El cachorro de caniche

El cachorro de caniche

Imposible resistirse a este pequeño animal con aspecto de ovejita. El cachorro de caniche es alegre, travieso, carismático y disfruta jugando con todos los miembros de la casa.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que este pequeño y delicado perro requiere de muchos cuidados y atenciones para crecer sano y fuerte. Además, sus agudos ladridos y su tendencia a mordisquearlo todo (como hacen la mayoría de perros en sus primeros meses de edad) pueden terminar siendo desesperantes.

 

Pero no te preocupes, se trata de una de las razas de perro más inteligentes, así que solo tendrás que recurrir a esa misma cualidad humana para no dejarte vencer por el carácter del cachorro de caniche.

 

TRES VARIEDADES, TRES TAMAÑOS

 

Existen tres variedades de caniche que se diferencian entre sí básicamente por su tamaño. Si estás pensando en adoptar un cachorro de caniche, ten en cuenta que, de más grande a más pequeño, existen los siguientes tipos: el caniche estándar, el enano o toy y el caniche mini toy.

 

Independientemente del tamaño del perro, los cuidados y atenciones que deberás prestarle son los mismos; solo variará la cantidad de comida que le darás al día.

Existen tres tamaños de caniche: el estándar, el enano o toy y el caniche mini toy.

UN ENCANTO CON LOS NIÑOS

 

El cachorro de caniche es un excelente compañero de diversiones para los niños y, al tratarse de una raza muy inteligente, es capaz de entender la dinámica de los juegos incluso si es algo compleja.

 

Eso sí, es tan pequeño y frágil que te recomendamos que vigiles para que los pequeños no le hagan daño sin querer. Seguro que será suficiente con indicarles que vayan con cuidado de no lastimar al animal.  

 

INCONVENIENTES DEL CACHORRO DE CANICHE

 

Antes de llevarte un cachorro de caniche a casa, hay dos características negativas que debes saber sobre ellos. En primer lugar, a pesar de su pequeño tamaño, se trata de un perro bastante destructivo, con tendencia a morder y arañar todo lo que encuentra a su paso. Todo. Así que, poco a poco y desde pequeño, te aconsejamos que lo acostumbres a pasar tiempo solo y que cuides su educación.

 

Por otro lado, es un perrito muy ladrador y el sonido agudo de su ladrido puede acabar poniendo nerviosos a todos los que lo rodean. Aunque eso también puede mejorarse si le enseñas a no abusar de los ladridos desde cachorro.

 

LA ALIMENTACIÓN DEL CACHORRO DE CANICHE

 

Nuestra recomendación es sencilla y lógica: perro diminuto, raciones pequeñas. Como todos los caniches son pequeños, ninguno de ellos necesita grandes cantidades de comida.

 

El caniche mini toy, en especial, es un perro muy pequeño; por lo tanto, no llenes su plato demasiado. Controlando sus raciones evitarás que engorde y le mantendrás sano.

 

CUIDADOS DE LOS OJOS Y DEL PELO

 

Si tienes un cachorro de caniche, presta especial atención al cuidado y limpieza de sus ojos. Lo ideal es que elimines sus lagañas al menos tres veces por semana con una gasa empapada en suero fisiológico.

 

Para cuidar su pelo, lo recomendable es lavarlo con un champú especial. Debes aplicárselo dándole un suave masaje y, una vez aclarado el perro y finalizado el baño, secarlo con un secador de pelo, ya que la humedad en su cuerpo podría causarle algunos problemas de salud.

 

El cachorro de caniche es un excelente animal de compañía tanto para los adultos como para los niños y, al tratarse de una raza muy inteligente, es un gran compañero de juegos. Para que tu cachorro de caniche esté equilibrado y por el bien de vuestra convivencia, solo tendrás que prestar atención a su educación desde pequeño.

Artículos que te
pueden interesar