Perros recién nacidos: 6 consejos sobre cómo cuidarlos | Advance

Perros recién nacidos: 6 consejos sobre cómo cuidarlos

¿Sabías que los perros recién nacidos son ciegos, sordos y totalmente dependientes de su madre?

Los cachorros dependen de ella en todo momento durante los primeros días de vida. Gracias a su madre están alimentados, se mantienen limpios, calentitos y reciben todo el cariño necesario hasta que puedan valerse por sí mismos.

Sin embargo, a veces la madre no puede atender a los cachorros. Por eso, si tienes o vas a tener perritos en casa, te conviene conocer algunos detalles sobre los perritos para procurarles los cuidados adecuados. Para ello, en este artículo te compartimos 6 consejos sobre el cuidado de los perros recién nacidos para que crezcan sanos y felices.

 

¿CÓMO CUIDA A LOS PERROS RECIÉN NACIDOS SU MADRE?

Como en el caso de otras especies de animales, nadie cuida mejor a los cachorros que su madre. Por eso, si puedes contar con ella, todo será mucho más fácil. Prácticamente, ella se encargará de todo:

 

  • Le proporcionará a los perros recién nacidos el calostro. Es la primera leche que produce la madre, rica en anticuerpos. Es muy importante que los perritos tomen el calostro durante las primeras 12-24 horas. Gracias a él los cachorros se protegen de diferentes enfermedades. Los anticuerpos del calostro desaparecen a partir de la sexta semana. En ese momento, ya se puede comenzar con las vacunas. 

     

    Aunque la madre es la encargada de proporcionar alimento, tú también puedes ayudar. Es importante que compruebes que todos los perros recién nacidos pueden mamar y se desarrollan con normalidad. Es posible que alguno esté más débil, que la madre no tenga leche suficiente, y sea necesario ayudar con el biberón.

  • Les da calor para que se mantengan calientes y los estimula para que puedan orinar y defecar. Hasta que no transcurren 3 o 4 semanas, los perros recién nacidos no son capaces de regular su temperatura corporal y de hacer sus necesidades solitos. Con su cuerpo, la madre los mantiene calientes y con el lamido los estimula para favorecer la evacuación. Además, para mantener la zona limpia, se come los restos que dejan los cachorros.

    Sus cuidados les proporcionan un correcto desarrollo fisiológico, cognitivo y de comportamiento. Por eso, lo mejor es que los perros recién nacidos permanezcan junto a su madre las primeras 8 semanas de vida.

6 CONSEJOS PARA CUIDAR A LOS CACHORROS SI LA MADRE NO ESTÁ PRESENTE

Pueden ser muchos los motivos por los que la madre de los cachorros no pueda estar con ellos durante los primeros días de vida. Si esto ocurriese, debes saber que hay 6 aspectos que puedes cuidar al detalle para que los perritos no acusen la ausencia de su madre:

 

  • 1. Espacio

    Elige un lugar adecuado en el que los perros recién nacidos estén calentitos, limpios y cómodos. En una caja lo suficientemente amplia, coloca una base acolchada y que absorba los fluidos de los cachorros. Asegúrate de que tiene unos bordes altos para que los cachorros no puedan salirse.

  • 2. Alimentación

    Los perritos deben tomar una leche maternizada especialmente diseñada para perros recién nacidos. Debes proporcionársela con cuidado y lentamente a 38 grados. Utiliza un biberón con la tetina adecuada para el tamaño del perrito. Ten en cuenta que deben comer un mínimo de 4 veces al día. Durante la primera semana de vida, comerán cada 2-4 horas y conforme van creciendo podrás ir espaciando las tomas, cada 4-6 horas. Es importante que compruebes que ganan peso cada día, especialmente durante las primeras semanas.

  • 3. Temperatura

    Dado que los perritos no controlan su temperatura corporal durante los primeros días, hasta que no hayan transcurrido 3 o 4 semanas, debes estar muy pendiente de la temperatura de la habitación. Ten presente que los perros recién nacidos, durante las 2 primeras semanas, debe estar entre los 35.5 y 36 grados. Si la temperatura de los cachorros es menor de 35 grados resulta peligroso. Lo mejor es que la temperatura de la habitación en la que estén los perritos se mantenga dentro de estos rangos:

    • Durante la primera semana: 29,5 y 32,2 grados.
    • Entre la segunda y cuarta semana: 26,7 y 29,5 grados.
    • Entre la quinta y la sexta semana: 21,1 y 23,9 grados.
  • 4. Higiene

    Es muy importante que, después de alimentar a los cachorros, estimules la zona anogenital con una gasa húmeda. Esto provocará que orinen y defequen. Límpialos después y asegúrate de que estén secos.

  • 5. Destete

    A partir de la tercera o cuarta semana los cachorros tendrán sus primeros dientes de leche y podrás introducir alimentos sólidos. Es una buena idea ponerlos en un plato llano y humedecidos con agua o leche maternizada. Así, poco a poco, les podrás ir ofreciendo menos leche y más alimento sólido. Una buena elección es ADVANCE MOTHER AND DOG INITIAL, creado especialmente para esta transición. Puedes ofrecerles este alimento a los cachorros desde las 3 semanas hasta los dos meses. Contiene nucleótidos que refuerzan el sistema inmunitario y protegen a los perritos para que crezcan sanos y felices.

  • 6. Socialización

    Entre la semana 3 y la 12 los cachorros aprenden a interactuar con su entorno, con otros animales y personas. Los perros recién nacidos huérfanos necesitan permanecer con sus hermanos el mayor tiempo posible; esto les ayudará a desarrollar las conductas sociales. Además, los cachorros deben acostumbrarse poco a poco a las personas, a los ruidos de la casa, a los otros animales… y, en general, todo lo que formará parte de su vida como adultos.

Como ves, los perros recién nacidos requieren numerosos cuidados. Son muy dependientes de la madre o de ti si ella no está presente.

Entonces, debes ofrecerles una correcta alimentación, la temperatura adecuada, estar pendiente de su higiene y velar por la correcta socialización. Solo así, les procurarás un satisfactorio desarrollo, tanto físico como psicológico que los convertirán en perros adultos sanos y equilibrados.

Artículos que te
pueden interesar