Macho o hembra: ¿qué elijo?

Macho o hembra: ¿qué elijo?

¿Llega un perro a tu vida? ¿Has sopesado bien los pros y los contras de hacerse cargo de un perro y has decidido apostar por acoger a uno en casa? ¡Genial! Ahora solo tienes que aprender todo lo posible acerca de él: su carácter, sus gustos y sus necesidades. Solo así le procurarás los cuidados necesarios para que su vida sea plena y feliz; y también la tuya en su compañía.

Pero, ¿te has parado a pensar qué es lo que más te conviene? ¿Acoger un perro macho o hembra? En este artículo te contamos cuáles son las diferencias para que puedas elegir con toda la información en la mano. ¡Continúa leyendo!

 

UN PERRO NUEVO EN CASA

Acoger a un perro en casa es maravilloso, pero también comporta una gran responsabilidad. Todas las personas que convivan con el perro deberían ser conscientes de ello. El perro macho o hembra que acojamos demandará tiempo y cariño. Nuestro amigo va a necesitar pasear varias veces al día, alimentarse, jugar… Además de la raza, hay un aspecto no menos importante que es la elección del sexo del perro.

 

QUÉ DIFERENCIA A LOS MACHOS DE LAS HEMBRAS

Por norma general, las diferencias entre perro macho y hembra son el tamaño y el comportamiento. Pero hay algunas más:

MACHO

  • Marcan su territorio a través de la orina.
  • Se escapan en búsqueda de una hembra en celo y muestran agresividad con otros perros de su mismo sexo.
  • Estos comportamientos suelen mantenerse a lo largo de toda la vida.
  • Suelen ser muy activos y juguetones.
  • Tienen algunos malos hábitos, como «montar» objetos o personas y lamer su orina.

HEMBRA

  • La hembra tendrá períodos de celo semestrales.
  • Durante el celo, la hembra sufre pérdidas de sangre (pequeñas) durante unos 14 días.

    Es conveniente saber cuáles son las etapas del celo.

  • Puede sufrir los mal llamados 'embarazos psicológicos'.
  • Se debe tener especial cuidado si no se desea tener cachorritos, lo que requiere un control veterinario específico.

    Si nuestra perrita se queda embarazada, habrá que procurarle cuidados específicos, por ejemplo una alimentación diseñada especialmente para el embarazo y lactancia. 

LA ELECCIÓN DEL SEXO

Después de conocer algunas de las diferencias, la elección del sexo es una cuestión de cada uno. Si ya hay un perro macho en casa, es preferible optar por una hembra. De todos modo, no debemos olvidar que cada perro tiene su carácter individual y su propio temperamento, que es el resultado de su genética y de lo vivido. Estas circunstancias pesan mucho más que la distinción de sexo en el perro.

 

DIFERENCIAS DE CARÁCTER: ¿SON UN MITO?

A menudo se escucha hablar de diferencias en el carácter de perros machos y hembras. Por ejemplo, se dice que los machos tienen fama de ser más atrevidos e independientes. Por eso mismo, se supone que son mejores para tareas de guardia y protección. Además, mucha gente cree que los perros machos son más independientes y, por lo tanto, tienden a desobedecer más que las hembras.

 

Por el contrario, las hembras tienen famas de ser más cariñosas y estar más unidas a la casa. Muchas personas opinan que las hembras adoran vivir en familias grandes con niños, a los que cuidan casi como si se tratase de sus propios cachorros. También se dice que son más diestras a la hora de ser educadas y que, por lo tanto, son más manejables que los machos. Aunque, en realidad, siguiendo unas pautas y recomendaciones concretas podemos enseñar a nuestros perros independientemente de que sean machos o hembras. Por ejemplo, ¿sabes cómo lograr que tu cachorro acuda cuando lo llamas?

Sin embargo, no hay datos científicos que respalden estas creencias. Lo verdaderamente cierto es que tanto los machos como las hembras son animales muy cariñosos, fieles e inteligentes. Cada animal es único y demostrará en poco tiempo su propia personalidad y temperamento.

Quizás los pequeños matices que hemos descrito anteriormente te ayuden a decidir entre perro macho o hembra. Pero si acudes a buscar a tu nuevo mejor amigo de cuatro patas y sientes un flechazo que, además, sea recíproco con alguno de los perros que allí encuentres, no dejes que te condicionen las sutiles diferencias entre sexos. Al final, la química puede ser una excelente ayuda para la toma de decisión.

Artículos que te
pueden interesar