Cómo afrontar el post-confinamiento con tu cachorro o gatito - ADVANCE

Cómo afrontar el post-confinamiento con tu cachorro o gatito

En las etapas tempranas de desarrollo de los cachorros y gatitos, es probable que el largo periodo de confinamiento tenga cierta influencia en su desarrollo. Pero también en la capacidad de adaptación, tanto de cachorros como de gatitos, cuando todo vuelva a la normalidad.

Para resolver todas tus dudas, en este artículo te damos algunas recomendaciones para que puedas ayudarles a sobrevenir los cambios que vienen. Aprende cómo afrontar el post-confinamiento de tu cachorro o gatito y prevén los posibles problemas de comportamiento que puedan aparecer en el futuro.

 

PRINCIPALES FACTORES QUE AFECTAN AL DESARROLLO DE CACHORROS Y GATITOS

 

Aunque varía según el contexto concreto y las características de cada cachorro o gatito, estos son los principales factores que pueden afectarles:

 

1. Una socialización inadecuada 

  • Las primeras semanas de vida son fundamentales en el desarrollo de los cachorros y los gatitos. En esta etapa es cuando aprenden a desarrollarse con las personas y otros animales. Además, empiezan a reconocer el entorno en el que viven y desarrollan la capacidad para adaptarse a él y a todos los estímulos que conlleva.

  • Los perros llevan a cabo esta socialización entre las semanas 3 y 12 de vida.

  • Los gatos, entre la semana 2 y 9.

  • Si se les priva de contacto con otros animales y personas diferentes a la familia, no tendrán suficientes estímulos ambientales. Esto puede desembocar en problemas de conducta en el futuro.

 

2. Interactuar demasiado con los propietarios

  • Durante el confinamiento pasas mucho tiempo con tu cachorro o gatito. Esto no es malo, el problema vendrá en el post-confinamiento con tu cachorro o con tu gatito. Esta interacción se va a ver reducida y este cambio en la rutina puede provocar algunos problemas de conducta.

  • Es decir, el apego excesivo podría suponer para tu cachorro o gatito problemas de ansiedad, estrés, frustración, aburrimiento o miedo.

 

3. Las salidas al exterior

  • La duración de los paseos de los cachorros, que ya salían a la calle antes del confinamiento, ha disminuido significativamente durante este tiempo. Pasar menos tiempo en el exterior implica menos estímulos, como la interacción con otros perros.

  • Los cachorros que no salían todavía a la calle —porque son muy pequeños o no tienen completa la pauta de vacunas— así como los gatitos que viven exclusivamente dentro de casa, no tienen que enfrentar este cambio de rutinas. Sin embargo, si deberán habituarse a las nuevas rutinas progresivamente:

    • Empezar con los paseos para hacer sus necesidades fuera de casa.
    • Comenzar con las salidas de ocio: aquellos cachorros y gatitos que saldrán al exterior, deben aprender a interactuar con él, poco a poco.

CÓMO FACILITAR LA ADAPTACIÓN TRAS EL CONFINAMIENTO

 

Como en otras situaciones de adaptación, en lo que se refiere a perros y gatos, la clave está en ir paso a paso. Cualquier aprendizaje relacionado con tu cachorro o gatito debe ser gradual. Solo así te aseguras de prevenir futuros problemas de comportamiento.

 

Para afrontar el post-confinamiento con tu cachorro o gatito y ayudarlos a adaptarse sin contratiempos y de forma fluida, te recomendamos poner en marcha una serie de medidas:

  • Establece las rutinas nuevas de forma gradual: además, te conviene reproducir las rutinas de forma estable. Por ejemplo, salir a pasear a la misma hora todos los días, ponerle la comida siempre en el mismo momento del día. Pauta así cada tarea y actividad, como juegos, cepillado, actividad física… Además, hazlo poco a poco. Empieza por una tarea y cuando se haya acostumbrado a ella, añade otra.

  • Ofrece tiempo y espacio para fomentar su independencia: de esta forma te aseguras que no tenga problemas cuando se quede solo. Ayúdate de juguetes o juegos que le permitan entretenerse solo. Si lo acostumbras mientras todavía dura el periodo de confinamiento, después será más fácil.

  • Crea zonas de seguridad: como su transportín con la puerta abierta, o cualquier lugar en el que se sienta protegido y pueda acceder fácilmente cuando lo necesite.

  • Acostúmbralo a cortos periodos de soledad: empieza por dejar solo a tu cachorro o gatito cinco minutos, hazlo en un entorno seguro y con suficientes estímulos y siempre que puedas supervisarlo. Puedes incluir un objeto que tenga tu olor, para darle confianza. Conforme veas que soporta los minutos solo, incrementa los periodos de tiempo de forma paulatina.

  • Facilita su socialización: siguiendo las normas del confinamiento, saca a tu cachorro o gatito a la calle en brazos. Paseos cortos que sirvan para recibir nuevos estímulos olfativos y sonoros. Así se irá acostumbrando poco a poco. Dale tiempo, cada cachorro y gatito tiene sus propios ritmos. Motívalo con premios y poco a poco deja que explore por su cuenta.

  • Evita los castigos: lo mejor es armarse de paciencia. Castigar a un cachorro o gatito solo provocará estrés, ansiedad y frustración. Ignora los comportamientos indeseados y refuerza los adecuados con premios. ¡Es la fórmula infalible!

  • Plantéate el uso de feromonas sintéticas: tienen el poder de apaciguar a gatos y perros y procurar estados de calma. Tal vez pueden ser un gran aliado en el post-confinamiento con tu cachorro o gatito. Eso sí, consulta a tu veterinario antes de decidir usarlas.

Criar a un cachorro o gatito es un desafío que se magnifica en esta condición de confinamiento. Como ves, la clave para evitar comportamientos indeseados cuando todo vuelva a la normalidad es la paciencia y la constancia. Acostumbra a tu cachorro y gatito a las nuevas rutinas de forma gradual. Evita los castigos y refuerza las conductas adecuadas. Es la mejor forma de afrontar el post-confinamiento con tu cachorro gatito. ¡Verás que todo irá bien!
 

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar