6 Claves para saber cómo educar a un cachorro - ADVANCE

6 Claves para saber cómo educar a un cachorro

Educar a un cachorro significa enseñarle a convivir socialmente con otros individuos (animales o personas) y a relacionarse con los distintos estímulos de su entorno de manera normal.

De esta forma, adquirirá la suficiente confianza y adaptabilidad para afrontar los cambios en su entorno y, a su vez, tú obtendrás un equilibrio entre sus necesidades y las tuyas que genere bienestar en ambos. A continuación te damos algunas claves sobre cómo educar a un cachorro y cuándo es el momento ideal para comenzar.
 

¿CÓMO EDUCAR A UN CACHORRO?

 

LA IMPORTANCIA DEL PERIODO DE SOCIALIZACIÓN

 

Podemos educar a un perro en cualquier momento de su vida. Sin embargo, hay un momento en el que está especialmente predispuesto a aprender. Se llama periodo de socialización, y se da entre las 3 y las 12 semanas de vida, momento en el que se desarrollan la coordinación motora y los sentidos del cachorro. 

Este periodo se caracteriza por un aumento de la conducta exploratoria y de las interacciones sociales con los otros cachorros. Así adquieren las herramientas y habilidades necesarias para  desarrollar una conducta social normal hacia los perros y las personas y relacionarse de forma natural con el medio que les rodea. 

El final del periodo de socialización ocurre cuando el cachorro comienza a mostrar respuestas de miedo frente a los estímulos novedosos de su entorno.
 

¿CUÁNDO EMPEZAR? 

 

El momento ideal para educar a un cachorro es, por tanto, a partir de las 8 semanas de vida, aproximadamente. Hasta ese momento, los cachorros deberían permanecer junto a su madre y hermanos para, entre otras cosas, aprender todo lo relativo a su propia especie, algo importante para un desarrollo emocional adecuado.  
Posteriormente, entre las 8 y las 12 semanas, aún tienes suficiente tiempo para que se adapte a ti y a su nueva casa. Durante este periodo trata de sentar las bases para que nuestro cachorro sea un perro sociable, confiado y seguro.
 

6 CLAVES PARA EDUCAR A UN CACHORRO

 

Seguramente, vas a tener muchas cosas que enseñarle a tu perro durante la etapa de cachorro, por ejemplo:

  • Hacer sus necesidades en el lugar adecuado

  • Quedarse solo en casa sin ansiedad

  • Pasear con la correa junto a nosotros

  • Dormir en su sitio

  • No morderlo todo

Y cada uno de estos aprendizajes tiene sus propias características concretas. Sin embargo, hay algunos puntos clave que son comunes a todas ellas, y que te pueden ayudar a saber cómo educar a tu cachorro:

 

1 Las experiencias tempranas

 

Son un punto esencial en el desarrollo saludable del cachorro. Para ello, deberás exponer a tu cachorro a todos los estímulos posibles (sonidos, texturas, olores, personas y animales), siempre de manera progresiva, para que aprenda a reconocerlos sin miedo. Por supuesto, siempre, salvaguardando el estado sanitario del cachorro (pautas de vacunación y desparasitación). 
De esta manera puedes prevenir el desarrollo de algunas de las alteraciones del comportamiento relacionados con el miedo y la inseguridad frente a nuevos estímulos en el futuro dotándolo de los conocimientos que le ayudarán a adaptarse a diferentes contextos.

 

2 Las rutinas

 

Establecer un horario de actividades (comer, jugar, pasear) contribuye al desarrollo estable del cachorro y facilita la organización.

No pasa nada si no las cumples a rajatabla pero, al igual que para los humanos, es importante que tu cachorro tenga cierta orientación sobre los horarios y los acontecimientos.

 

3 El refuerzo positivo es la clave

 

Los cachorros son “bebés” en fase de aprendizaje, por lo que deben ser recompensados por sus aciertos siempre, y las conductas indeseadas deben ser ignoradas. 

Por este motivo debes estar alerta y propiciar que lo hagan bien. Por ejemplo, si quieres que tu cachorro haga sus necesidades en un lugar concreto, debes llevarlo con mucha frecuencia al lugar que queremos hasta que lo haga allí, y reforzar esa conducta con premios rápidamente.

 

4 Habituación

 

Además de enseñarle las normas que creas oportunas para hacer las deposiciones en el lugar adecuado, aprovecha este periodo para introducir otros hábitos que requieran manipularlo a menudo como el cepillado del pelo, el corte de uñas, el cuidado dental, llevar el collar o arnés.
Hazlo siempre generando una experiencia agradable, con paciencia y premialo durante y después de cada actividad.

 

5 Aprendizaje mediante el juego

 

Aunque puede que tu cachorro aun sea muy pequeño, podemos aprovechar para enseñarles órdenes básicas que van a ser útiles en el futuro. Además, motivan mentalmente a tu cachorro, lo mantienen activo y refuerzan vuestro vínculo, como por ejemplo acudir a la llamada, sentarse, tumbarse...
Se trata de aprender jugando, así que, ten siempre mucha paciencia, hazlo en sesiones muy breves y prémiale siempre que lo haga bien.

 

6 Su independencia

 

El juego junto a ti es fundamental pero también lo es que tu cachorro sepa entretenerse y estar solo de vez en cuando, sin que sienta miedo, inseguridad o excesivo apego.

Potencia su independencia creando momentos de soledad, en un espacio libre de amenazas y con juguetes y estímulos diferentes que le permitan desarrollar la autonomía y confianza en sí mismo.

Para saber cómo educar a un cachorro es necesario entender sus necesidades, aprender a comunicarse de la forma correcta, y tener mucha paciencia, tiempo, constancia y respeto.

Sin embargo, la fase de cachorro pasa muy rápido y puede ser una experiencia increíblemente gratificante si lo tomas como una aventura en la que, tu cachorro y tú, podéis disfrutar del proceso de aprendizaje mutuo.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar