Mi perro jadea mucho: ¿Cuál es el motivo? | Advance

Mi perro jadea mucho: ¿Cuál es el motivo?

El jadeo en el perro es un suceso realmente apasionante en el que no solemos indagar demasiado; simplemente lo damos por hecho. Pero ¿para qué sirve?

Los perros no tienen glándulas sudoríparas, así que no sudan. ¿Sabías que, entonces, para regular su temperatura corporal tu perro se sirve del jadeo? Si te has preguntado alguna vez «por qué mi perro jadea mucho» sigue leyendo. En este artículo te desvelamos cuál es su propósito y cómo interpretar los diferentes jadeos.

EL JADEO EN EL PERRO

El jadeo es un mecanismo de tu perro que le sirve para refrigerar su cuerpo y mantener una temperatura corporal óptima. Esta respiración acelerada y poco profunda le permite controlar la temperatura y suple las glándulas sudoríparas de las que carece su organismo. A excepción de las almohadillas y la nariz, que sí transpiran y por eso están siempre húmedas. Sin embargo, no son suficientes para liberar todo el exceso de calor de su cuerpo. De ahí que haya desarrollado otra forma de enfriarse: el jadeo.

 

Cuando comienza el calor, es normal que tu perro jadee. Si el cuerpo del perro alcanza los 38 o 39 grados, hace su aparición este mecanismo. Tu perro saca la lengua y empezará a tomar y expulsar aire muy rápidamente. Gracias a este mecanismo, el agua de la boca del perro se evapora y el aire comenzará a circular por todo su organismo de forma más eficaz. Todo este ciclo favorece la liberación del exceso de calor y el bienestar del animal.

 

Por lo tanto, cuanto más calor haya en el ambiente, tu perro necesitará jadear más para termorregularse. Ahora bien, además de esta causa normal y fisiológica por la que jadea tu perro en exceso, existe otra patológica. Esto no quiere decir que si tu perro jadea mucho, automáticamente debas pensar que algo va mal.

 

Es habitual que tu perro jadee si realiza un ejercicio intenso, por ejemplo. Para lograr equilibrar su temperatura, aumentará el número y frecuencia de jadeos. Conforme vaya bajando la temperatura corporal, también disminuirá la frecuencia de jadeos. Sin embargo, si pasado un tiempo esto no sucede, te recomendamos consultar con tu veterinario para descartar alguna de las causas por las que tu perro jadea mucho.

 

POR QUÉ MI PERRO JADEA MUCHO

Podemos distinguir dos tipos de jadeo: el normal y el excesivo. El jadeo normal es la respuesta fisiológica que ya hemos descrito y que puede desencadenarse por un aumento de temperatura en el ambiente, el ejercicio intenso o una emoción intensa

 

No obstante, también existen muchos motivos por los que puedes pensar: «mi perro jadea mucho, algo va mal». Para que las tengas en cuenta, puedas relacionarlas con un jadeo intenso y actuar en consecuencia, te las explicamos a continuación:

 

  • Dolor: tu perro puede sentir dolor por muchos motivos. Lo que debes tener claro es que un jadeo intenso que no remite puede ser indicio de un traumatismo u otra condición que cause dolor.

  • Fiebre: como en otros mamíferos, la fiebre es un mecanismo de defensa que puede padecer tu perro como defensa ante una enfermedad. Dado que su temperatura corporal aumenta, tu perro empezará a jadear más para controlar la refrigeración.

  • Golpe de calor: esta condición requiere que actúes con urgencia. Es importante conocer los síntomas que provoca el golpe de calor en los perros y acudir al veterinario de inmediato. Además del aumento de temperatura acompañado de jadeo intenso otros síntomas son: fiebre, vómitos, dificultad para respirar, deshidratación, hemorragia o shock.

  • Intoxicación: hay varias sustancias que resultan peligrosas para tu perro. Uno de los síntomas de intoxicación es el fuerte jadeo acompañado de hemorragias, convulsiones, vómitos, diarrea, dificultad respiratoria y debilidad.

Además de las causas mencionadas, ten en cuenta que ciertas razas son más propensas al jadeo. Concretamente, las razas braquicéfalas, como el Bóxer, Bulldog o Carlino. Otra condición a tener en cuenta es el sobrepeso u obesidad. Un perro con kilos de más se cansará más rápido ante cualquier exigencia física y jadeará mucho más.

 

Como ves, resulta muy útil contar con la información apropiada sobre los posibles peligros que pueden acechar la vida de tu perro. Gracias a este conocimiento podrás actuar rápidamente y de la forma más adecuada. Si piensas: «mi perro jadea mucho» y no es normal, con esta información puedes determinar si es una señal de alarma que debas atender de forma prioritaria y acudir de inmediato a tu veterinario de confianza.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar