Hipo en perros: causas y recomendaciones

Hipo en perros: causas y recomendaciones

¿Tu perro alguna vez ha tenido hipo? ¿Sabes por qué se da el hipo en perros?

En este artículo vamos a revelarte algunos secretos sobre este espasmo. Y es que cuanto más conozcas a tu perro, mejor podrás entenderlo y ayudarle.

 

¿QUÉ ES EL HIPO?

 

Para poder hablar del hipo primero debemos saber qué es exactamente y cómo se desarrolla. El hipo es un espasmo involuntario que se origina al contraerse el diafragma (músculo empleado al respirar) mientras respiramos normalmente. En ese espasmo involuntario las cuerdas vocales se cierran y producen el característico sonido corto: “hip”. 

El hipo en perros es tan usual como en humanos. Algunas veces dura poco, otras se alarga más. Si dura demasiado puede llegar a ser muy molesto. En caso de durar más de 24 horas lo recomendable es que acudas a tu veterinario. Asi podrás evaluar su causa: a veces es respuesta a una enfermedad metabólica o del sistema nervioso central.

 

HIPO EN PERROS: CAUSAS Y RECOMENDACIONES

 

Las causas más comunes del hipo en perro suelen ser:

 

ESTRÉS, ANSIEDAD O MIEDO

 

Situaciones de estrés o de nerviosismo pueden hacer que no tenga control de sus emociones y puede desarrollar hipo. Prevenir estas situaciones negativas será un buen método para ahorrarle a tu perro un rato de hipo.

 

TEMPERATURA AMBIENTAL

 

Los cambios bruscos en la temperatura, especialmente en pleno verano e invierno cuando utilizamos con frecuencia la calefacción o el  aire acondicionado, es otro factor que puede hacer que tu perro sufra hipo. Intenta evitar estas situaciones y ayudarás a que tu perro no tenga hipo con regularidad.

 

ALIMENTACIÓN E INGESTA DE AGUA

 

La ingesta acelerada cuando tu perro se alimenta o bebe a gran velocidad puede provocar hipo. Los perros ansiosos suelen presentar hipo más a menudo. Para ayudar a que tu perro no coma con dicha ansiedad existen boles especiales para ralentizar la velocidad de ingesta.

Tu perro también puede comer a gran velocidad por hambre: algunos productos alimentarios no son lo suficientemente nutritivos y provocan que tu perro tenga cierta ansiedad a la hora de comer. Para evitar esa sensación de hambre elige piensos nutritivos y equilibrados con ingredientes de alta calidad como la gama ADVANCE. Un perro bien alimentado y con los nutrientes necesarios ayuda a su salud tanto por dentro como por fuera.

 

INTOXICACIÓN O ALIMENTOS EN MAL ESTADO

 

El motivo de mayor gravedad por el que tu perro puede tener hipo es por una intoxicación alimentaria. En este caso el hipo es un síntoma que marca el indicio de un peligro. Además puede acompañarse de vómitos, diarrea, dolor abdominal o apatía. En este caso, no dudes en presentarte con urgencia en tu centro veterinario más cercano para que explore a tu perro y le haga las pruebas necesarias, para el diagnóstico correcto.

Si quieres asegurarte de que tu perro tiene una alimentación de calidad opta por un pienso nutritivo. También es recomendable que los alimentos que le des a tu perro estén dentro de la fecha de caducidad o periodo de consumo preferible. Si dudas del estado de algún alimento no no se lo ofrezcas y evitarás posibles problemas.

 

HIPO EN CACHORROS

 

El hipo en cachorros es también muy frecuente por su nerviosismo y alta energía. También los perros de este grupo de edad tienen una mayor sensibilidad a los cambios bruscos de temperatura y tienden a comer engullendo, sin masticar, por lo que ingieren una mayor cantidad de aire, favoreciendo la aparición del hipo con mucha más frecuencia que en adultos.

Como ves, el hipo en perros no es un hecho peligroso en la mayoría de los casos. Sin embargo debes estar atento y alerta cuando este comportamiento persiste en el tiempo.

Lo mejor es prevenir; por tanto si tienes cualquier duda de qué le puede estar sucediendo a tu perro contacta de inmediato con tu veterinario habitual y consultale.

Artículos que te
pueden interesar