Huesos para perros: ¿qué debes saber?

Huesos para perros: ¿qué debes saber?

¿Son buenos los huesos para los perros? Antes de darle uno a tu compañero, veamos sus beneficios y riesgos, algunas recomendaciones al respecto y, finalmente, si existe alguna alternativa más segura y efectiva.

Los riesgos y beneficios de los huesos para los perros dependen de varios factores como el tipo de hueso, las características del animal, si es la primera vez que los come y qué función queremos que cumplan.

 

 

BENEFICIOS DE LOS HUESOS PARA LOS PERROS

 

Los huesos, para los perros, pueden tener tres funciones positivas:

  • Les pueden aportar algunos beneficios nutricionales. Los huesos son una fuente importante de calcio y fósforo. Sin embargo, el resto de nutrientes proceden principalmente de los tejidos adheridos al hueso (carne, cartílago, grasa, etc.). Además, debes saber que los beneficios nutricionales de los huesos solo pueden ser necesarios si tu perro come una dieta casera, ya que esta puede tener alguna carencia. Si le das a tu perro una dieta comercial de calidad y equilibrada, esas necesidades ya estarán cubiertas.

  • Tienen una función recreativa. La actividad de roer y masticar huesos puede resultar beneficiosa para tu perro, tanto para entretenerle como para estimular su mente.

  • Les aportan ciertos beneficios dentales. Masticar huesos puede ayudar a tu compañero a mantener sus dientes limpios y fuertes, además de aportarle cierta protección frente a la formación de sarro. Aunque solo ayuda a los dientes posteriores (premolares y molares) y no previene la enfermedad periodontal.

 

RIESGOS DE LOS HUESOS PARA LOS PERROS

 

Ya sean crudos, cocidos o comerciales, como los de jamón, de fémur de cerdo, de costilla o nudillos, los huesos presentan muchos peligros para los perros y pueden incluso ser mortales. Estos son algunos problemas que pueden causarles:

  • Obstrucción gastrointestinal e impactaciones

  • Asfixia

  • Cortes y heridas en la boca, la faringe, etc.

  • Vómitos

  • Diarreas

  • Perforaciones y hemorragias gastrointestinales

  • Fracturas dentales

Además, los huesos crudos pueden causarles contaminaciones bacterianas que los perros pueden transmitir a las personas.

 

 

RECOMENDACIONES

 

Si, pese a los peligros que conlleva, vas a darle huesos a tu perro, estas son algunas recomendaciones que deberías seguir:

  • Elige huesos crudos envueltos en carne y evita los huesos de pollo.

  • Dale huesos grandes, de aproximadamente el tamaño de la cabeza de tu perro.

  • Déjale el hueso solo bajo supervisión y quítaselo cuando su tamaño sea igual al tamaño de la boca de tu perro.

ALTERNATIVAS A LOS HUESOS PARA PERROS

 

Existen muchas alternativas a los huesos para perros que son más seguras y recomendables. Combinadas entre sí, aumentan los beneficios y cumplen mejor las funciones nutritivas, dentales y de entretenimiento.

  • Una dieta equilibrada y ajustada a las necesidades de tu perro es la opción ideal para satisfacer sus requerimientos nutricionales. Además, existen alimentos con características específicas para el cuidado dental.

  • Los suplementos alimentarios. Si le das una dieta casera a tu compañero, los huesos molidos y harinas de hueso de buena calidad tienen las mismas propiedades que los huesos, sin los riesgo que estos conllevan. Eso sí, consulta la composición y cantidades con tu veterinario para evitar darle un exceso de calcio.

  • El cepillado de los dientes. Aunque quizá a tu perro no le entusiasme, es el sistema más efectivo para controlar la placa bacteriana.

  • Las soluciones antisépticas para perros. Aplicadas directamente sobre los dientes y encías, estas son otra buena alternativa para mantener la salud bucodental.

  • Los masticables y las golosinas dentales. Los huesos duros de cuero crudo, astas, palitos o sticks dentales que se reblandecen poco a poco con la masticación cumplen tanto las funciones recreativas como de cuidado dental. Eso sí, ofrécelos con moderación, ya que algunos tienen muchas calorías.

  • Los juguetes de goma resistente, cuerdas retorcidas y caucho denso de un tamaño apropiado también son adecuados para entretener y contribuir a la salud bucodental. Busca los que hayan sido aprobados como seguros y efectivos.

 

La seguridad de tu perro es lo primero, así que debes valorar los riesgos y beneficios de aquello que vayas a ofrecerle. Sea como sea, cuando le des cualquier juguete, golosinas o huesos para perros, es importante que lo supervises, especialmente si es la primera vez. Si observas cualquier problema, ponte rápidamente en contacto con tu veterinario.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar