Especial otitis en perros: todo lo que debes saber

Especial otitis en perros: todo lo que debes saber

La otitis en perros es una infección común molesta y dolorosa. Para que puedas cuidar correctamente de los oídos de tu perro hemos creado esta guía en la que encontrarás todo acerca de esta dolencia: qué es, cuáles son sus causas, cómo se diagnostica, cuál es su tratamiento y qué precauciones puedes tener para que tu perro no la sufra.

 

¿QUÉ ES LA OTITIS EN PERROS?

 

Técnicamente, la otitis es la inflamación de una parte del oído (llamada epitelio, la zona que recubre el conducto auditivo). Cuando estamos ante una otitis en perros se produce un estrechamiento del epitelio generando un ambiente en el que diferentes microorganismos aprovechan para desarrollarse. 

 

¿POR QUÉ MI PERRO TIENE OTITIS?

 

Como verás a continuación, esta infección puede generarse a raíz de distintas causas. Se podría determinar que existen 3 razones principales por las que un perro puede tener otitis: por factores desencadenantes, factores perpetuantes o factores predisponentes:

 

FACTORES DESENCADENANTES

 

Las principales causas por las que se observa otitis en perros es debido a factores desencadenantes. Entre ellos encontramos ejemplos como:

  • Alergias:

    es más común de lo que pensamos el hecho de que los perros sufran alergia alimentaria o atopia y que ésta desencadene en infección y, por tanto, una otitis.

  • Ácaros:

    el Otodectes cynotis es el principal ácaro responsable de otitis en perros. También lo son el Demodex y el Sarcoptes scabiei. Se caracterizan por su color marrón tirando a negro y a su olor.

  • Cuerpos extraños:

    sobre todo en los perros que viven o pasean por zonas de campo, ya que pueden quedar espigas de las plantas dentro de su conducto auditivo.

  • Otras causas:

    algunos problemas de raíz endocrina, reacciones a productos tóxicos o enfermedades infecciones pueden ser también las causantes de otitis en perros.

Al existir tantas causas distintas es imprescindible que revises periódica y meticulosamente los oídos de tu perro para evitar que sufra otitis. Y es que independientemente de la causa, el éxito del tratamiento radica exclusivamente en la constancia.

 

FACTORES PERPETUANTES

 

Los factores perpetuantes causantes de la otitis en perros se refieren a agentes que provocan infecciones bacterianas producidas por cocos (Staphylococcus), bacilos (Pseudomonas) y levaduras (Malassezia). En este caso, verás que tu perro tiene unas partículas en el oído de color amarillento o marrón, con mal olor.

 

FACTORES PREDISPONENTES

 

Los factores predisponentes son aquellos que crean una propensión a que tu perro pueda tener otitis. Por ejemplo, los perros con el conducto auditivo largo y estrecho, orejas grandes y caídas, con mucho pelo y con escasa ventilación de la zona del oído tienen más probabilidades de sufrir otitis. La humedad es otro factor clave, ya que en una zona mojada o húmeda pueden proliferar microorganismos infecciosos. 

Así, las características anatómicas de su raza pueden predisponer a tu perro a sufrir otitis: aunque no son el principal factor de la inflamación, sí aumentan las probabilidades de que se produzca la infección. Deberás prestar especial atención a este hecho y estudiar un poco acerca de cuáles son las razas que más comúnmente sufren otitis.

 

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA OTITIS EN PERROS?

 

Existen algunos síntomas que pueden darte pistas acerca de si tu perro está sufriendo una otitis. Aquí te dejamos una lista con las principales señales que deben mantenerte alerta:

  • Picor y deseo de rascarse (prurito)

  • Sacudidas

  • Ladeo de la cabeza

  • Rascado frecuente

  • Dolor

  • Alteraciones del comportamiento habitual

  • Mal olor o secreciones del conducto auditivo

Si observas alguno de estos síntomas en tu perro es importante que lo lleves al veterinario para una correcta exploración. Ya no solo para detectar la otitis en perros, sino también para descartar otro tipo de afecciones relacionadas con la otitis.

 

POSIBLES COMPLICACIONES DE LA OTITIS

 

Una de las complicaciones de la otitis en perros es el otohematoma o hematoma circular. Se trata de un cúmulo de sangre en el pabellón auricular que provoca que tu perro se rasque de forma intensa o mueva la cabeza muy bruscamente. En este caso, el tratamiento es quirúrgico.

También es posible que una otitis corriente se desarrolle crónica debido a un tratamiento ineficaz o a la falta de constancia en el tratamiento. Por ello insistimos tanto en que si eres constante con el tratamiento evitarás complicaciones.

 

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO A SEGUIR ANTE UNA OTITIS EN PERROS?

 

En cuanto detectes que tu perro puede tener alguno de los síntomas de la otitis, acude al veterinario para que pueda realizar una correcta exploración y diagnóstico. A continuación, el profesional estudiará cómo erradicar la causa primaria y cómo aliviarle los síntomas. El tratamiento puede incluir la limpieza de oídos, la aplicación de gotas en forma de antibiótico o antiinflamatorio, cambios en la alimentación...

 

¿CÓMO PUEDO PREVENIR QUE MI PERRO TENGA OTITIS?

 

Si tu perro tiene predisposición a sufrir otitis es muy difícil poder prevenirla. Precisamente por la facilidad de infectarse de tu perro es imprescindible que tomes en cuenta alguno de estos consejos:

 

PREVENCIÓN RELACIONADA CON LA HIGIENE

 

Es de vital importancia evitar la humedad en la zona del interior de las orejas, sobretodo en animales predispuestos biológicamente a que diversos microorganismos habiten esta  zona de su cuerpo.

Otra de las acciones que puedes llevar a cabo para prevenir la otitis en tu perro es la revisión periódica de su pabellón auricular y la limpieza de éste. Eso sí, no uses bastoncillos para los oídos porque el resultado podría ser contraproducente. Es preferible que uses limpiadores indicados para la limpieza de los oídos de los perros.

 

PREVENCIÓN RELACIONADA CON LA ALIMENTACIÓN

 

Una buena alimentación es fundamental. Las pieles atópicas, las alergias o las intolerancias pueden provocar otitis y si mantienes una correcta alimentación, sana y equilibrada, en tu perro estarás evitando la otitis en buena medida.

Después de leer esta guía habrás comprobado que las causas de la otitis en perros son múltiples y debida a distintos factores. Una revisión metódica, meticulosa y periódica te ayudará a detectar cualquier problema antes de que se agrave. Asimismo, la constancia en el tratamiento de la otitis en perros es clave para que el tratamiento tenga éxito y para evitar posibles complicaciones.

Artículos que te
pueden interesar