¿Cómo pasear a un perro miedoso? - ADVANCE

¿Cómo pasear a un perro miedoso?

Si tienes un perro miedoso puede ser que los momentos de paseo se hayan convertido en momentos desagradables y de estrés debido a su miedo a salir.

La manera de cambiar este comportamiento pasa por comprender qué estímulo es el responsable de sus temores. Así podrás aplicar algunas técnicas específicas que ayuden a establecer la solución para pasear a un perro miedoso.

 

EL MIEDO EN LOS PERROS

 

El miedo se puede definir como una respuesta adaptativa a situaciones que se perciben como amenazas para así evitar peligros. Esta emoción es así en humanos y también en perros. 

Cuando esta respuesta se prolonga en el tiempo provoca una excesividad que hace que se responda con miedo en contextos donde realmente no existe un peligro. Estos casos pueden derivar a problemas de comportamientos como por ejemplo el desarrollo de estrés crónico, fobias o agresividad.

 

SÍNTOMAS: ¿CÓMO SABER SI TU PERRO TIENE MIEDO A LA CALLE?

 

  • Si tu perro tiene miedo al paseo lo vas a reconocer fácilmente en el momento en que vais a salir, ya que va a intentar alejarse del estímulo que le resulta amenazante, es decir, la puerta o la correa.

  • En estos casos es frecuente ver cómo empieza a esconderse o huir, pudiendo llegar a temblar, defecar y orinar involuntariamente, gruñir o mostrar un comportamiento agresivo y/o defensivo.

  • El lenguaje corporal del perro puede variar según su temperamento, pero suelen mostrar las orejas bajas, la cola escondida entre las patas traseras, el cuerpo agazapado contra el suelo y las pupilas dilatadas.

 

CAUSAS: ¿POR QUÉ TIENE MIEDO?

 

La razones concretas por las que los perros puedan tener miedo a los paseos son muy variadas, pero pueden englobarse en tres tipos generales:

  • Factores genéticos

  • Un periodo sensible de socialización inadecuado

  • Experiencias traumáticas anteriores en esos contextos

Aún así, también puede suceder que estés confundiendo el problema del miedo con alguna alteración orgánica que puede hacerle difícil pasear a tu perro. Por ejemplo el sobrepeso, o los problemas articulares que le produzcan dolor. Por eso, lo más importante es consultar con un especialista etólogo veterinario para que pueda realizarle un chequeo, así como:

  • Detectar los estímulos que le provocan la reacción de miedo y la intensidad de la respuesta al perro.

  • Ofrecerte las herramientas necesarias para que puedas afrontar este problema mejor, y que sobre todo, no se produzca un agravamiento de la situación. Así como valorar las causas que pueden haber desencadenado esta conducta y darte las indicaciones más idóneas para el caso.

 

CÓMO PASEAR A UN PERRO MIEDOSO

 

Las acciones que puedes hacer para pasear a un perro miedoso dependen siempre del perro, pero en general existen recomendaciones que se pueden seguir.

 

TRATAMIENTOS PARA HACER EN CASA

  • Detectar el momento en el que tu perro comienza a mostrar signos de estrés y ansiedad.

  • Realizar aproximaciones muy progresivas a ese estímulo o contexto (desensibilización): En el momento en que observes la conducta de miedo, pídele que se siente promoviendo un estado relajado incompatible con el estado ansioso (inhibición recíproca). 

  • Utiliza el refuerzo positivo premiando el estado de calma o la orden de sentarse. Lo ideal es dejarlo aquí y continuar la sesión en otro momento.

  • Al día siguiente o en la próxima ocasión, repite la misma estrategia y ve reduciendo la distancia al estímulo de forma gradual.

  • Evita someter al perro a su nivel máximo de estrés o forzarle, esto le podría devolver al punto de partida.

 

TRATAMIENTOS ESPECIALIZADOS

 

TERAPIA DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTA

 

Las técnica usadas se denominan desensibilización (inhibición recíproca y contracondicionamiento). Se hacen para conseguir que el perro asocie algo positivo frente al estímulo que le provoca el miedo.

 

TERAPIA FARMACOLÓGICA

 

Los estados de ansiedad dificultan el aprendizaje, por lo que en ocasiones puede ser necesario administrar fármacos para reducir los niveles de ansiedad y favorecer una mayor receptividad a la terapia conductual.

Después de leer este post sobre cómo pasear a un perro miedoso seguro que ya sabes que, como con la mayoría de los problemas de conducta es recomendable contar con la actuación de un especialista.

Además debes saber que los tratamientos de modificación de conducta requieren de tiempo y paciencia, pero siguiendo las indicaciones de un modo adecuado se obtienen mejoras y buenos resultados.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar