Ciclos de celo alterados

Ciclos de celo alterados

¿Crees que tu perra puede tener ciclos de celo alterados? ¿O quizás estáis pensando en que tu perra tenga crías? ¿Quieres verla rodeada de cachorros? La foto mental es preciosa. Pero debes saber algunas cosas sobre su celo antes de intentarlo. En este artículo te contamos más acerca de los ciclos de celo de tu perra y cómo actuar ante las alteraciones hormonales.

MENSTRUACIÓN EN PERROS: ¿CÓMO SON LOS CICLOS DE CELO DE LAS PERRAS?

Como regla general, las perras tienen uno o dos ciclos sexuales al año, divididos en tres etapas bien definidas, seguidas de un periodo de inactividad. A veces, la regularidad de la menstruación en perros se ve alterada y se presentan trastornos durante el celo. ¿Quiénes son las responsables de estas alteraciones? Las hormonas.

  • PROESTRO

    Duración: entre 7 y 21 días (hasta 45 días en algunas razas, como el Pastor alemán)

    Características: la vulva se hincha, pierde sangre, inifica la atracción del macho, aunque todavía lo rechaza. 

  • ESTRO

    Duración: entre 2 y 5 días

    Características: Se produce la ovulación entre el tercero y quinto días desde el inicio de esta fase. La vulva sigue hinchada pero se reducen las pérdidas de sangre. Acepta la monta.

  • MATAESTRO

    Duración: de 100 a 140 días

    Características: si queda preñada, se produce la gestación, parto, lactancia... Rechaza la monta.

  • ANAESTRO

    Duración: variable

    Características: en realidad, se trata del descanso de la actividad sexual de la perra.

Estudiando el ciclo de tu perra

Si tu intención es que tu perra se quede embarazada, antes, asegúrate de hacer un pequeño estudio casero de sus ciclos. De esa manera, será más fácil determinar cuáles son los días adecuados, según la naturaleza de cada animal.

  • Anota la fecha del primer celo para así determinar los siguientes y descubrir si existe alguna anomalía. Aunque las tendencias son las mismas, indiferentemente de la raza o el tamaño, cada perra tiene una manifestación propia.
  • Ten en cuenta que las perras de edad más avanzada tienen ciclos más espaciados.
  • Y recuerda también que los problemas hormonales no son detectables a simple vista, por lo que tu veterinario de confianza será de gran ayudar para llevar adelante esta misión. Él te guiará y te dirá qué pasos seguir si existiera algún problema.

Si notas que tu perra tiene ciclos de celo alterados, lo más importante es que acudas al centro veterinario y expliques con máximo detalle lo que le ocurre y cómo son sus ciclos.

 

POSIBLES CAUSAS DE LOS CICLOS DE CELO ALTERADOS

 

Problemas en los ovarios

Las alteraciones de sus ciclos sexuales pueden estar provocadas por varios motivos: la falta de desarrollo de los ovarios, puede ser uno y esto solo puede ser detectado mediante una cirugía exploratoria o a través de un endoscopio. Otro motivo probable es un desorden hormonal (más exactamente, una insuficiencia de la tiroides).

 

Problemas hormonales

La falta de estrógenos o un tumor en los ovarios podrían ser el detonante de esta situación. El veterinario puede realizar un examen físico a tu perra antes de realizar otras pruebas, para comprobar si existe alguna anomalía externa.

 

Problemas de esterilidad

Cuando existen retrasos cabe la posibilidad de que tu perra sea estéril. En estos casos y antes de tomar decisiones precipitadas, si después de cumplir un año (en el caso de razas grandes, hasta 2 años) no ha empezado con su ciclo de celo acude al veterinario para que la examinen.

Como ves, pueden existir varias causas por las que los ciclos de celo de tu perra se vean alterados. Analiza su ciclo, anota las particularidades que aprecies y acude al veterinario ante la mínima sospecha.

Artículos que te
pueden interesar