¿Qué hacer cuando tu perro vomita? Causas y soluciones

¿Qué hacer cuando tu perro cuando vomita? Causas y soluciones

Los vómitos en los animales. y en concreto el vómito en perros, puede deberse a múltiples causas y no es algo extraño. Por eso, es importante saber qué darle a tu perro cuando vomita y cuándo puedes hacerlo para evitar que el problema se agrave.

EL VÓMITO EN PERROS

  

En primer lugar, ten en cuenta que no es lo mismo el vómito que la regurgitación. Aunque pueden confundirse, su mecanismo y las causas que los provocan son muy distintos.

 

Cuando tu perro vomita está expulsando, de manera forzada, el contenido de su estómago, y verás que al hacerlo tiene náuseas y arcadas. Además, normalmente notarás que, justo antes, está inquieto y comienza a salivar y a tragar repetidamente. Por el contrario, cuando regurgita está eliminando, sin esfuerzo, el contenido sin digerir que tenía aún en el esófago. 

 

En el caso de que tenga vómitos, en función de la causa, de si tiene otros síntomas, de la historia clínica de tu perro, su edad y su estado, la situación puede ser grave o no. Ante la duda, te recomendamos llamar al veterinario, especialmente en las siguientes situaciones:

  • Si tu perro vomita de forma repentina y frecuente y de color claro o transparente. Sobre todo si es un cachorro, si es mayor o si tiene alguna  enfermedad crónica.

  • Si tiene otros síntomas como apatía, anorexia, debilidad, fiebre, dolor, diarrea, cambios de conducta…

  • Si ves sangre fresca (roja) o digerida (oscura) en el vómito.

  • Si el vómito desprende un olor muy fétido.

  • Si su estado no mejora.

     

TIPOS DE VÓMITO

 

Los tipos de vómitos se pueden diferenciar o separar en dos grandes factores: la duración y el contenido del vómito. 
 

Ambos son factores muy importantes para saber cómo actuar frente a este síntoma; en la duración existen los vómitos agudos y los vómitos crónicos.  

Y según el contenido podremos saber de qué patología se trata, habiendo el vómito alimenticiovómito biliosovómito mucoso y el vómito hemático.

 

¿POR QUÉ VOMITA MI PERRO? CAUSAS DE LOS VÓMITOS EN PERROS

 

Antes de decidir qué darle a un perro cuando vomita, hay que conocer qué causa los vómitos en perros. Si te estás preguntando ¿por qué vomita mi perro? debes saber que los motivos pueden ser muchos, pero los más frecuentes son estos:

  • El mareo por movimiento. El caso más habitual se da cuando llevas a tu perro en coche. Para evitar estas situaciones, recomendamos acostumbrarle desde cachorro a viajar por carretera, e ir aumentando gradualmente el periodo dentro del automóvil. 

  • La sobreingesta de alimentos, es decir, que tu perro haya comido demasiado o demasiado deprisa. En ocasiones, los perros son ansiosos e ingieren muy rápido la comida, y en consecuencia puede expulsar vómito de espuma blanca. Para que esto no suceda hay que intentar educarlo para que así mejore su conducta durante la ingesta.  
    Te recomendamos dividir la comida en dos cuencos, y no darle el segundo hasta que no termine el primero. 

  • Una inflamación o alteración gástrica o intestinal, como la gastritis o la gastroenteritis. En general, estas inflamaciones o la gastroenteritis suele producirse por la ingesta de alimentos en mal estado, por una infección vírica o bacteriana. En función del tipo de virus o bacteria, puede necesitarse tratamiento veterinario. 

  • La ingestión de toxinas y fármacos. A veces es inevitable controlar lo que se comerá y más si lo tiene accesible, no obstante, hay que tener mucho cuidado porque puede terminar envenenándose.  

  • Una obstrucción  causada, por ejemplo, por que el animal se ha tragado algún cuerpo extraño (un hueso, una pelota, etc.). Esta ingesta puede provocar obstrucciones en el estómago o en el intestino del perro. En muchos casos no logrará expulsarlo y los vómitos no cesarán. Es importante que si observas a tu perro ha ingerido cualquier objeto acudas urgentemente a tu veterinario. 

  • Una intolerancia o alergia alimentaria, o que simplemente haya comido algo en malas condiciones.  
    Como en un humano, nunca sabes qué alimentos te sentarán mal hasta que hay una reacción; en los perros ocurre lo mismo, se podrá observar inflamación en la zona bucal, enrojecimiento y caída del pelo. Muchos alimentos (e incluso plantas) pueden resultarles tóxicos o provocarles alergia, llegados a este punto hay que mejor prevenir que curar y la mínima reacción habrá que retirarlos de su dieta.  

  • Una enfermedad. Existen muchas enfermedades y problemas no relacionados con el aparato digestivo que también pueden tener los vómitos entre sus síntomas. 

    • Enfermedades víricas de carácter grave, como el parvovirus o el moquillo, pueden provocar vómitos. Los cachorros son más susceptibles a este tipo de infecciones y ambas son muy contagiosas entre perros, pudiendo llegar a ser mortales si no se acude de forma rápida al especialista. 
    • Una enfermedad crónica inflamatoria intestinal genera vómitos tras esfuerzos intensos o al realizar ejercicio después de la ingesta de las comidas. 
  • Cambios en la dieta o cambios bruscos en la alimentación puede provocar vómitos y problemas intestinales. Los cambios deben ser de forma gradual de un pienso a otro. Te recomendamos que este cambio lo realices mezclando el pienso antiguo con el de la nueva dieta.  

  • Parásitos intestinales, como tenias o gusanos redondos pueden provocar alteraciones gastrointestinales, pudiendo producir vómitos, diarrea, inflamación abdominal, pérdida de apetito y otros síntomas que deben ser tratados. Es necesario que el veterinario administre el antiparasitario adecuado para expulsarlos. 

  • Tumores. Cuando los perros llegan a cierta edad son propensos a padecer tumores, y los vómitos serían frecuentes junto a otros síntomas. Como en los humanos, te recomendamos palpar el pelaje de tu perro en busca de anomalías físicas.  

  • Vacunas o productos antiparasitarios. Hay efectos secundarios en ambos, como los vómitos y la diarrea. Sobre todo, en cachorros, y aunque estos efectos son normales, no deben prolongarse más de 24-48h; en caso de que persistan, deberás acudir al veterinario. 

 

QUÉ DARLE A UN PERRO CUANDO VOMITA

 

Si te preguntas qué darle a tu perro cuando vomita, hasta que no sepas la causa, no es recomendable que le des absolutamente nada.

 

En el caso de que tu perro sea adulto y esté sano, debe realizar un ayuno de agua de unas 12 horas aproximadamente y de comida durante 12 - 36 horas como máximo (para evitar la deshidratación o la hipoglucemia).

  • Si deja de vomitar transcurrido este tiempo, puedes empezar a darle pequeñas cantidades de agua o alguna solución electrolítica. Si acepta bien el agua, le puedes ofrecer pequeñas raciones de dieta blanda de alta digestibilidad y baja en grasas cada 3-4 horas. O si te preguntas qué darle a un perro cuando vomita más allá de la dieta gastroenterítica, también puedes hacerle una dieta casera: arroz bien cocido y un poco de carne blanca también cocida (pollo o pavo). Si los vómitos no vuelven a producirse, en pocos días todo puede volver a la normalidad.

  • Sin embargo, si los vómitos no cesan, están acompañados de otros síntomas o si tu perro es pequeño, mayor o tiene alguna enfermedad diagnosticada, debes acudir al veterinario.

MEDICAMENTOS

 

En cuanto a qué darle a un perro cuando vomita como tratamiento médico, eso debe ser tu veterinario quien lo prescriba, después de haber examinado a tu compañero.

Es muy importante no administrarle medicamentos que inhiben el vómito sin saber qué lo ha causado. Dependiendo del origen, el veterinario te recomendará el uso de protectores gástricos y/o antisépticos.

Lo ideal será que, una vez el veterinario detecte el causante, recetará la medicación acorde a sus necesidades, y en el caso de que haya ingerido un cuerpo extraño, necesitaría una intervención quirúrgica para extraérselo de su cuerpo.

Como has visto, existen muchas posibles causas para el vómito en perros cada caso debe tratarse de forma distinta, por eso no debes decidir qué darle a tu perro cuando vomita sin estar seguro de que no vaya a perjudicarle. Ante cualquier duda, si la situación no mejora o si tu perro tiene otros síntomas, consulta con tu veterinario para evitar riesgos y complicaciones.

Además, como prevención, una alimentación adecuada a sus necesidades, las desparasitaciones rutinarias y tener sus vacunas al día son vuestros mejores aliados.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar