Microchip para perros: guía para principiantes

Microchip para perros: guía para principiantes

Uno de los procedimientos obligatorios cuando se tiene un perro es implantarle el microchip de identificación animal.

¿Sabes de qué se trata? No es un capricho, el microchip para tu perro tiene muchas ventajas y te lo vamos a explicar todo en este artículo.


GUÍA SOBRE EL MICROCHIP PARA PERROS

 

Cuando se decide adoptar una mascota, es necesario que la elección sea responsable y que este nuevo miembro de la familia cumpla unos requisitos para adaptarse lo mejor posible a nuestras propias necesidades y a nuestra forma de vida. Esta elección debe tener en cuenta la raza o carácter del nuevo perro, el tamaño, el clima de tu ciudad o los gastos que supone la nueva adquisición familiar. Entre las primeras cosas que debes hacer cuando adoptas un perro es implantarle el microchip. En España es obligatorio y tiene ciertas ventajas. 

 

¿QUÉ ES EL MICROCHIP?

 

El microchip para tu perro es una herramienta muy útil que consiste en un dispositivo de vidrio biocompatible que garantiza la inocuidad en tu perro.  Se implanta de manera subcutánea con una aguja estéril que contiene el microchip: éste es empujado por un émbolo y colocado en el perro por encima del hombro, en el lado izquierdo. 

 

¿CÓMO SE INTRODUCE EL MICROCHIP EN SU CUERPO?

 

Es un procedimiento rápido y sencillo; no suele provocar dolor porque es del tamaño de un grano de arroz. El dispositivo incluye un transpondedor con un código único que permite la identificación de tu mascota, ya que actúa como su DNI. Aquí se guarda información valiosa referida a tu perro como su nombre, el tuyo, la dirección o el teléfono de contacto. Los centros veterinarios, protectoras y autoridades pueden acceder a todos estos datos mediante un lector especial.

 

 

¿CUÁNDO PUEDES COLOCAR ESTE MICROCHIP EN TU PERRO?

 

Al ser un método de identificación inofensivo para tu perro, este podría implantarse a la edad de un mes y medio o de dos meses sin riesgos para él. Aunque no te extrañes si tu veterinario de confianza te propone la implantación del microchip en tu perro alrededor de los tres meses, una vez se hayan administrado algunas vacunas básicas: simplemente puede ser para que las primeras visitas del cachorro sean más tranquilas y no asocie la llegada al centro como algo negativo.

 

¿QUÉ VENTAJAS TIENE?

 

Según las estadísticas hay un alto porcentaje de pérdida de mascotas, por eso el microchip en tu perro es una herramienta muy eficiente si se perdiera, fuera robado: si el perro es encontrado o llevado a una protectora o un veterinario, pronto será identificado y contactarán contigo.

Después de esta lectura, podemos estar seguros de que la implantación del microchip en tu perro está llena de beneficios para él y para toda la familia.

¿Te quedan dudas? Pregunta a tu veterinario de referencia todo lo que quieras profundizar sobre este sistema de identificación.

Artículos que te
pueden interesar