¿Cómo tratar las legañas en tu perro? | Advance

¿Cómo tratar las legañas en tu perro?

Seguro que las has observado en los ojos de tu perro alguna vez. ¿Sabes por qué aparecen estas secreciones? Es totalmente normal que te preguntes qué causan las legañas en el perro, casi tanto como que ellas aparezcan.

Debes saber que estas legañas en tu perro son más habituales de lo que pueda parecer. Sin embargo, dependiendo de la coloración que tengan es probable que debas preocuparte. Para que tengas toda la información a la mano y puedas actuar en consecuencia, hemos preparado este artículo.

 

QUÉ SON LAS LEGAÑAS QUE TIENE TU PERRO

Las legañas son secreciones calcificadas que suelen aparecer en el ángulo interior del ojo y que se componen de diversas sustancias. Principalmente moco, pero también lágrimas, células de los tejidos que recubren el cuerpo, células sanguíneas y polvo. Algunos expertos creen que las legañas en tu perro tienen la función de mantener el ojo cerrado mientras duerme para poder expulsar del globo ocular cuerpos extraños.

 

Es probable que las hayas notado en los ojos de tu perro. Como en el caso de las personas, es normal que los perros tengan legañas por las mañanas, después de haber dormido. Por lo tanto, no está de más que le limpies los ojos y le procures una correcta higiene ocular:

 

  • Si tu perro tiene pelo abundante, asegúrate de que los ojos están libres de él, para que puedas limpiar mejor sus ojos.

  • Procura que en el baño no le entre a tu perro jabón en los ojos, de ser así, aclara con abundante agua.

  • Valora la posibilidad de aplicarle un colirio para perros.

  • Humedece una gasa con suero fisiológico y retira las legañas de los ojos de tu perro.

TIPOS DE LEGAÑAS EN EL PERRO

Ahora bien, lo más importante sobre las legañas en tu perro es la coloración de las mismas. Con esta información, se puede determinar el estado de salud del perro y decidir si es necesario acudir a la consulta de tu veterinario. Estas son las posible coloraciones de las legañas en tu perro:

  • Legañas de color blanquecino: son las más habituales y no indican causa de enfermedad. Son normales en los perros adultos y más normales todavía en los cachorros. Probablemente debas limpiar los ojos de tu perro unas dos veces al día con suero u otro producto más específico. Estas legañas pueden aparecer por algunos tipos de alergia; pero, eso sí, lo harán también otros síntomas. Si no es así, las legañas son normales y no hay de qué preocuparse.

  • Legañas de color marrón: si encuentras legañas de este color en la comisura de los ojos de tu perro, además son pegajosas y las encuentras rígidas es probable que sean indicativas de un trastorno ocular. Este tipo de legañas son comunes en perros de razas pequeñas como el Yorkshire, Shih Tzu o Bichón maltés.

    En estas razas, los conductos lagrimales suelen secretar este tipo de legañas. Es un problema que tiene que ver con el drenaje del ojo que se obstruye y evita que se elimine el exceso de lágrima. Si observas este tipo de legañas en el perro, acompañado de excesivas lágrimas, consulta con tu veterinario, podría padecer un trastorno que requiera tratamiento.

  • Legañas de color amarillo con tonos verdes: este tipo de coloración indica una posible conjuntivitis causada por una bacteria o bien por un virus. Su aparición viene acompañada de un parpadeo constante y dolor. Son muchas las bacterias que pueden provocar este tipo de legañas en el perro y, por lo general, se transmiten por el contacto con otros perros. Para tratar la infección, tu veterinario pautará un antibiótico. Sin embargo, debes tener en cuenta que estas legañas pueden ser un síntoma de una enfermedad mucho más grave: el moquillo canino. Por suerte, si tu perro tiene el calendario de vacunas al día, es una posibilidad remota. No obstante, no dudes en acudir a la consulta del veterinario.

QUÉ ENFERMEDADES PUEDEN CAUSAR LAS LEGAÑAS 

Además de las mencionadas, debes tener en cuenta que existen otro tipo de enfermedades o circunstancias que pueden ocasionar la aparición de legañas en los ojos de tu perro:

 

  • Lesiones oculares o alergias: provocadas por cuerpos extraños que entran en el ojo, rasguños provocados por algún objeto de su entorno, como una rama, pero también picaduras de insectos o el contacto con algún producto químico.

  • Síndrome del ojo seco: este tipo de enfermedad ocular es muy frecuente en los perros. Consiste en la inflamación crónica de las glándulas lagrimales, la córnea y la conjuntiva. Esto provoca menor segregación de lágrimas, lo que reseca el ojo y provoca daño en la córnea.

  • Razas braquiocefálicas: como el Bulldog inglés o francés, Bóxer o Boston Terrier tienen por lo general problemas oculares que se derivan de su incapacidad para cerrar los párpados completamente.

Como has podido comprobar los ojos pueden ayudarte a determinar el estado de salud de tu perro. Las legañas en el perro pueden ser un síntoma de una enfermedad y, por tanto, es buena idea estar al tanto de su coloración y aspecto. Por otro lado, no está de más extremar la higiene de esa zona, pues como hemos visto algunos perros, debido a su raza, son más propensos a tener este tipo de secreciones. Lo importante, es no dejar pasar ninguna anomalía, para evitar problemas de salud mayores, consulta con tu veterinario cualquier duda que tengas.

 

Artículos que te
pueden interesar