Pitbull

Pitbull

Muy inteligente y cariñoso; obediente y trabajador; valiente y leal; muy sociable, amigable e incluso con una cuota de payaso en sus genes. Así es verdaderamente el Pitbull, una raza que da guerra día a día; no sólo porque se trata de verdaderos luchadores entre sí desde que nacen, sino porque también ha de luchar contra el qué dirán popular, que insiste en encasillarlos en una altísima peligrosidad.

Tu Pitbull sentirá un apego especial por ti. Te admirará profundamente y vivirá para hacerte feliz. Además, le encanta aprender constantemente y jugar todo el tiempo (si es contigo, ¡mucho más!). Y como no le teme a nada, muchas veces hace todo sin pensar en las consecuencias.

Pero deberás saber que si lo crías de cachorro, serás tú quien -en gran parte- definirá su temperamento. O, al menos, gran parte de él.

 

PEQUEÑOS GLADIADORES

Los Pitbull son pequeños luchadores desde que nacen: ya de cachorros –y arraigado fuertemente este comportamiento en un instinto primario-, juegan a pelearse entre ellos sin hacerse daño, lo que les permite aprender a medir sus fuerzas y capacidades.


PERROS NIÑERA

A pesar de su aspecto fortachón y fiero en ocasiones, tienen un corazón enorme. No es un perro malo, ni un perro asesino, como muchos insisten en catalogar. Necesita de tu amor y cariño como cualquier otro perro de cualquier otra raza y te lo devolverá multiplicado por mil. Porque además de estar atento a ti, está atento a tu grupo familiar por completo: son excelentes cuidadores de la manada, grandes protectores de su crías e incluso lo serán de tus hijos, siempre que hayas dedicado el tiempo y los recursos necesarios para que esté bien educado. En varias ocasiones se hace referencia a los Pitbull cómo los “perros niñeras”, debido al amor y protección que  les brindan a los más pequeños de la casa.



Por supuesto que no es recomendable dejar a un pequeño solo, sin supervisión alguna de un adulto. Pero no porque se trate de un Pitbull, como se cree, sino porque esto no debería ocurrir con ninguna raza de perro mediano y grande.


CARÁCTER Y COMPORTAMIENTO

Si educaste a un Pitbull desde cachorro, sabrás que tienen un carácter y temperamento extremadamente equilibrado y, al contrario de la creencia popular, no es agresivo por naturaleza con los humanos.



Lo que sí es cierto es que al llegar a adultos, algunos Pitbull pueden mostrarse agresivos hacia otros perros. Por este motivo resulta sumamente importante que socialices a tu cachorro con otros perros desde edades muy tempranas.


ERES SU HÉROE

Intentará satisfacerte en todo lo que le pidas y disfrutará enormemente el momento en que lo felicitas y lo abrazas. Eres, sin duda, un héroe para él.



De carácter juguetón, tozudo e inteligente, estará siempre dispuesto a hacer ejercicio, (que, además, es una necesidad básica para él). A pesar de que 30 a 45 minutos diarios serán suficientes, tiene una energía y una vitalidad fuera de lo común y parecerá que no se cansa jamás.


PRECAUCIONES POR LEY

Esta raza está considerada como potencialmente peligrosa, así que si tienes un Pitbull en casa, deberás obtener una licencia administrativa y cumplir con ciertas normas como pasearlo con correa y bozal (ver Rottweiller).


Si educaste un Pitbull desde cachorro, sabrás que tienen un carácter y temperamento extremadamente equilibrado y, al contrario a la creencia popular, no es agresivo por naturaleza con los humanos.

FICHA

ALTURA: 50 cm.

PESO: machos de 16 a 30 Kg; hembras, de 14 a 27 Kg.

COLOR: negro, blanco, atigrado, cervato, rojo, azul, café.

LONGEVIDAD: de 8 a 15 años.

Artículos que te
pueden interesar