Mi perro tiene caspa, ¿cómo la trato?

Mi perro tiene caspa, ¿cómo la trato?

La caspa es un problema frecuente en las personas que, en ocasiones, también puede afectar a los perros. Así que, si tras encontrar pequeñas escamas blancas o amarillas entre el pelo de tu compañero te has preguntado “¿Mi perro tiene caspa?”, seguramente la respuesta sea “Sí”. A continuación te explicamos qué puede provocarla y cómo eliminarla.

¿POR QUÉ MI PERRO TIENE CASPA?

 

La caspa, también conocida como seborrea, está formada por células muertas de la capa más superficial de la epidermis que se desprenden formando escamas blancas.

 

¿Por qué mi perro tiene caspa?” Seguramente, el problema se deba a alguna enfermedad de la piel o a que, simplemente, esta esté irritada por algún motivo. 

 

Estas son las causas más frecuentes de caspa en perros:

  • Ambientes secos y polvorientos. Estos pueden provocar que la piel de tu compañero se reseque.

  • Pelo largo y enredado o exceso de pelo muerto. Ambas situaciones no dejan que la piel se oxigene correctamente.

  • Alergias. Estas pueden ser ambientales, alimentarias o a la saliva de pulga. En el último caso, además de caspa, notarás que tu perro tiene la piel enrojecida y se rasca de forma exagerada.

  • Enfermedades hormonales, como el hipotiroidismo. Por su causa, entre otros síntomas como el aumento de peso y la inactividad, la piel se vuelve frágil, se descama y aparecen alopecias en ambos lados del cuerpo. 

  • Cheyletiella o caspa andante. En este caso, tu perro no tiene caspa, sino un parásito que parece una escama blanca. Si has notado que la caspa de tu perro se mueve, es probable que se trate de este ácaro. 

     

 

¿POR QUÉ MI PERRO TIENE CASPA AMARILLA?

 

Hay situaciones en que las escamas son amarillas y de mayor tamaño, porque además de contener restos de células muertas, llevan secreciones como grasa o pus. En estos casos, la respuesta a “por qué mi perro tiene caspa” es otra:

  • Padece una infección en la piel. Al principio le aparecerán pequeños nódulos amarillos (el color se debe al pus en su interior). Estos se suelen secar rápidamente, dando lugar a escamas amarillas que se pueden confundir con caspa. 

  • Tiene seborrea grasa. Si las glándulas sebáceas de la piel de tu compañero secretan una cantidad exagerada de grasa, las escamas serán amarillas y grasientas, y es posible que su piel desprenda un olor rancio y desagradable.

La alimentación también puede ser clave para no volver a repetir la frase “mi perro tiene caspa”.

MI PERRO TIENE CASPA, ¿CÓMO PUEDO ELIMINARLA?

 

La caspa, además de ser un problema estético, puede resultar molesta y provocar picor y tirantez, por eso es importante ponerle remedio. Entonces, ¿qué hacer ante el “mi perro tiene caspa”?

 

En primer lugar, es importante que mantengas su piel y pelo limpios y cuidados. Para ello, cepíllalo con regularidad para eliminar el pelo muerto y los nudos, sobre todo si se trata de un perro de pelo largo.

 

Si vives en una zona de clima seco, o con mucho polvo o tierra, es recomendable que lo bañes con un champú adecuado a su tipo de piel para que esta se mantenga limpia e hidratada.

 

Existen champús específicos contra la seborrea tanto grasa como seca, que ayudan a eliminar las escamas además de aportar humedad e hidratación. Es recomendable dejarlos en contacto con la piel unos 5-15 minutos para que hagan efecto y repetir los baños dos o tres veces por semana hasta que se solucione el problema, o incluso a largo plazo si es necesario.

 

También hay otros productos que pueden ayudarte a combatir la caspa, como botellitas de ácidos grasos e hidratantes que se aplican en la piel del perro o lociones hidratantes y calmantes.

 

Por último, la alimentación también puede ser clave para no volver a repetir la frase “mi perro tiene caspa”. Los suplementos y los alimentos ricos en ácidos grasos omega tres, como DERMAFORTE y ADVANCE ATOPIC, ayudan a reparar la barrera cutánea y tienen una función antiinflamatoria y protectora.


 

 

Esperamos haberte aclarado la duda sobre “¿por qué mi perro tiene caspa?”. Ahora ya sabes que una dieta rica en ácidos grasos omega tres, los champús especiales y las lociones hidratantes pueden ayudarte a mejorar e incluso eliminar este pequeño problema de la piel de tu compañero.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar