Pastor Belga de Tervueren | Advance

Pastor Belga de Tervueren

Este perro guardián, de porte elegante y pelaje largo, proviene de la ciudad de Tervueren y pertenece a la familia de los pastores belgas. Es sumamente inteligente y con un gran sentido del olfato, lo que le permite colaborar en tareas de rescate de personas o de detección de bombas o drogas. Y, al mismo tiempo, es un estupendo animal de compañía que conseguirá ganarse tu cariño y el de toda la familia gracias a su carácter protector y amoroso que proyectará hacia ti rápidamente. Tu compañero más leal, sin dudas.

El Pastor de Tervueren lleva en su ADN su condición de perro guardián y tiene muy interiorizados los conceptos de protección y territorialidad. Su hostilidad hacia los extraños lo convierte en la mejor opción a la hora de buscar un verdadero guardián de la propiedad, cualquiera sea. Se toma muy en serio su trabajo y es muy responsable. Además, no sufrirá por esperarte en casa solo durante todo el día; tiene interiorizada su labor como perro guardián y estará entretenido durante horas con este trabajo.

Sin embargo, siempre buscará también tus mimos y caricias y agradecerá enormemente vivir en una familia con niños, que le puedan dar el afecto que reclama.

  • UNA RAZA PARTICULARMENTE CELOSA

    Pareciera que el Pastor de Terveuren quisiera 'quitarse el uniforme' de perro guardián para poder disfrutar de la calidez y el amor de sus familia. En este sentido, debes ser cuidadoso: uno de los rasgos más particulares de esta raza es su mentalidad posesiva y deberás tener muy en cuenta esta característica a la hora de encarar su educación.

    Tu Tervueren busca tu cariño; el tema es que lo quiere todo para él, en exclusividad, motivo por el cual deberás educarlo a conciencia para que acepte a amigos y visitantes de tu confianza. En esta misma línea, se trata de una raza poco apropiada para compartir su espacio con otros animales.

  • SALUD E HIGIENE BÁSICA

    Son, en general, perros muy fuertes, que toleran muy bien el frío y la lluvia y no acostumbra a caer enfermo. El principal cuidado que requiere, sin lugar a dudas, es su exuberante pelaje. A su limpieza y acicalamiento deberás dedicarle un tiempo diario: cepíllalo con fuerza, en dirección del crecimiento del pelo, para eliminar la suciedad. También conviene, que de vez en cuando, recortes los pelos que le crecen entre los dedos.

    En verano, es especialmente importante que lo cepilles a fondo para eliminar el pelo muerto de la capa interior que les protege del frío durante el invierno (que les hace las veces de lana) y dejar solo el pelaje liso exterior para que se sienta más fresco.

  • DEJAR BIEN CLAROS LOS ROLES

    Mientras que a otros perros es aconsejable educarlos de una manera igualitaria, no sucedería lo mismo en el caso del Tervueren. Es preferible que tu perro te identifique como una figura de autoridad: eres tú quien pone las reglas.

    Sé inflexible en ese sentido ya que es una raza que tiende a sentirse el centro del universo. Es un perro leal, inteligente y vivaz pero con mucha confianza en sí mismo, y eso lo hará medir constantemente los límites.

  • FÁCIL ADAPTACIÓN A CUALQUIER ESPACIO

    El Tervueren se encuentra, por naturaleza, cómodo en espacios abiertos donde pueda correr a sus anchas. Pero esto no quita que sepa adaptarse con relativa facilidad a espacios cerrados, como un apartamento o un piso. Una caseta junto a la puerta de entrada, desde donde pueda ejercer de perro guardián, es una buena opción.

¿SABÍAS QUE...?

Pese a estar reconocida como raza desde 1922, el Pastor de Tervueren prácticamente desapareció tras la Segunda Guerra Mundial –los perros también sufrieron los rigores de la contienda- y se tuvo que desarrollar un plan de 'reconstrucción' de la raza.

Tu Tervueren busca tu cariño; el tema es que lo quiere todo para él, en exclusividad, motivo por el cual deberás educarlo a conciencia para que acepte visitantes de tu confianza.

FICHA

ALTURA: de 56 a 66 centímetros.

PESO: 30 kilogramos.

COLOR: Pardo, leonado o gris con una capa negra y posibilidad de pequeñas manchas blancas en el pecho, los dedos así como también en la punta de las patas traseras.

LONGEVIDAD: de 10 a 12 años.

Artículos que te
pueden interesar