Manzanilla para perros: ¿se les puede dar? - ADVANCE

Manzanilla para perros: ¿se les puede dar?

La manzanilla es una planta natural muy utilizada por las personas y que tiene diferentes usos. No obstante, es interesante saber si es recomendable dar este producto a tu perro, así como averiguar si la manzanilla para perros es beneficiosa. Antes de pensar en utilizarla para tu perro, te interesará leer este post y aprender qué propiedades tiene, y cómo se la puedes dar. A continuación vas a descubrir muchas novedades sobre qué puede hacer la manzanilla para ayudar a tu compañero.

PROPIEDADES DE LA MANZANILLA

 

Aunque es una hierba que tiene grandes beneficios en los humanos, la manzanilla para perros no debería ser utilizada sin consultar al veterinario habitual.

 

Las propiedades más conocidas y con mayor uso son las siguientes:

 

  • Antiinflamatoria

  • Digestiva

  • Reduce los gases

  • Calmante

  • Antisépticas

  • Cicatrizante

La forma en la que se administra, generalmente, es en infusión y de forma tópica.


¿ES ADECUADA, LA MANZANILLA PARA PERROS?

 

Sí, lo es. Pero es importante tener en cuenta que debes consultar sobre la dosis correcta de  manzanilla para tu compañero. La manzanilla tiene las mismas propiedades y beneficios para los perros que para los humanos, pero te aconsejamos que contactes con tu veterinario para decidir, tanto la dosis como la aplicación. Ambas dependerán de la enfermedad que sufra, de su edad y de los medicamentos que esté tomando.

 

¿CÓMO SE PODRÍA DAR LA MANZANILLA PARA PERROS?

 

La manzanilla para perros tiene muchas ventajas, porque la puedes utilizar en distintas situaciones:
 

Desórdenes gastrointestinales


Se puede administrar manzanilla para perros si existen vómitos o diarrea leve. Esto ayuda a regular el aparato digestivo y a mantener una correcta hidratación. Es un remedio casero y efectivo, que se puede preparar haciendo la infusión y esperando a que se enfríe para aplicar.

 

Si los síntomas persisten, el animal es un cachorro o un anciano, o bien está muy apático, la primera opción es acudir a tu veterinario de confianza para no poner en peligro a tu perro.


Problemas oculares

La manzanilla para perros también se usa para limpiar los ojos del perro, en caso que estén enrojecidos y con un exceso de lágrima o legaña. Igualmente, prepara la infusión y déjala enfriar. Después, empapa una gasa estéril en la manzanilla y aplícala con movimientos suaves en la zona afectada. 

 

Aun así, te recomendamos que lo hagas solo si la secreción no es purulenta. Si tu perro no mejora, deja de administrar la manzanilla y contacta con tu veterinario de inmediato.

 

Parásitos externos

Otro caso en el que puedes utilizar manzanilla para perros es cuando veas alguna garrapata pegada a su piel. En este caso, sumerge una gasa en manzanilla y remoja la zona para ablandarla y así extraer más fácilmente el parásito. 

 

Asegúrate de que has eliminado completamente la garrapata y que no se ha quedado la cabeza bajo la piel, ya que esto podría producir una infección. No olvides utilizar el producto antiparasitario habitual que te ha recomendado tu veterinario de confianza.

 

Problemas de piel

También puede ser recomendable aplicar la manzanilla para perros en sus problemas dermatológicos. Al igual que en otros casos, debes preparar la infusión y dejar enfriar para poder, con la ayuda de gasas, aplicar la manzanilla en la piel. 


La manzanilla ayuda a calmar la inflamación y enrojecimiento de la piel, por ejemplo en la dermatitis por picadura de pulgas o la irritación de la piel por otra causa de rascado. Sin embargo, siempre debes consultar a tu veterinario para averiguar el diagnóstico definitivo.

¿EXACTAMENTE CÓMO SE PREPARA LA MANZANILLA PARA PERROS?
 

La preparación de la manzanilla para perros es muy simple:

  • Hierve unos 250 ml de agua.

  • Introduce una bolsita de manzanilla en el agua.

  • Déjala unos 5 minutos para que desprenda todas sus propiedades

Si la recomendación es que tu perro beba la manzanilla, puedes mezclarla con el agua de bebida. Si la rechaza, puedes dársela con una jeringa de 10 ml, sin aguja. Llena la jeringa e introdúcela, con cuidado, por el lateral de la boca.  

 

La forma tópica es la que hemos comentado: con la infusión lista, empapa una gasa estéril, diferente para cada aplicación, y aplícala en la zona afectada.


¿QUÉ OTRAS INFUSIONES EXISTEN PARA PERROS?

 

La manzanilla para perros no es la única que puedes utilizar. También hay otras infusiones, como por ejemplo:

  • Menta, para aliviar los problemas respiratorios

  • Canela, para las náuseas y los dolores abdominales

  • Milenrama, para los trastornos urinarios, ya que es diurética

  • Infusión de hinojo, para las flatulencias

  • Infusión de perejil, para la halitosis

Nunca se debe añadir azúcar, ni edulcorante, ni otros productos para endulzar. 


En definitiva, la manzanilla para perros es un refuerzo terapéutico ideal, que se puede usar en solitario o como acompañamiento de otros medicamentos, en muchos trastornos de salud. Además, como has visto, existen remedios naturales que pueden ser un soporte para ayudar a tu perro a equilibrar su salud. Eso sí, siempre bajo la supervisión de un profesional veterinario, que es quien tiene más conocimiento en el mundo de la medicina para animales.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar