¿ A qué edad un perro es adulto?

¿ A qué edad un perro es adulto?

A qué edad un perro es adulto o, en otras palabras, cuándo finaliza su etapa juvenil, depende de varios factores: su tamaño, su raza e incluso sus características individuales. Te contamos más para que puedas proporcionarle a tu compañero la alimentación que necesita en cada momento.

A QUÉ EDAD UN PERRO ES ADULTO

 

Un perro comienza su etapa de adulto cuando ha alcanzado su tamaño definitivo, así como su madurez sexual, y su desarrollo conductual es más estable.

 

A grandes rasgos, se puede decir que los perros alcanzan su tamaño definitivo entre los 8 y los 24 meses. Sin embargo, para afinar un poco más, se sabe que la duración de los periodos de crecimiento están relacionados con su raza, tamaño y peso. 

 

En este sentido, el proceso de desarrollo y maduración de los perros de tamaño grande y gigante es más lento y progresivo, por lo que tardan más en desarrollarse por completo que los de tamaño pequeño.

 

Existen algunas clasificaciones que pueden serte útiles a la hora de saber a qué edad un perro es adulto según su raza, tamaño y peso ideal. Una de ella es la siguiente:

  • Los perros que pesan hasta 10 kilos en su edad adulta (miniatura y pequeños), sobre los 8-10 meses de edad.

  • Los perros que pesan hasta 25 kilos cuando son adultos (medianos), alrededor de los 12 meses.

  • Los perros que pesan hasta 45 kilos en su edad adulta (grandes), a los 15 meses de edad, aproximadamente.

  • Los perros de más de 45 kilos de peso en su edad adulta (gigantes), sobre los 18-24 meses, o incluso más tarde.

De la misma manera, el paso de adulto a senior también sucede a distintas edades, variando en un rango de entre 5 y 8 años en función de los mismo factores.

 

 

CAMBIOS EN LA DIETA DE UN PERRO ADULTO

 

Ahora que ya sabes más o menos a qué edad un perro es adulto, debes saber también que, a partir de ese momento, sus requerimientos energéticos serán diferentes a los que tenía cuando estaba creciendo. Por este motivo, deberás cambiar su alimentación a una que se adapte a sus nuevas necesidades.

 

Aunque estos requerimientos también varían en función del tamaño, el peso, el nivel de actividad y las necesidades específicas que tenga el animal, como durante la gestación o la lactancia, los perros adultos suelen necesitar un aporte de calorías menor que los junior. Esto se debe a que los nutrientes no se destinan al crecimiento, sino al mantenimiento de la masa y el volumen corporal del animal. 

 

Por eso, no es de extrañar que si alimentas a tu perro adulto con una dieta para cachorros acabe padeciendo sobrepeso y obesidad. Además, una alimentación equilibrada para adultos contiene menores proporciones de grasas, calcio y fósforo y, por el contrario, tienen más cantidad de fibra.

 

Por otro lado, existen diferentes tipos de dietas formuladas para cubrir necesidades nutricionales más específicas.

 

En cualquier caso, ahora que sabes a qué edad tu perro es adulto, recuerda que el cambio de alimentación ha de hacerse siempre de forma progresiva. Para ello, es recomendable empezar mezclando los dos tipos de dieta, disminuyendo el pienso de cachorro e incrementando poco a poco la cantidad de pienso para adulto a lo largo de varios días. Cuantos más mejor, pero como mínimo durante 7 o 10.

 

De esta manera, el sistema digestivo de tu compañero podrá ir adaptándose a las diferentes composiciones y proporciones de nutrientes, cosa que minimizará la posibilidad de que tenga problemas gastrointestinales (vómitos, flatulencias, diarreas, etc.).

 

La ración de alimento que corresponde a cada perro figura, de forma orientativa y a modo de recomendación, en las tablas de los envases de cada tipo de alimento. Por lo general, estas tablas están calculadas en función de la edad, el peso y el nivel de actividad, y pueden ser reajustadas según cada caso (tu veterinario puede echarte una mano en ese sentido).

 

 

Conocer a qué edad un perro es adulto es fundamental para proporcionarle los cuidados que necesita. Al igual que en las demás etapas de su vida, debes ofrecerle a tu compañero una alimentación adaptada a sus necesidades específicas, teniendo en cuenta tanto sus características individuales y modo de vida como su peso, tamaño y raza.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar