Mi perro ronca, ¿por qué?

Mi perro ronca, ¿por qué?

¿Has notado que tu perro ha empezado a roncar o ahora lo hace más fuerte? Si te preguntas “¿por qué mi perro ronca?”, a continuación te damos algunas respuestas clave. Normalmente es algo normal, pero también puede ser el aviso de que existe algún problema que tu veterinario debería chequear.

¿POR QUÉ MI PERRO RONCA?

 

El sonido del ronquido aparece por una obstrucción en el paso del aire a través de la cavidad nasal y la garganta. Puede que al oírlo te preguntes: “¿por qué mi perro ronca?”. En muchos casos, se trata de algo natural:

  • Solo lo hace cuando duerme. En las personas, se cree que el ronquido durante el sueño se produce porque los músculos de la garganta y de la zona se relajan y vibran con el paso del aire. En los animales el proceso no está tan estudiado, pero si tu perro ronca solo cuando duerme, podría ser por el mismo motivo.

  • Se debe a su postura. Seguro que, a veces, tu compañero duerme en posiciones que te parecen extrañas. Esas posturas retorcidas pueden hacer que sus vías respiratorias queden comprimidas y el paso de aire se vea obstruido.

 

SI MI PERRO RONCA, ¿PUEDE TENER ALGÚN PROBLEMA?

 

En algunas ocasiones, el ronquido sí puede indicar que algo no va bien. Aunque en estos casos, suelen aparecer otros síntomas además del ronquido, como que se canse con poco ejercicio, parezca nervioso o tenga mucosidad.

 

¿Qué problemas pueden causar que tu perro ronque?

  • Obesidad. El sobrepeso hace que la grasa se acumule bajo la piel y alrededor de los órganos, pero también en la zona del cuello, pudiendo presionar las vías respiratorias. Lo que se traduce en “mi perro ronca”. 

  • Cuerpo extraño. Al olfatear, puede entrarle en la nariz algún trozo de planta o espiga que, si se queda clavado o le provoca inflamación, hará que ronque, aunque es más común que le cause estornudos y descarga nasal.

    También puede suceder que se le atasque algo, como un trozo de hueso, en la garganta, cosa que obstruiría el paso del aire y también provocaría ronquidos. En ese caso, además podrías notar que tiene arcadas y le cuesta tragar.

  • Mucosidad en la nariz o la garganta por infecciones.

  • Inflamación de las vías respiratorias.

  • Otros. Existen otras posibles causas del ronquido de un perro, como son el colapso de tráquea (más común en perros de pequeño tamaño), la parálisis laríngea (más común en los de raza grande), los pólipos, etc.

     

 

MI PERRO RONCA PERO ES BRAQUICÉFALO, ¿ES NORMAL?

 

Que un perro sea braquicéfalo quiere decir que es chato, como el bulldog francés o el inglés, el carlino, el shih tzu o el bóxer. Si tu compañero lo es, es probable que te hayas visto diciendo “mi perro ronca”.

 

El hocico de estos perros y su cráneo, que es más ancho que el de otras razas, hacen que su aparato respiratorio sea algo distinto:

  • Narinas estrechas. Suelen tener orificios nasales más cerrados que otros perros.

  • Cavidad nasal corta.

  • Elongación del paladar blando. Cuando este es demasiado largo puede tapar la entrada del aire a la laringe.

  • Laringe más estrecha.

En muchas ocasiones, estas diferencias hacen que les cueste respirar y eso, además de causar ronquidos, dificulta su día a día: se cansan con rapidez y les cuesta jugar y correr con normalidad. Si es el caso de tu perro, es recomendable que lo hables con tu veterinario para ver si se puede mejorar la situación.

 

 

Esperamos haber respondido a tu pregunta: “¿por qué mi perro ronca?”. Como ves, puede que sea algo natural, sobre todo si solo lo hace mientras duerme o cuando adopta una postura extraña. Pero si notas otros síntomas, como toses, mucosidad o cansancio, es recomendable que acudas a tu veterinario para que evalúe el ronquido de tu compañero.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar