: blanco, negro, albaricoque, gris y marrón.

LONGEVIDAD: varía de los 11-12 años del caniche grande hasta los 15-18 del toy.

 

Artículos que te
pueden interesar