Granos en los perros ¿por qué aparecen?

Granos en los perros ¿por qué aparecen?

¿Es posible que tu perro tenga granos? Sí, lo es. Te sorprenderá saber que hay varios tipos de granos en los perros y, por ende, diferentes motivos que los provocan.

Por lo general, los granos son signos de enfermedad. Por eso, es importante que sepas reconocer los granos para no dejar pasar más tiempo y consultar con tu veterinario. Además de recomendarte que seas muy observador con tu perro, hemos elaborado este post para ayudarte a diferenciar los tipos de granos y sus causas. ¡Comenzamos!

 

LAS CAUSAS DE LOS GRANOS EN LOS PERROS

 

A simple vista no son más que un bulto en la piel de tu perro. Pueden tener pus o sangre y salir en cualquier zona del cuerpo canino. Las más comunes son la cara, las extremidades o en la parte del lomo más próxima a la cola.

Entre los diferentes motivos por los que tu perro puede tener granos, exponemos los más comunes a continuación:

  • El acné canino provoca un tipo de grano con pus producto de un proceso inflamatorio crónico. Suelen aparecer en el mentón y los labios. Dado que el folículo piloso se irrita, provocará dolor y picor intenso. Este problema es más propio de razas de pelo corto, como el bóxer o el rottweiler. Para mejorar el problema procura darle a tu perro una dieta rica en ácidos grasos omega 3 y 6.

  • Algunas plantas pueden provocar la aparición de granos en la piel de tu perro. Se trata de una alergia o reacción por contacto. Cuando sales a pasear con tu perro es probable que alguna planta a la que se haya acercado le cause irritación. La zona de contacto se inflama, pica y aparecen granos. Es una reacción que puede ser normal, pero si observas que el problema persiste, acude a un veterinario.

  • Las picaduras de algunos insectos también pueden provocar granos. Con el buen tiempo los insectos se convierten en un factor de riesgo para tu perro. Algunas picaduras producen granos que pican, escuecen y se inflaman; se convierten en algo muy molesto. Si observas que algún insecto ha podido picar a tu perro no te descuides; en los peores casos se puede producir una reacción alérgica grave que requiera de atención veterinaria inmediata.

  • Las glándulas localizadas a ambos lados del ano de tu perro segregan un líquido cada vez que defeca que sirve de reconocimiento para otros perros. Podríamos decir que es su esencia personal, una suerte de DNI canino. Estas glándulas pueden obstruirse y provocar inflamación y dolor considerable. Para prevenirlo, o al menos reducir el riesgo de inflamación de estas glándulas, asegúrate de ofrecerle a tu perro una buena alimentación.

  • La hipersensibilidad alimentaria canina es la causa de granos en perros más grave. Se trata de una reacción adversa a algunos alimentos y aditivos que provocan la aparición de granos en las orejas, pies, axilas, ingles, cara y cuello del animal. Puede aparecer en cualquier raza y a cualquier edad. Los granos son muy dolorosos y provocan mucho picor por lo que es normal que aparezcan lesiones por rascado. Esto es muy peligroso, ya que puede provocar dermatitis infecciosa.

 

CÓMO SOLUCIONAR Y PREVENIR LA HIPERSENSIBILIDAD ALIMENTARIA

 

Solucionar y prevenir la hipersensibilidad alimentaria pasa por elegir una dieta hipoalergénica para tu perro. Esta dieta se caracteriza por estar compuesta de ingredientes que no provocan alergias. Asegúrate de que tu perro come un alimento de alta calidad. Para ello, comprueba que tiene una sola fuente de proteínas, como el pollo o el salmón, y que no contiene trigo ni huevo. Por supuesto debe ser de fácil digestión. Además de evitar alergias, se activarán las defensas naturales de tu perro. El mejor indicativo de que la dieta de tu perro es de calidad es el estado de la piel: ni rastro de granos y de aspecto sano.

 

La gama de pienso ADVANCE Sensitive está especialmente indicada para perros que presentan sensibilidad alimentaria. Esta dieta se basa en una sola fuente de proteínas y arroz. Ambos ingredientes proporcionan un alimento fácil de digerir que reducen el riesgo de una intolerancia alimentaria que pueda manifestarse en la piel.

 

Consulta con tu veterinario cuál es el tipo de piel de tu mascota. Con esta información podrás, además, complementar la alimentación con suplementos nutricionales o snacks. Recuerda, ¡una alimentación de calidad es la clave para la salud y vitalidad de tu perro!

 

Te recomendamos que una vez a la semana mimes a tu perro y de paso le hagas una buena inspección. Revisa bien toda su piel y pelo en busca de posibles problemas, como los granos. Si en la exploración encuentras alguno no los presiones, lo último que queremos es irritar la zona y empeorar la situación. Si no estás seguro de la causa, acude al veterinario para ponerle remedio cuanto antes.

Artículos que te
pueden interesar