Pomerania

Pomerania

El Pomerania es uno de los perros más elegantes y apreciados por los amantes de las razas pequeñas. La textura suave y mullida de su pelaje hace que parezca un peluche y como, al igual que a la mayoría de perros, al Pomerania le encanta ser acariciado, podrás disfrutar haciéndolo a menudo.

También conocido como Spitz enano alemán, o Lulú de Pomerania, está clasificado como perro toy (juguete) por su pequeño tamaño. Y es que, con un peso de entre 1,4 y 3,2 kilos, el Pomerania es la raza nórdica más pequeña.

TEMPERAMENTO DEL POMERANIA

El Pomerania es un perro amigable, alegre, amoroso y vivaz. Querrá compartir la mayor parte de su tiempo contigo y, pese a su pequeño tamaño, se volverá un buen guardián. Es un perro muy protector y suele mantenerse alerta cuando se encuentra en su entorno y ladrar ante un posible peligro o un nuevo estímulo. Eso sí, debes enseñarle a no hacer del ladrido un hábito sin razón; de lo contrario, vuestra convivencia se volverá incómoda.



El Pomerania es un perro extrovertido y disfruta de ser el centro de atención, pero puede llegar a ser muy agresivo y dominante si no está bien adiestrado y educado. Por eso es esencial que le proporciones una buena educación desde pequeño. Del mismo modo, es importante que lo empieces a socializar con otros perros a temprana edad para que se vuelva menos desconfiado ante aquellos que no conoce.


UN PERRO ADAPTABLE Y URBANO

Aunque le gusta estar en compañía de su familia, el Pomerania es un perro independiente que se adapta fácilmente a distintas condiciones de vida. Encajará a la perfección en la ciudad, pero también puede tener una buena vida en el campo.



No obstante, puede que no interactúe correctamente con los niños pequeños. Eso se debe a que el Pomerania es un perro de carácter asustadizo e impaciente y, al ser tan pequeño, muchas veces termina lastimado. Lo mismo le pasa a la hora de relacionarse con perros más grandes que él.


NO DESCUIDES SU EJERCICIO FÍSICO

El Pomerania es un animal algo frágil y delicado y encontrará en tu falda el mejor lugar donde acurrucarse. Aunque, debido a su espeso manto de pelo, de doble capa, no es extraño que también lo encuentres recostado sobre superficies duras y, sobre todo, frescas.



A los Pomerania les gusta que los lleven en brazos y disfrutan de las buenas siestas, pero no debes olvidar que estos pequeños perros son activos y que, para mantenerse sanos, deben hacer un poco de ejercicio. Así que recuerda jugar con él y darle paseos cortos, lo apreciará y le mantendrá en forma.


CUIDADO DEL PELO Y LOS DIENTES DEL POMERANIA

El suave pelaje del Pomerania combina una extensa gama de colores ocre, crema, anaranjados y marrones. Ese es, sin duda, una de sus principales armas de seducción. Y también es la parte de este pequeño animal que te pedirá más tiempo y atención.



Es aconsejable cepillarlo diariamente para evitar que su grueso pelaje, de muda estacional, se enrede. Comprueba periódicamente el estado de sus orejas y uñas y, a partir de los siete meses de edad, limpia sus dientes a diario. Los perros pequeños encajan sus 42 dientes definitivos en un espacio menor que los perros más grandes, por lo que su predisposición a acumular placa y sarro es mayor y requieren de más cuidados.  



Los Pomerania son una buena raza para las personas que viven en pisos, pero también serán felices en casas grandes e incluso en el campo. Solo puede traerte algunos problemas si tienes niños pequeños en casa o si descuidas su educación y socialización. Pero, con unos buenos cuidados, será un compañero fiel y cariñoso al que es un placer acariciar.


Puede que no interactúe bien con niños pequeños: es asustadizo e impaciente y, al ser tan pequeño, muchas veces termina lastimado.

FICHA

ALTURA: 20 cm.

PESO: de 1,4 a 3,5 Kg.

COLOR: blanco, negro, gris matizado, rojo, café, naranja.

LONGEVIDAD: de 12 a 16 años.

Artículos que te
pueden interesar