Perro en la nieve: 6 consejos prácticos - ADVANCE

Perro en la nieve: 6 consejos prácticos

A muchos perros les encanta correr y jugar con la nieve, pero ojo, el frío también puede afectarles.

Por eso, si estás pensando en dar un paseo con tu perro en la nieve, te explicamos 6 consejos para disfrutar al máximo, ¡y que nada os pare!

 

6 CONSEJOS PARA DISFRUTAR CON TU PERRO EN LA NIEVE
 

 

TU PERRO EN LA NIEVE TAMBIÉN PUEDE TENER FRÍO: PROTÉGELO

 

Algunas razas de perros tienen un pelaje que les protege del frío, como los huskies o los san bernardo, que están preparados para ambientes muy fríos y nevados y, por lo tanto, no necesitan un abrigo extra.


En cambio, cuando se trata de perros pequeños o de pelo corto y fino es más probable que sufran las consecuencias de un ambiente frío y puedan sufrir una hipotermia. También a los cachorros y a los perros mayores les resulta más complicado regular su temperatura.


En estos casos, es mejor que para dar un paseo con tu perro en la nieve, utilices un abrigo o un jersey que le cubra también el abdomen, donde no hay pelo. Si es posible, mejor que sea impermeable, para así evitar que se moje durante el paseo. 


Si tu perro tiene frío lo notarás porque tiembla, se le eriza el pelo para intentar crear una capa de aire aislante entre la piel y el pelo, y al tocarle está muy frío. 


Los perros que padecen artrosis pueden empeorar con el frío, además de tener más opciones de caer o resbalar, ya que les resulta más difícil caminar. En estos casos es mejor dar paseos cortos.

 

SI VAS A DISFRUTAR CON TU PERRO EN LA NIEVE, CUIDA SUS ALMOHADILLAS 
 

Aunque las almohadillas de los perros son gruesas y están preparadas para estar en contacto con el suelo y el frío, también pueden sufrir agresiones en climas extremos. En contactos largos con la nieve o con un suelo muy frío, se pueden irritar e incluso agrietar.


Existen bálsamos, que encontrarás en tiendas especializadas para animales, que crean una capa aislante entre la almohadilla y el suelo. Esto disminuye los problemas, además de reforzar las almohadillas.
 

Otra opción es la vaselina, que ayuda a hidratar las almohadillas de tu perro tras el paseo. Puedes aplicarle una capa fina, 2 o 3 veces al día, si las notas secas o agrietadas. 


También existe la opción de usar botines para las patas de tu perro, por ejemplo, de neopreno, que evitan el contacto directo con el suelo. El lado negativo es que no se sienten muy cómodos y puede costarles adaptarse a caminar con ellos.

 

PROTEGE A TU PERRO DEL SOL



Si tu perro tiene la piel clara, ponle protección solar para perros en el puente nasal y otras zonas que no estén protegidas, pero sí expuestas al sol. El reflejo del sol en la nieve puede provocar quemaduras. 

SÉCALO Y REVÍSALO AL VOLVER A CASA


Tras el paseo con tu perro en la nieve, limpia y revisa las almohadillas para detectar heridas o erosiones y eliminar restos de hielo. Sécalo bien para evitar que se enfríe.

 

EVITA QUE COMA NIEVE


A menudo, para disolver la nieve, se utiliza sal o anticongelante, sobre todo en carreteras y ciudades. Es importante tener en cuenta que el anticongelante llama mucho la atención a los perros, por su sabor dulce, pero es extremadamente tóxico, sobre todo los que son a base de etilenglicol


Puede causarles un fallo renal agudo que puede llegar a ser mortal. Por eso es recomendable no dejar que tu perro se lama las patas o ingiera esa nieve.

 

 

OFRÉCELE UN ALIMENTO DE CALIDAD QUE LE APORTE ENERGÍA


Los perros en la nieve gastan muchas calorías. Además, necesitan un aporte extra de calorías para mantener la temperatura corporal, sobre todo si tu perro va a pasar bastante tiempo en el exterior. Una buena opción son los alimentos ADVANCE, eligiendo el más adecuado a su edad y tamaño.

 

Seguro que este invierno vas a disfrutar con tu perro en la nieve. Recuerda que es importante mantenerlo caliente y seco en todo momento, sobre todo al regresar a casa tras el paseo. Un buen alimento también es importante para dotarle de suficientes calorías, que le permitan mantener su calor corporal.

Si tu perro es mayor, está enfermo o es muy joven, es recomendable que le abrigues bien antes de salir y que las salidas sean más cortas.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar