Cómo enseñar a un cachorro a no morder: 4 trucos de adiestramiento

Cómo enseñar a un cachorro a no morder: 4 trucos de adiestramiento

¿Estás pensando en adoptar un cachorro? ¿Has pensado en su educación? Si aún no sabes cómo enseñar a tu cachorro a no morder, no te preocupes. A continuación vas a leer algunos trucos muy útiles para que la llegada a casa de tu nuevo amigo no sea una odisea.

CÓMO ENSEÑAR A UN CACHORRO A NO MORDER

 

La educación de tu cachorro es un tema muy importante a tener en cuenta cuando decides adoptar. Tu perro necesita una jerarquía y tú debes dársela para que su salud emocional esté equilibrada y así la convivencia sea agradable para todos.

 

Si te preguntas cómo enseñarle a tu cachorro a no morder, debes recordar que no se trata de prohibirle a tu perro el morder un objeto. El objetivo es que él entienda qué puede y qué no puede morder.

 

Los gritos y castigos no funcionarán con tu cachorro porque, simplemente, no estás hablando en el mismo idioma que él. Por lo tanto, no te entenderá. Cuando hacemos esto, lo que comprende es que no puede hacer eso tan grave delante de ti, pero lo hará cuando no estés. Entonces, ¿cómo enseñarle a tu cachorro que se le permite hacer?

 

La educación en positivo es un método efectivo y fácil para educar a tu cachorro de una manera correcta. También tienes que saber que tu estado interno influye en el estado de tu perro, por lo que mantener la calma es un plus para enseñar a tu cachorro a no morder.

 

 

4 TRUCOS PARA ENSEÑAR A TU CACHORRO A NO MORDER

 

No hace falta decir que, a parte del cómo enseñar a un cachorro a no morder, está el por qué. Sencillamente, para evitar desperfectos en el hogar, accidentes con niños o problemas con familiares y amigos. Los primeros meses y hasta el primer año de tu perro, ya sea un caniche o un pitbull, son decisivos en su educación. Por eso, estos trucos te serán de gran ayuda:

  • EJERCICIOS DE HANDLING

    El cachorro está empezando a explorar el mundo exterior y lo primero que debes enseñarle a dejarse manipular por ti. Un ejercicio puede ser mostrarle tus manos, darle snacks y luego acariciarlo. Así se acostumbra a estar en contacto contigo y es un primer paso para enseñar a tu cachorro a no morder.

  • TARGETS DE MANO

    Esta práctica consiste en estimular a tu perro con tus manos. Solo tienes que frotarte algo de comida en ellas para llamar su curiosidad y acercarlas a su nariz para que pueda inspeccionar el olor. El cachorro debe interaccionar contigo sin morder. Una vez conseguido esto, prémialo con un snack de cachorro para lograr un refuerzo positivo ante esta acción concreta.

  • PERMANECER AL LADO SIN MORDER

    Otra técnica muy efectiva de educación en positivo, cuando estás practicando cómo enseñar a tu cachorro a no morder, es mantenerle a tu lado sin que muerda. Ves premiando este estado con alguna bolita de pienso o snack, así el cachorro entenderá la pauta de comportamiento como algo beneficioso para si mismo.

    Si por el contrario tu cachorro comienza a morder, debes parar la acción que estés realizando hasta que se tranquilice y cambiar su estado sujetándolo serenamente.

    Tu cachorro también debe saber qué puede morder. Para enseñarle, sustituye lo que esté mordiendo y no pueda morder por algo que sí pueda, como su juguete favorito. Con esta sencilla acción le enseñas a tu cachorro a no morder lo que no debe.

  • MANTENER LA CALMA

    Este truco consiste en usar una palabra que elijas para conseguir que tu cachorro se calme cuando se encuentre en un estado de nerviosismo mientras estás jugando con él. La idea es conseguir que el animal asocie esa palabra, que puede ser sencillamente “calma”, con permanecer tranquilo y no demasiado alterado.

    También puedes practicar juegos relajados y que no sean bruscos para no alterar demasiado el estado del cachorro y que no comience a morder todo lo que tenga delante por culpa de la excitación mal manejada.

 

Esperamos haberte aclarado cómo enseñar a tu cachorro a no morder. Lo importante es recordar que el refuerzo positivo, tanto en la acción como en la palabra, junto con la paciencia, son básicos para la educación de tu cachorro. Con los sencillos trucos que hemos comentado, conseguirás una convivencia armónica no solo en tu hogar, sino también con las personas que interactúen con tu cachorro y perro adulto en el futuro.

Artículos que te
pueden interesar