Cómo evitar que mi perro ladre cuando está solo

Cómo evitar que mi perro ladre cuando está solo

Una de las preguntas que se hacen muchas personas con perro es la siguiente: ¿cómo evitar que mi perro ladre cuando no estoy? Este problema de comportamiento es habitual y, la verdad, también puede ser desesperante. Por eso queremos darte algunos consejos para solucionarlo y para que tu compañero no sufra cuando se quede solo.

POR QUÉ LADRA TU PERRO

 

Tu perro es un animal sociable y es normal que no le guste separarse de ti. El problema aparece cuando no acepta quedarse solo en casa y, para demostrarlo, desarrolla comportamientos que molestan a los vecinos y también a ti, como ladrar de manera continua e intensa.

 

Cuando tienes este problema y te preguntas cómo evitar que tu perro ladre, el primer paso es que entiendas su conducta y conozcas las causas que la provocan. Entre los motivos más comunes se encuentran la frustración, el aburrimiento, el miedo o el estrés. Otras veces, el hecho de que tu perro ladre puede ser una respuesta a ruidos externos o deberse a que padece ansiedad por separación.

 

 

¿CÓMO EVITAR QUE TU PERRO LADRE?

 

Aunque te parezca increíble, es posible conseguir que tu compañero deje de ladrar incesantemente cuando está solo y, de hecho, no es demasiado complicado. Eso sí, tendrás que ser paciente y firme.

  • Antes de salir de casa por un período largo de tiempo, puedes pasear a tu perro y agotarlo. Así, cuando lo dejes en casa solo querrá descansar.

  • Dejar la música puesta o la televisión encendida es otra manera de tranquilizar a tu perro. Además, puedes dejar juguetes interactivos por las zonas donde suele ladrar para que se centre en algo que le divierte.

  • Si cuando sales de casa comienza a ladrar, nunca debes volver a entrar para reñirle. Con esto, lo único que vas a conseguir es que obtenga lo que quiere: tu atención.

  • Un rato antes de tu salida, es aconsejable ignorarlo y, al salir, no debes despedirte de él, ya que con eso le provocas aún más frustración al marcharte.

  • Otra truco para evitar que tu perro ladre es simular que te vas a marchar de casa y no hacerlo. Por ejemplo, puedes ponerte la chaqueta, coger las llaves o cambiarte de ropa. Tu perro se pondrá ansioso pero finalmente se calmará. Una vez controlado esto, puedes salir de casa por períodos cortos de tiempo. Por ejemplo, salir dos minutos y volver, al día siguiente salir durante cuatro minutos, al otro durante un minuto... Debes cambiar y aumentar la duración de salida paulatinamente.

Vamos a enumerar algunos trucos para que aprendas cómo evitar que tu perro ladre:

Por otra parte, recuerda que una buena educación, a ser posible desde cachorro, es de gran ayuda para su equilibrio emocional y para evitar este tipo de problemas. Mantener la calma en ciertas situaciones y no permitir que note tu alteración o ser firme con la palabra "no" es fundamental para su aprendizaje. Además, los ejercicios de refuerzo positivo son muy provechosos y efectivos. 

 

Quizá hayas oído hablar de los collares antiladridos. Estos no son aconsejables, porque pueden empeorar el problema. Darle medicación por tu cuenta tampoco es una buena idea, ya que todo tratamiento debe estar supervisado por tu veterinario de confianza. Y si, ahora que sabes cómo evitar que tu perro ladre, el problema no mejora hagas lo que hagas, consulta con él, seguro que te será de gran ayuda.

 

En definitiva, saber cómo evitar que tu perro ladre es esencial para vuestra convivencia. Una vez aprendidos los trucos, ser constante al aplicarlos y consciente de las necesidades de tu mascota te permitirá conseguir buenos resultados rápidamente. Recuerda que debes fijarte en los mensajes que tu compañero te deja ver, por el bien de vuestra relación, para ahorrarte enfados y preocupaciones y por su bienestar y felicidad.

Artículos que te
pueden interesar