¿Dónde acariciar a un perro? - ADVANCE

¿Dónde acariciar a un perro?

No hay muchas sensaciones tan placenteras como las de acariciar a tu perro y darle muchos mimos. Es reconfortante para ti y también para él. Intercambiáis afecto, reforzáis vuestro vínculo y aumentáis la confianza. Pero ¿sabes dónde acariciar a un perro para que lo disfrute al máximo?

En este artículo te contamos cuál es la parte favorita del perro para recibir caricias. Cuál es el significado de hacerlo en las diferentes partes de su anatomía, los beneficios que una buena sesión de caricias tiene para tu compañero y cómo reconocer cuando tu perro no quiera ser acariciado.

 

EL INMENSO PLACER DE ACARICIAR A TU PERRO 


Acariciar a tu fiel compañero tiene un significado intenso e importante para él. Cuando lo acaricias, le dedicas palabras dulces y le demuestras cuánto lo quieres, tu perro se siente seguro, tranquilo y completamente integrado en la manada familiar.

 

Pero este no es el único beneficio que tiene acariciar a tu perro. Te recomendamos que lo hagas para calmarlo cuando está nervioso, estresado o ha pasado mucho tiempo solo. De este modo, se calmará más rápido. Esta técnica funciona muy bien cuando en el exterior hay demasiado ruido, especialmente el producido por juegos pirotécnicos.

 

Así como tu perro se beneficia de las caricias, tú también:

  • Esta placentera actividad puede ayudarte a reducir el estrés y la ansiedad.

  • Mejora el sistema inmune contra las alergias y enfermedades.

  • Te ayuda a mejorar tu estado emocional.

  • Puede beneficiarte en determinadas terapias médicas.

  • Si lo combinas con paseos y juegos, disminuirá el sedentarismo y mejora tu socialización.

¿A qué esperas para demostrarle todo tu cariño a tu perro? Si quieres reforzar vuestro vínculo y ofrecerle las caricias adecuadas en cada caso, sigue leyendo.

 

¿DÓNDE ACARICIAR A UN PERRO PARA QUE LA EXPERIENCIA SEA CÓMODA?


Para que la experiencia sea totalmente placentera para tu perro y aprendas a entender cuándo se siente cómodo y cuándo no, te recomendamos que pongas en práctica estos consejos:
 

  • Elige un espacio alejado de los ruidos, distracciones y aparatos electrónicos es siempre una buena idea.

  • Ponte cómodo en un sofá o en el suelo. En este caso, extiende una alfombra, toalla o manta que os permita estar más cómodos. A mayor comodidad más tiempo de caricias.

  • Incluye esta actividad entre tus rutinas diarias. Después del último paseo del día, dedícate tiempo a acariciar a tu perro cuando menos energía tiene.

 

¿EN QUÉ PARTES DE SU ANATOMÍA UN PERRO DISFRUTA MÁS LAS CARÍCIAS? 


Si te preguntas dónde acariciar a un perro, debes saber que no recibirá las caricias con el mismo entusiasmo en la barriga que detrás de las orejas. Las preferencias son tan diversas como perros hay en el mundo. Para reconocerlas no tienes más que empezar a acariciarlo y observar sus reacciones.
 

  • Empieza tocándole la cabeza y alarga la caricia por encima de su lomo hasta la cola. Repite el movimiento y observa como se relaja. Después, estará listo para explorar caricias más localizadas.

  • Por lo general, la base de la cola, el pecho y detrás de las orejas son los lugares más placenteros para tu perro. Acarícialo de forma suave, con movimientos lentos y circulares. Deja los movimientos bruscos y la excitación para otro momento.

  • Otro lugar especialmente apetecido es entre el cuello y la barbilla, las axilas e, incluso, las patas. En este último caso, acaríciaselas suavemente para comprobar si al tuyo le gusta.

  • Evita abrazarlo de primeras, algunos perros interpretan este gesto como una amenaza.

CÓMO SE SI MI PERRO NO QUIERE QUE LO ACARICIE


Ahora que sabes dónde acariciar a un perro para que ambos os reconfortéis, debes aprender a entender cuándo tu perro no quiere caricias. A veces simplemente no tiene ganas y se alejará, se lamerá el hocico, levantará una pata o emitirá pequeños ruidos.

 

Si no interpretas bien estas señales, incrementará su brusquedad para que captes el mensaje. Gruñirá, su cuerpo se pondrá rígido, te enseñará los dientes y, en ocasiones, podría incluso morder. 

 

Lo mejor es identificar a tiempo que tu perro no quiere caricias y evitar todos estos signos. No te preocupes, seguro que en otro momento, sea él quien te busque para que le demuestres todo tu amor.

 

¿Ya sabías dónde acariciar a un perro para relajarlo y pasar un buen rato juntos? Recuerda que no solo es importante saber en qué partes de su cuerpo tu perro prefiere recibir caricias. También es importante elegir el momento adecuado y saber leer las señales si en ese momento no le apetece. Aunque no te parezca tan importante como la nutrición o la higiene, esos ratos de tranquilidad y caricias serán muy buen recibidas por tu compañero. 
 

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar