El celo en perros machos, ¿qué es?

El celo en perros machos, ¿qué es?

Las hormonas y algunos factores externos pueden afectar a la conducta sexual de tu perro y hacer que tenga un comportamiento difícil de controlar. Pero, ¿realmente existe el celo en perros machos o solo es posible en las hembras? Te lo explicamos.

¿QUÉ ES EL CELO?

 

El celo en los perros es el periodo del ciclo ovárico en el que las hembras están receptivas sexualmente al macho con el fin de reproducirse.

 

El primer celo de una perra suele llegar entre los 6 y los 9 meses de edad. A partir de ese momento, lo más común es que se repita cada 6 meses, aunque eso puede variar bastante en función de su raza y tamaño, siendo las razas pequeñas las más precoces.

 

La conducta sexual de las hembras cambia según la fase del ciclo en la que se encuentren. Este se divide en proestro (fase de sangrado), estro o celo propiamente dicho (fase receptiva, al final de la cual ocurre la ovulación), diestro (fase de quietud) y anestro (fase de inactividad).

 

Es durante el estro cuando la perra muestra cambios físicos y de conducta, con el objetivo de tener cachorros. Esto es lo que se conoce como celo pero, ¿y los perros macho, qué sucede con ellos?

 

 

¿EXISTE EL CELO EN LOS PERROS MACHOS?

 

En los machos, la madurez sexual ocurre un poco después que en las hembras, aunque también depende mucho de la raza y el tamaño del perro. A partir de entonces, el macho puede producir espermatozoides y es capaz de procrear durante todo el año. Así que, en su caso, no hay ciclos de fertilidad.

 

Por este motivo, técnicamente, no se puede decir que el celo en los perros machos exista

 

Aún así, una vez alcanzada su madurez sexual, puedes notar grandes cambios en el comportamiento de tu compañero en determinados momentos, lo que a veces se llama “el celo en los perros machos”. Estos cambios son desencadenados fundamentalmente por el efecto de las feromonas que producen las hembras en celo.

 

Estas feromonas están diseñadas para atraer al macho y activar su conducta sexual. Así, en cualquier momento del año, si hay una perra en celo cerca, tu compañero puede recibir los estímulos que harán que “se descontrole”.

En cualquier momento del año, si hay una perra en celo cerca, tu compañero puede recibir los estímulos que harán que “se descontrole”.

CARACTERÍSTICAS DEL “CELO” EN LOS PERROS MACHO

 

El comportamiento asociado a lo que a veces llamamos el celo en los perros machos puede variar mucho de unos individuos a otros. Pero si tu compañero está pasando por un momento así, puede que su conducta presente estas características:

  • Está inquieto, ansioso e hiperactivo.

  • Marca con pequeñas cantidades de orina distintas superficies y objetos de forma frecuente.

  •  Intenta fugarse (si es su caso, vigílalo especialmente, ya que si se escapa de casa podría perderse o sufrir algún accidente).

  •  Ha perdido el apetito y no come, o come menos, y está apático.

  • Vocaliza de manera exagerada: aúlla, llora y ladra de forma persistente.

Controlar estas conductas puede resultar complejo e incluso imposible. Por lo que, si tu compañero sufre a menudo los signos del “celo” en los perros machos, la forma más efectiva de acabar con ellos es la castración. Sin embargo, antes que nada, lo recomendable es que consultes con un veterinario las diferentes opciones que tienes a tu disposición, así como los riesgos y beneficios de cada una de ellas.

 

 

Ya ves que lo que a veces se denomina celo en los perros macho no es más que una reacción natural ante la presencia de una hembra que sí está en celo. Por eso, tu amigo puede vivir esta situación y los cambios de conducta que se derivan de ella en cualquier época del año.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar