Mi perro tiene mocos, ¿es grave?

Mi perro tiene mocos, ¿es grave?

Si hace poco te has fijado en tu compañero y has dicho “mi perro tiene mocos”, es posible que te preguntes a qué se debe y si la situación es grave. Te respondemos a estas preguntas y te contamos cómo actuar si tu perro se encuentra en esta situación...

¿POR QUÉ MI PERRO TIENE MOCOS?

  

La pregunta “¿por qué mi perro tiene mocos?” tiene distintas respuestas. Para empezar, debes saber que la función de estas secreciones es la de actuar como barrera de defensa ante infecciones y agentes irritantes.

 

Dicho esto, el tipo de mucosidad y si los mocos aparecen en uno o los dos orificios nasales son factores clave para saber por qué tu perro tiene mocos:

 

MUCOSIDAD ACUOSA Y TRANSPARENTE

 

Ante la frase “mi perro tiene mocos”, esta es la variante menos grave y sus causas pueden ser las siguientes:

  • Las primeras fases de una irritación en la mucosa respiratoria

  • La emoción ante algo o alguien o que acabe de hacer ejercicio. En tal caso, la secreción será puntual y desaparecerá al poco tiempo. 

  • Un irritante en el aire, como humo, polvo, ambientadores o contaminación.

  • Un cuerpo extraño alojado en su nariz, como una espiga. En este caso, es probable que tu compañero se frote el hocico y lo arrugue tratando de aliviar la molestia. Es un problema bastante común, sobre todo después de una salida por el campo en verano.

  • Las primeras fases de una infección vírica.

 

SECRECIÓN MUCOSA

 

Si tu perro tiene mocos más espesos y blancuzcos, amarillos o verdes, los motivos pueden ser estos:

  • Una enfermedad más grave o una fase más avanzada de los problemas que acabamos de comentar.

  • Una infección por hongos o bacterias.

  • Un cuerpo extraño, como una espiga, que en este caso lleva ya algún tiempo alojado en su nariz. En esta situación, tu perro tendrá mocos solo en el orificio nasal donde se encuentra el cuerpo extraño.

  • Una infección bucal grave. La secreción nasal estará solo en el orificio del lado afectado y, en casos muy avanzados, incluso puede que aparezcan restos de alimento.

 

SECRECIÓN SANGUINOLENTA

 

La frase “mi perro tiene mocos con sangre” parece más preocupante, pero ten en cuenta que, si el animal estornuda muy fuerte, puede salirle una pequeña cantidad de sangre por la nariz. Eso sí, si tiene mucha o se mantiene en el tiempo, la causa sí puede ser más grave, por ejemplo: 

  • Un traumatismo.

  • Una gran inflamación de la mucosa.

  • Alteraciones en la coagulación de la sangre, que pueden suceder, por ejemplo, si el perro ha ingerido veneno para ratas.

  • Infecciones como la leishmania. 

  • Un cuerpo extraño que se haya clavado en sus fosas nasales y le esté produciendo una hemorragia.

  • Una enfermedad grave.

     

 

¿QUÉ PUEDO HACER SI MI PERRO TIENE MOCOS?

 

Antes que nada, lo mejor es que acudas al veterinario para que pueda evaluar a tu perro lo antes posible y evitar complicaciones. Es importante que sepa el tipo de mucosidad que tiene, si solo aparece en un orificio nasal o en los dos y si tu compañero ha estado en el campo o ha comido algo raro. 

 

Con esta información, tu veterinario decidirá qué pruebas debe realizar para encontrar la causa de que tu perro tenga mocos y, una vez descubierta, le dará el tratamiento adecuado para solucionar el problema lo antes posible.

 

A partir de ahí, recuerda que tomar líquidos, los humidificadores y el vapor de agua pueden ayudar a eliminar los mocos cuando son espesos.

 

 

Como ves, hay muchas respuestas a la pregunta “por qué mi perro tiene mocos”. Muchas veces, una secreción acuosa es el primer aviso de que algo no va bien y, si esta no desaparece pronto, es mejor que acudas a tu veterinario. Si has notado que la secreción es espesa, con pus o incluso con sangre, te recomendamos que lo llames lo antes posible.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar