El cachorro Lhasa Apso | Advance

El cachorro Lhasa Apso

De origen tibetano, este cachorro adopta maneras felinas desde sus primeros meses de vida. Independiente y seguro de sí mismo, el Lhasa Apso es capaz de conseguir lo que quiere de su amo gracias a su encanto.

Apúrate a adiestrar a tu cachorro de Lhasa Apso antes también de que aflore su fuerte personalidad. El Lhasa Apso peca con frecuencia de tener un carácter algo complicado y endiosado y en eso debes trabajar durante sus primeros meses de vida. Para evitar que tu perro se convierta en uno caprichoso, incúlcale el concepto de obediencia desde bien pequeño.

INDEPENDIENTE , PERO NO SOLITARIO

Este cachorro tan elegante y refinado es muy independiente y autosuficiente. El cachorro de Lhasa Apso es muy sociable y necesita el contacto con seres humanos, por lo que debes evitar dejarlo solo por tiempos prolongados. El Lhasa Apso se destaca por su excelente sentido de la audición.

EL CUIDADO COMO MANIOBRA DE ADIESTRAMIENTO

El particular carácter del cachorro Lhasa Apso le lleva a no aceptar con mucho agrado la autoridad que buscas. Las sesiones de cuidado y aseo, obligatorias en un cachorro, se convierten en una inmejorable arma de adiestramiento donde puedes reforzar el dominio sobre tu cachorro.

Dado su fuerte carácter, sírvete primero de golosinas para conseguir mantenerlo tranquilo, algo que progresivamente podrás ir sustituyendo por felicitaciones y caricias. Todos los gestos del acicalamiento conseguirán asentar tu autoridad sobre tu perro y mejorar el vínculo.

¿CÓMO ARREGLARLO Y ACICALARLO?

Lo que necesitas para embellecer a tu cachorro es, básicamente, un cepillo de cerdas de jabalí, un peino fino y unas tijeras. Pon al cachorro encima de una mesa cubierta con un plástico. Una vez acomodado:

X

Artículos que te
pueden interesar