El cachorro Pastor Belga

El cachorro Pastor Belga

¿Conoces las cuatro variantes de Pastor Belga? Groenendael, Laekonis, Tervueren y Malionis, no importa a cuál pertenezca tu cachorro de Pastor Belga, de cualquier modo notarás que se trata de un animal voluntarioso y capacitado para el aprendizaje.

Se ganará rápidamente tu cariño y el de todos los miembros de la familia. Además, a pesar de su tamaño, siempre y cuando puedas sacarlo a menudo a pasear, se adaptará con mucha facilidad a la vida en un piso en tu ciudad. ¡Será el compañero ideal!

 

UN POQUITO DE HISTORIA

 

Aunque no se sabe a ciencia cierta, parece que el Pastor Belga desciende de perros ovejeros de Europa central. A finales del siglo XIX, se conocían en Bélgica un gran número de perros dedicados a conducir rebaños de ovejas. Estos perros eran de tipos heterogéneos y con pelajes diversos. Después de que se reconociera la raza, entre 1891 y 1897, los aficionados al pastor belga se dedicaron a unificar el tipo y corregir los defectos mediante cruces.

 

CÓMO SERÁ CUANDO CREZCA

 

Tu cachorro de Pastor Belga se convertirá en un perro fuerte pero no voluminoso. Tendrá un hocico de longitud media con forma de cono alargado. De mandíbula fuerte y orejas triangulares y pequeñas. Los machos pueden llegar a pesar 30 kilogramos y las hembras 25. Los machos alcanzan una altura de 62 cm y las hembras, 58. Según la variedad de la raza, el pelo de tu cachorro Pastor Belga será diferente.

 

EL CACHORRO MÁS DISPUESTO

 

El cachorro de Pastor Belga es un perro muy inteligente y dispuesto al aprendizaje. Entiende con facilidad todas las instrucciones que le des. ¡Prepárate para tener a tu mejor alumno frente a ti! Eso sí, para que aprenda de la forma correcta, debes ser firme y rotundo cuando cometa una falta. Por ejemplo, ¿cómo le enseñarías a acudir cuando lo llamas?

 

Es importante que prestes atención al tono de voz que uses para darle instrucciones. Es una raza muy audaz así que podrá deducir a través de tu tono de voz qué es lo que esperas de él y si su comportamiento es o no el que esperabas.

 

La gran disposición para aprender que muestra esta raza de perro lo han convertido en un excelente perro de trabajo. Es muy habitual encontrarlo en las unidades caninas del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional, es decir, la policía belga.

 

VARIEDADES DEL PASTOR BELGA

  • El Pastor Belga Malinois destaca por ser un perro de pastoreo, aunque también forma parte de cuadrillas caninas de la policía o ejército.

  • El Pastor Belga Groenendael se caracteriza por su pelaje negro y elegante. Es un perro muy inteligente y equilibrado. Es un excelente perro guardián.

  • El Pastor Belga Tervueren es un perro muy tranquilo si recibe una sólida educación. En la Primera Guerra Mundial, la Cruz Roja lo utilizó para pasar mensajes y transportar heridos.

  • El Pastor Belga Laekenoises la variedad más antigua y la más rara fuera de Bélgica. Su pelaje no es liso, lo que le ofrece máxima protección contra el frío. Es un excelente perro familiar, afectuoso con los niños y fantástico perro para la autodefensa.

INTELIGENTE Y AVISPADO

 

A pesar de que, en un principio, te pueda parecer algo disperso y rebelde, el cachorro Pastor Belga es muy inteligente, de trabajo excelente, apto para el aprendizaje de órdenes sencillas, que asimilará con solo repetirlas entre 5 y 15 veces. Tiene gran capacidad para recordar lo aprendido, pero mejora con la práctica y suele responder a la primera orden el 85 % de las veces. Eso sí, las órdenes más complejas puede que necesiten más tiempo.

 

El cachorro Pastor Belga puede ejercer múltiples funciones si se le brinda el adiestramiento adecuado; desde la detección de drogas o explosivos hasta el rescate de personas heridas. Para lograr esos objetivos, primero debe aprender instrucciones básicas que recordará durante el resto de su vida.

 

Además, es un cachorro muy sociable, tanto con los más pequeños como con los adultos a los que no conoce. Y, por supuesto, con los otros perros.

 

APTO PARA LA VIDA DE LA CIUDAD

 

La naturaleza del cachorro Pastor Belga lo predispone para la vida en el campo, en libertad, sin ataduras. Algo muy diferente a un piso en la ciudad. Sin embargo, dado que es un perro muy tranquilo, incluso en su etapa de cachorro, puede amoldarse muy bien a un piso o apartamento sin que exista el riesgo de que acabe destrozando tus muebles, alfombras o cortinas.

 

Eso sí, si vives con tu cachorro de Pastor Belga en un piso, asegúrate de darle largos paseos para que pueda ejercitarse, tu cachorro no es un animal sedentario.

 

Por supuesto, asegúrate de ofrecerle una alimentación equilibrada, rica en proteínas, vitaminas y minerales. La etapa de cachorro es la más importante, en ella se sentarán las bases de su salud. Si tienes dudas, pregunta a tu veterinario de confianza.

Completa estos cuidados con la higiene y el cepillado del pelo; largos paseos para estar en forma, y muchos mimos y juegos.

Artículos que te
pueden interesar