Mi perro hace ruidos como si no pudiera respirar - ADVANCE

Mi perro hace ruidos como si no pudiera respirar

Hay momentos en los que tu perro puede hacer ciertos ruidos, como si no pudiera respirar, como si se estuviera ahogando.

Esto puede estar provocado por distintas causas, algunas que pueden ser puntuales y otras crónicas, pero que no entrañan peligro alguno para tu perro. Sin embargo, hay ciertas causas que sí pueden ser graves y es necesaria una actuación rápida para que tu perro no corra ningún riesgo. En este artículo te damos más detalles al respecto.

 

CAUSAS POR LAS QUE TU PERRO HACE RUIDOS COMO SI NO PUDIERA RESPIRAR

 

ESTORNUDO INVERSO

 

El estornudo inverso es causado por un espasmo de la garganta y del paladar blando, provocando que el aire sea aspirado de forma violenta hacia el interior, en lugar de salir hacia el exterior. Cuando esto ocurre, podrás observar cómo tu perro hace un ruido de manera repentina y comienza a emitir unos ruidos como si no pudiera respirar. Además, los perros adoptan una postura para intentar pasar este momento, la llamada postura ortopneica: separando sus extremidades y estirando el cuello.

Las causas de este estornudo son las mismas que las de un estornudo normal, por lo que no es algo por lo que debas preocuparte ya que puede ocurrir frecuentemente. Las razas pequeñas, o aquellas que presentan defectos anatómicos en la nasofaringe, como el Bulldog o el Carlino son más propensos a sufrir un estornudo inverso.

 

GOLPE DE CALOR

 

Al igual que a los humanos, el golpe de calor ocurre cuando la temperatura corporal cambia de manera brusca y se eleva debido al calor y/o la humedad, al hacer ejercicio o combinando las dos. Esto provoca una hipertermia, elevando la temperatura corporal por encima de 41ºC.

Los síntomas del golpe de calor en perros son:

  • Jadeo, a veces intenso, para regular su temperatura

  • Dificultades al respirar

  • Salivación excesiva

  • Mucosidad en la boca

  • Enrojecimiento de ojos

  • También puede llegar a tener convulsiones o pérdida de consciencia

Esta es una urgencia médica que hay que tratar lo antes posible, ya que puede provocar un fallo multiorgánico con la consecuente muerte. 

Si eres testigo de un golpe de calor, intenta enfriar a tu perro  (no muy bruscamente, con agua fría basta) y llévalo a urgencias. Esta afección puede ocurrir a cualquier raza, pero es más común en perros de pelo largo y oscuro, razas braquiocefálicas, cachorros, perros senior, perros con problemas respiratorios o cardíacos y con obesidad.

 

COLAPSO TRAQUEAL

 

Otra razón por la que tu perro puede parecer que se ahoga es el colapso traqueal. La tráquea es el tubo por el que pasa el aire que respira y exhala el perro. Está formado por unos anillos de cartílago, que si se debilitan y el músculo que rodea la tráquea se laxa, puede producir un estrechamiento de la tráquea y su colapso.

Cuando ocurre esto suele aparecer la llamada “tos de ganso”, pudiendo derivar en dificultad respiratoria (disnea), expectoración e incluso cianosis (piel y mucosas azuladas) o síncopes en los casos más graves.

Esto puede ocurrir de manera más frecuente al hacer ejercicio, cuando existe excitación,  cuando el perro come o bebe o al ejercer una ligera presión sobre la tráquea. 

Puede afectar a cualquier perro, especialmente a los de raza pequeña. La obesidad también es un factor a tener en cuenta.

 

SÍNDROME DEL BRAQUICEFÁLICO

 

Esto ocurre cuando las vías respiratorias se obstruyen debido a anomalías anatómicas de nariz, nasofaringe y laringe, como el estrechamiento de las narinas, el paladar blando elongado o el colapso de la laringe.

La consecuencia es que se presentan unos ruidos durante la inspiración, así como ronquidos, arcadas, vómitos de saliva y espuma, o de comida sin digerir. Puede llegar a la cianosis o al síncope, especialmente en momentos de esfuerzo o excitación, o con mucho calor y humedad.

Este síndrome es muy común en perros con el cráneo ancho y hocico corto, como los Bulldog o Boxer.

 

PATOLOGÍAS RESPIRATORIAS

 

Cualquier afección a las vías respiratorias por alergia (rinitis), inflamatoria (neumonía o pleuritis), infecciosa (moquillo), estructural (elongación del paladar blando), cuerpos extraños obstructivos (huesos alojados en la garganta), traumatismos o a causa de neoplasias también pueden producir ruidos en la respiración.

Cuando estos casos ocurren, aparecen acompañados de otros síntomas asociados a la enfermedad como secreción nasal, conjuntivitis, tos, fiebre...

 

PATOLOGÍAS CARDIACAS

 

Afecciones al corazón como dirofilariosis (gusano del corazón), el derrame pericárdico o la insuficiencia cardiaca congestiva también pueden provocar alteraciones respiratorias por afección pulmonar secundaria.

Las razones por las que tu perro hace ruidos como si no pudiera respirar pueden ser muy variadas, estas son una muestra de lo más común. Trata de identificar la causa lo antes posible, sobre todo si aparece de manera repentina sin que haya una afección que sepas que tu perro tiene.

Así, si ves que tu perro tiene dificultades al respirar, llévalo a tu veterinario para que valore su estado.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar