Rottweiler

Rottweiler

De origen alemán, el Rottweiler es un perro musculoso y atlético. Posee fuertes mandíbulas, gran cabeza y hocico corto.

Su mera apariencia impone respeto. De hecho, fue la raza elegida para encarnar al perro del Diablo en la serie de terror La Profecía. Sin embargo, nada tiene que ver con este lado oscuro, porque —a pesar de su carácter fuerte— es muy amigable y fiel.

 

FICHA

 

ALTURA: Entre 61 y 68 centímetros en los machos; y los 56 y 63 en las hembras.

PESO: En torno a los 50 kilogramos para los machos, y 42 para las hembras.

COLOR: Negro, con marcas bien delimitadas de un color marrón rojizo constante. El pelo es corto y liso.

LONGEVIDAD: De 10 a 12 años.

 

El Rottweiler es un perro robusto, fuerte, sólido y resistente. De silueta poderosa y bien proporcionada, destaca también por el color de su pelaje, brillante y oscuro, y su mirada penetrante. Es una de las razas más antiguas y se cree que acompañó a los romanos en sus expediciones por tierras germanas. Los legionarios les encomendaron tareas de protección en los puestos fronterizos y de pastoreo. Algunos ejemplares se quedaron en la ciudad de Rottweil y se convirtieron en la raza que conocemos hoy.

 

Aunque su imponente figura y su aspecto poderoso impongan distancia e incluso temor, el Rottweiler es un perro con tendencia amigable y pacífica. Es muy afectuoso, poco ladrador y bondadoso con los niños. Dócil y aplicado, muestra siempre muy buena disposición para trabajar. Está siempre alerta y listo para reaccionar a su entorno. Eso sí: no acepta con facilidad a otros perros.

 

Es muy importante tener en cuenta que los perros de raza Rottweiler han sido seleccionados como perros guardianes y para llevar a cabo tareas de protección. A pesar de que los Rottweilers bien socializados son amigables con las personas y otros perros, los machos pueden mostrarse agresivos y dominantes. Especialmente, aquellos que han sido dejados a su aire.

 

Por ese motivo, el Rottwelier necesita tener una buena socialización desde cachorro, para que pueda relacionarse sin problemas tanto con animales como con personas. Debes acostumbrarlo a estar siempre con los demás —aparte de su familia— y, como todos los perros, necesita que alguien se dedique a su educación con paciencia y coherencia. Si no has tenido antes un perro, no te recomendamos que te inicies en el entrenamiento canino con un Rottweiler. Puede llegar a ser un perro muy testarudo y necesitará clases de obediencia.

 

CARACTERÍSTICAS DEL ROTTWEILER

  • DIFERENCIAS ENTRE MACHOS Y HEMBRAS

     

    Existen notables diferencias de carácter entre los ejemplares machos y hembras de esta raza. Así, los machos son mucho más dominantes que las hembras, mientras que ellas son más tolerantes y menos independientes, por lo que se integran mejor en la vida en familia. Las hembras tienen, además, un instinto protector muy desarrollado, por lo que son mucho más apropiadas para convivir con niños. Aun así, bajo ningún concepto un niño puede ser dueño de un Rottweiler ni se dejado con él, sin la supervisión de un adulto.

     

  • PERRO DOMINANTE PERO DISCIPLINADO

     

    El Rottweiler es un perro muy dominante y, aunque tiene un carácter muy disciplinado y dispuesto al adiestramiento, precisa de una mano firme y exigente que lo eduque. Si tienes un Rottweiler en casa, debes adiestrarlo en una obediencia perfecta, mostrando una autoridad inquebrantable y sabiendo dominarlo en cualquier circunstancia. Sin embargo, no conviene educarlo con demasiada dureza, ya que por supuesto, también necesita muestras de afecto y cierta flexibilidad.

    Ante todo, no olvides nunca que el Rottweiler es un perro que, por sus características, físicas, puede derribar a un hombre adulto sin necesidad de morderlo; es decir, en las manos equivocadas, puede convertirse en un arma letal capaz de causar estragos.

     

  • PERRO POTENCIALMENTE PELIGROSO

     

    La legislación actual —Ley de Tenencia de Animales Potencialmente de Peligrosos, aprobada en 1999— considera al Rottewiler una raza potencialmente peligrosa. Esto implica que si tienes uno, debes tramitar una licencia administrativa que tiene 5 años de vigencia, para la cual se exigen las siguientes condiciones:

    • Ser mayor de edad.
    • No tener antecedentes penales.
    • Disponer de capacidad física y psicológica demostrada para poseer uno de estos perros.
    • Tener suscrito un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros.

    Además, la ley obliga a llevar una copia de la licencia administrativa y de la inscripción del perro en el registro de perros potencialmente peligrosos. A la hora de sacarlo a pasear en lugares públicos es obligatorio que lleve puesto un bozal y una correa de menos de dos metros, no extensible. Es muy importante que una persona pasee un solo perro. Es decir, si tienes un Rottweiler y otro perro considerado potencialmente peligroso no podrás pasearlos juntos tú solo. Si quieres saber más sobre las obligaciones legales que requiere un perro considerado de raza peligrosa haz clic aquí.

     

    Por otro lado, si vives en una zona urbanizada, deberás levantar una valla alta que bordee el perímetro de tu casa para que no se escape. Este perímetro debe constar de rejas que impidan el paso de una mano a través de los barrotes; o bien, tener al perro atado de modo permanente.

     

  • LA SALUD DEL ROTTWEILER

     

    El Rottweiler es extremadamente resistente y sufrido, capaz de soportar condiciones climáticas muy duras, como la lluvia, nieve, viento, hielo o bajas temperaturas. Aun así, conviene secarlo cuando se haya mojado por causa de la lluvia; especialmente si hace frío. Será todo lo resistente y fuerte que quieras, pero es tu compañero, tu amigo fiel, y necesita de tu amor y cuidados tanto como si fuera un pequinés.

     

  • ASEO Y CUIDADO

     

    El Rottweiler es un perro fácil de mantener para lo grande que es. Tiende a la obesidad si no realiza suficiente ejercicio, así que no te cortes a la hora de darle paseos o encomendarle tareas.

    Tampoco te quitará especialmente el sueño el cuidado del pelo de tu Rottweiler. Un aseo semanal será más que suficiente; aunque agradecerá un cepillado más a menudo. Los machos tienden a babear más que las hembras, ya que tienen los belfos caídos.

Recuerda, si tienes un Rottweiler en casa, debes adiestrarlo en una obediencia perfecta, mostrando una autoridad inquebrantable y sabiendo dominarlo en cualquier circunstancia.

Artículos que te
pueden interesar