Mi perro es agresivo, ¿qué hago?

Mi perro es agresivo, ¿qué hago?

Cualquier perro puede mostrar un comportamiento agresivo en algún momento de su vida, ya sea por una enfermedad física, una alteración de su comportamiento o a una combinación de ambas. Entonces, ¿qué puedes hacer si tu perro es agresivo?

QUÉ HACE QUE UN PERRO SEA AGRESIVO

 

Para saber cómo tratar a un perro agresivo, es fundamental conocer el amplio abanico de causas que pueden desencadenar este tipo de conducta que, como avanzábamos, puede estar relacionada con su salud o con su comportamiento.

 

Si tiene un problema de salud, los motivos más frecuentes por los que puede que tu perro sea agresivo o, si más no, muestre una conducta irritable, son las siguientes:

  • Dolor o picores (prurito) que le causan malestar e irritabilidad.

  • Alteraciones en su metabolismo.

  • Déficits en alguno de sus sentidos, como que no escuche o no vea bien.

  • Problemas cerebrales como, por ejemplo, la demencia senil.

  • Otras causas menos frecuentes como las intoxicaciones o la epilepsia, entre otras.

En la mayoría de estos casos, además de la agresividad, suelen existir otros síntomas característicos de la enfermedad: cambios de conducta, alteraciones de su estado general, etc.

 

¿Y si su comportamiento no está causado por ninguna enfermedad? En ese caso, las razones más comunes por las que puede que tu perro sea agresivo son estas:

  • Por dominancia, cuando se está estableciendo una jerarquía.

  • Por competitividad, cuando lucha con otro perro por una misma cosa.

  • Por miedo, ante estímulos que siente como una amenaza.

  • Por territorialidad, si alguien (perro o persona) entra en su territorio habitual.

  • Por proteger sus recursos, cuando alguien “trata de quitarle” algo, como por ejemplo la comida.

  • Por su educación, si ha sido adiestrado para ser agresivo.

  • Por instinto depredador, cuando otros animales y personas están en movimiento (ciclistas, corredores).

  • Por falta de control, si no es capaz de reprimirse y no controla su forma de morder mientras juega.

  • Maternal, si la madre siente que sus crías están en peligro (también puede ocurrir tras un embarazo psicológico).

     

 

¿CÓMO AFRONTAR LOS PROBLEMAS DE AGRESIVIDAD DE TU PERRO?

 

Si el motivo por el que tu perro es agresivo es una enfermedad, normalmente este comportamiento desaparecerá cuando se elimine o controle la patología. Para ello, la ayuda de tu veterinario, que es quien puede examinar a tu compañero, diagnosticarlo y tratarlo, es esencial. Es recomendable que acudas a él pronto para evitar que tu perro aprenda esta nueva conducta agresiva y pase a formar parte de su comportamiento normal (aunque eso sucede muy pocas veces).

 

Si la causa es de conducta y no de salud, la forma como deberás afrontar la situación dependerá de qué cause la agresividad de tu perro y de sus características como individuo. En este caso, es conveniente que consultes con un etólogo veterinario para que pueda ayudarte.

 

Mientras, para que tengas alguna información, estas suelen ser las recomendaciones generales:

  • Seguir un programa de adiestramiento basado en la obediencia y la modificación de su conducta mediante diferentes técnicas que suelen recompensar los comportamientos correctos.

  • Seguir una terapia farmacológica. Los fármacos pueden ser de ayuda si tu veterinario lo considera necesario, pero son solo un apoyo al adiestramiento, sin este, la medicación no resulta efectiva a largo plazo.

  • Que te impliques en la educación y el manejo de tu perro y sigas pautas muy concretas. La paciencia y la constancia son fundamentales.

  • Si tu perro es agresivo por dominancia y territorialidad y es macho, el tratamiento puede requerir la castración.

  • También como apoyo, quizá te recomienden el uso de algunos suplementos, como las hormonas sintéticas, o de terapias alternativas, como la acupuntura. Del mismo modo, que tu perro haga más ejercicio físico puede ser de ayuda.

 

Cualquier forma de agresividad en perros puede suponer un grave problema de seguridad tanto para las personas como para otros perros, además de dificultar vuestra convivencia. Por eso, si tu perro es agresivo, no dudes en consultar con un especialista veterinario y/o etólogo lo antes posible.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar