Cómo hacer vomitar a un perro: primeros auxilios - ADVANCE

Cómo hacer vomitar a un perro: primeros auxilios

En ciertos casos, es bueno recurrir a primeros auxilios para hacer vomitar a tu perro, sobre todo en situaciones de emergencia o de riesgo para su salud.

Continúa leyendo: en este artículo encontrarás distintos métodos para hacer vomitar a tu perro, con la precaución debida para no tener consecuencias desfavorables.

 

CÓMO HACER VOMITAR A UN PERRO: CONSIDERACIONES PRINCIPALES 

 

El perro es “comilón” por naturaleza: cualquier objeto o sustancia que encuentre la probará para identificar su sabor, acción que le puede provocar un daño en su organismo. Aunque en algunos casos deberás actuar con cierta rapidez dependiendo la gravedad de la intoxicación, para esto, es importante tener muy en cuenta que hacer vomitar a tu perro es una práctica útil y benéfica que podría salvarle la vida.

Ante una situación de este tipo, lo primero que debes hacer es comunicarte vía telefónica con su veterinario de cabecera. En esta llamada el especialista te guiará para enseñarte cómo hacer vomitar a tu perro y ganar tiempo antes de llegar a la consulta, sobre todo si el perro está en una situación de riesgo.

La finalidad de hacerle vomitar es prevenir o minimizar que la toxicidad de lo que haya ingerido llegue a todo su organismo y le produzca efectos dañinos.

Existen varios factores a considerar antes de provocar el vómito al perro:

  • Objeto o sustancia ingerida.

  • Tiempo transcurrido desde la ingestión.

  • Desarrollo de los síntomas relacionados con la toxicidad de lo que consumió.

Una vez identificados procede a provocar el vómito con remedios caseros, pero primero, toma muy en cuenta lo que enseguida te contaremos para proteger lo mejor posible a tu canino.

 

¿CÓMO HACER VOMITAR A UN PERRO? 

 

No es conveniente que hagas vomitar a tu perro bajo cualquier circunstancia. Hazlo solo en alguno de estos tres casos:

  • Intoxicación por fármacos: aspirina, paracetamol, ibuprofeno, entre otros.

  • Intoxicación por productos químicos: insecticidas, raticidas, gasolina o ácidos.

  • Intoxicación por plantas: principalmente la marihuana, también por plantas del jardín, que resultan tóxicas para su organismo.

También, se debe considerar que es bueno inducir el vómito cuando no han pasado más de 1 o 2 horas desde la ingesta del objeto o sustancia. Por otro lado, es importante provocarlo cuando desconocemos el tiempo transcurrido pero el perro no presenta alteraciones nerviosas y se encuentra consciente.

Los procedimientos caseros más utilizados para hacer vomitar a un perro son los siguientes:

  • Con agua oxigenada: Diluye en un poco de agua oxigenada, 1 o 2 ml por kilo de peso de tu perro (si tu perro pesa 5 kilos utiliza una dosis de 5 a 10 ml de agua oxigenada). Si pasados 15 minutos aproximadamente tu perro no logra vomitar, repite el procedimiento con la mitad de la dosis, es decir, 0,5 ml por kilo de peso de tu perro.

  • Con sal: En un vaso con agua diluye de 1 a 3 cucharadas de sal y adminístrala a tu perro vía oral con una jeringa o directamente dentro de su boca.

Si después de aplicar algunos de estos métodos tu perro comienza a salivar, tener náuseas o contracciones abdominales, quiere decir que resultó de manera efectiva. Si pasan de 10 a 15 minutos y tu perro no presenta alguno de estos síntomas o simplemente no vomita, repite la operación.

Es importante saber que cualquiera de estos métodos caseros pueden resultar arriesgados para la salud de tu perro, provocando gastritis o intoxicaciones por la cantidad de salinidad, por ello, es indispensable que después de hacerlo lo lleves al veterinario para su valoración y recuperación.

 

RECOMENDACIONES POSTERIORES

 

El carbón activado, compuesto carbonoso y de estructura porosa, es adecuado para excluir sustancias tóxicas: su uso actúa como absorbente verdaderamente eficaz. Por eso, una vez que tu perro haya vomitado, introduce por la zona lateral de su boca la cantidad de 2 a 8 miligramos por cada kilo de peso. No olvides diluir el carbón activado en agua y administrarlo con una jeringa.

¡Ojo! El carbón activado no es recomendable cuando la intoxicación es producida por sustancias como:

  • Gasolina o derivados del petróleo.

  • Anticongelante.

  • Veneno para caracoles.

  • Alcohol.

Tampoco es aconsejable cuando el perro se encuentra deshidratado o con hipovolemia (disminución de la sangre en el cuerpo); en ese caso, se tendrá que contrarrestar la acción tóxica con leche o con clara de huevo, con la finalidad de proteger su aparato digestivo.

Pero, sin duda, lo mejor que puedes hacer después de que tu perro vomite es consultar con el veterinario los distintos productos disponibles y la dosis recomendada según sea el caso.

 

CONTRAINDICACIONES DE HACER VOMITAR A TU PERRO

 

Proteger la salud del perro es crucial, así que te mencionamos algunas situaciones que podrían ser contraproducentes a la hora de provocar el vómito:

  • Cuando el perro comienza a vomitar de manera voluntaria.

  • Si ingirió un objeto punzocortante, afilado o de tamaño grande.

  • Cuando se desconoce el origen o la naturaleza del tóxico: agentes corrosivos ácidos, cáusticos alcalinos, sustancias tensoactivas y derivados del petróleo.

  • Si el perro tiene estas señales: salivación excesiva, convulsiones, problemas para tragar, alteraciones de respiración o simplemente se encuentra inconsciente.

  • Si el perro presenta alguna enfermedad que puede provocarle neumonía por inhalación.

Incitar el vómito a tu perro es muy útil en ciertas situaciones, sobre todo si es muy evidente que lo que ingirió le está sentando mal en su organismo; aunque aunado a todo esto, dependerá de la dosis absorbida, de su estado general y de los daños ocasionados por el tóxico. No olvides que cada detalle cuenta mucho.

Para concluir, recuerda que esta es una guía sobre cómo hacer vomitar a un perro se puede utilizar en una situación de emergencia, no obstante, lo recomendable es hacer una llamada telefónica o acudir con el veterinario de cabecera para seguir sus instrucciones y en todo caso ser valorado de la mejor forma: siempre está por delante la salud, bienestar y felicidad de tu perro.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar