El cachorro Pastor de los Pirineos | Advance

de los pirineos

¿Estás dispuesto a adiestrar a tu perro pastor? Debes saber que la energía y viveza que lo caracteriza son quizás las mismas cualidades que pueden complicar un poco su entrenamiento. Les cuesta acatar órdenes, por eso es ideal comenzar cuanto antes. No te desanimes.


En líneas generales, el pastor de los Pirineos tiene un carácter particularmente nervioso y agitado en sus primeros meses de vida. Por esta razón, autoridad y disciplina son dos virtudes que deberás tener si lo eliges para que sea tu perro de compañía.Lo escucharás ladrar fuerte y mucho, incluso a quienes intenten jugar con él; esto se debe a su instinto de perro guardián. Es preferible corregir esta actitud pronto para evitar problemas; si es necesario, incluso, con la ayuda de un adiestrador profesional.


RECOMENDACIONES BÁSICAS PARA LA EDUCACIÓN DEL PASTOR DE LOS PIRINEOS

1

NO LO ENCIERRES EN UN PISO

Su principal cometido, es ejercer de perro guardián de rebaños. Encerrar a este cachorro en un piso de dimensiones reducidas es algo totalmente desaconsejable. Si no puedes procurarle una vida acorde a sus necesidades, es preferible que te decidas por un cachorro de otra raza.

2

ES SIEMPRE
UN GUARDIAN

Tiene muy asimilada su función de perro guardián y es casi imposible que logre dejar de lado su instinto. Por eso, es fácil que confunda a los miembros de la familia con ovejas del rebaño y que les trate como tales.

3

LAS SESIONES DE ADIESTRAMIENTO

El proceso de adiestramiento escogido para este cachorro dependerá de si tu cachorro ejerce o no como guardián. El inicio del adiestramiento no debe comenzar antes de los 8 o 10 meses, y las sesiones deben durar 15 minutos por día, aproximadamente. Debes diferenciar claramente una sesión de adiestramiento de una actividad de juego.

4

EL APRENDIZAJE DE LA LLAMADA

Una raza acostumbrada a vivir al aire libre debe aprender rápidamente la orden de llamada, al mismo tiempo que su propio nombre. Para conseguirlo, utiliza una correa de aproximadamente 2,5 metros. En una salida a campo abierto, llámalo si se aleja demasiado y felicítalo si responde de modo inmediato. Si, en cambio, no lo hace, tendrás la correa de respaldo, para evitar que se escape hasta que aprenda a responder.

Artículos que te
pueden interesar