El perro sharpei

El perro sharpei

Si pudieras enviarlo a la tintorería para que te lo devolviesen limpio y planchado… ¡no lo harías! Nada hace más único al perro shar pei que su exceso de piel arrugada. Aunque el significado de su nombre en chino es 'piel de arena', así que no esperes que sea suave…

Una de las curiosidades del shar pei es que, dada su singularidad, es uno de los perros más caros que pueden encontrarse. Y aún más curioso es que, por increíble que parezca, la cifra puede aumentar en función del número de pliegues en su cuerpo: cuanto más arrugado esté, mayor será su precio.

 

 

EL CARÁCTER DE LOS SHAR PEI

 

Con su porte misterioso, el perro shar pei es un animal afable que se sentirá muy unido a ti. Tanto que, si pasas mucho tiempo fuera de casa, incluso su carácter puede llegar a resentirse. Tranquilo, respetuoso e inteligente, reúne excelentes aptitudes para ejercer de perro guardián.

 

Además, es sumamente casero: una vez que conoce las bondades del hogar familiar, lo considera territorio propio y lo disfruta y defiende con uñas y dientes. Además, se adapta al entorno con extrema facilidad.

 

El perro shar pei es muy sociable y no tendrá ningún problema en compartir su espacio con otros animales, incluso con gatos. Por sus características, es una excelente compañía para la gente que vive en la ciudad.

 

 

EDUCACIÓN DEL PERRO SHAR PEI

 

El perro shar pei es un alumno de 10. Es un animal inteligente y, como tal, aprende de forma rápida. Sin embargo, debes tener en cuenta que es muy dominante y no tolera la violencia ni las muestras de autoridad demasiado fuertes.

 

Eso no es algo negativo, pero sí implica que deberás ganarte su confianza poco a poco y, además, que vuestros roles tendrán que estar bien claros y diferenciados para evitar problemas en vuestra convivencia. Como con todos los perros, educarlo desde cachorro, con cariño, paciencia y firmeza te será de gran ayuda.

 

 

PACIENTE CON LOS NIÑOS

 

Con un temperamento tranquilo y relajado, propio de los perros de origen asiático, tu shar pei congeniará de manera ideal con los niños. Es un santo con los más pequeños: no se enfada si le tiran de los pliegues de la piel y le gusta jugar con ellos todo el tiempo que pueda. 

 

Aunque recuerda que, para que pueda convivir con niños siendo ya adulto, deberás haberlo socializado mientras era cachorro. De lo contrario, no será tan paciente con ellos.

 

Como decíamos, el perro shar pei es muy inteligente y reconoce con claridad la diferencia entre un adulto y un niño. Así, si ve a un niño saltar el muro del jardín para unirse a los juegos con otros pequeños, lo recibirá moviendo la cola y ladrando de alegría. Pero no reaccionará igual si es un adulto el que realiza el mismo movimiento. En tal caso, lo interpretará como una amenaza y más vale ir con cuidado con él.

 

 

HIGIENE BÁSICA DEL PERRO SHAR PEI

 

Su pelaje es corto, duro y áspero, por lo que no requiere grandes cuidados ni acicalamientos. Y, por supuesto, no necesitarás cortárselo en ninguna época del año. Eso sí, los shar pei tienen la piel muy sensible y deberás cuidársela bien.

 

Si ves que empieza a perder pelo en algunas zonas, puede que se deba solo a la muda, pero no estará de más que lo consultes con su veterinario. Por supuesto, lo mismo debes hacer si ves que aparece algún problema en su piel.

 

 

Así es el perro shar pei: inteligente, tranquilo y casero. Pon atención en su educación y en dejarle claro cuál es tu rol y cuál es el suyo, pasa tiempo con él y tendrás a un compañero fiel y cariñoso.

 

FICHA 

ALTURA: de 40 a 51 centímetros.

PESO: de 15 a 20 kilogramos.

COLOR: variada gama de colores; negro, fuego, marrón oscuro, beige y crema. La parte inferior de la cola y la parte trasera de los muslos son normalmente de un tono más claro.

LONGEVIDAD: de 8 a 12 años.

 

Artículos que te
pueden interesar