El cachorro Shar Pei | Advance

EL CACHORRO SHAR PEI

De aspecto enternecedor y carácter travieso, tu cachorro de Shar Pei guarda en su interior dos tipos de carácter: el del imponente y enérgico perro de defensa y el de la gentil y encantador. Ajusta su educación para que se adapte a las normas de la casa y de tu vida y pon especial atención en el cuidado de su piel.

El Shar Pei tiene una paciencia infinita con los niños, siempre que se haya criado a su lado desde cachorro. Soporta sus travesuras y no gruñe ni parece molestarse aun cuando se pasan de la raya.

AMANTE DE LA BUENA VIDA

El Shar Pei ama la comodidad del interior de la casa. Además, sabe comportarse: no es un perro nervioso y tampoco suele dañar el mobiliario. El Shar Pei siente devoción por su familia.

Así que si eres parte de ella, te idolatrará y respetará obedientemente tus instrucciones. Pero eso sí: así será solo contigo; a quienes no conozca, les costará ganarse su confianza.

APACIGUA SUS GANAS DE PELEA

Cuando un Shar Pei se cruza con otro perro, es muy probable que aflore su instinto batallador y debas intervenir.

Pese a ser un perro pequeño, se enfrenta a cualquier otro, sin importar su tamaño, sin complejos ni miedos.

PIEL DELICADA

La piel del Shar Pei es un manto lleno de pliegues y arrugas y suele ser su punto débil: son muy sensibles a las dermatitis debido al exceso de un parásito muy común en la piel de los perros.

Se trata de una raza muy delicada, ya que tiene además de los problemas de piel una alta predisposición a sufrir enfermedades hereditarias tales como:

Hipotiroidismo

Amiloidosis

Fiebre familiar del Shar Pei

Displasia de cadera

Torsión de estómago

Luxación de rótula

Definitivamente, debes estar bien atento y consultar de manera periódica a tu veterinario.

Artículos que te
pueden interesar