El cachorro San Bernardo | Advance

El cachorro San bernardo

Un cachorro bellísimo que, de adulto, acaba por convertirse en algo parecido a un peluche gigantesco. Aprovéchalo mientras sea pequeño, sobre todo para cargarlo...Cuando sea adulto, lo más probable es que ¡él te cargue a ti!

El cachorro San Bernardo es afable y cariñoso y necesita de la compañía de su familia para sentirse feliz. Ten en cuenta que este cachorro multiplicará por 100 su peso de nacimiento. Mientas es un cachorro, sus muestras de afecto son de agradecimiento, pero cuando crece y alcanza los 70 kg puede ser difícil de mover. Un San Bernardo sigue creciendo en peso y talla hasta los 18 a 24 meses.

IMPONENTE GUARDIÁN

El San Bernardo es un gigante bonachón que no busca nunca pelea. Sin embargo, es dueño de un fuerte instinto de protección, lo que también lo convierte en un excelente perro guardián.

A la hora de adiestrar al cachorro San Bernardo, debes saber que la obediencia es la primera máxima que debe asumir, sin contemplaciones. Si hace algo incorrecto o prohibido, debes hacérselo saber con mucha determinación:un “no” firme es inconfundible. Aprender el 'no' es una de las primeras y más importantes lecciones. Cada sesión de adiestramiento debe terminar con un ejercicio divertido o más distendido, que le deje a tu cachorro una sensación agradable.

CONTROLA SU EFUSIVIDAD

Tu cachorro es puro corazón y le gusta demostrarte cuánto te quiere o cuánto te ha extrañado, de manera que se te abalanzará cariñosamente. Estas muestras de afecto son aceptables mientras es un cachorro, pero a medida que crece se tornan, incluso, algo peligrosas. Para corregirlo, es importante que refuerces algunas órdenes clave, como 'siéntate' o 'túmbate' seguidas de una felicitación. Si eliges tener un perro de esta raza, debes contemplar que tenga un espacio adecuado a su tamaño, ya que necesita correr y moverse. No es aconsejable que pase la noche en el exterior de la vivienda hasta que haya completado sucrecimiento.

Artículos que te
pueden interesar