¿Se le puede dar ibuprofeno a un perro?

¿Se le puede dar ibuprofeno a un perro?

Si tu perro está enfermo, seguro que lo que quieres es ayudarlo y que se recupere lo antes posible para verlo feliz y con energía de nuevo. Entonces, ¿es una buena idea medicarlo aplicando tus conocimientos, sin saber si puede tomar aquello que le estás dando? ¿Se le puede dar ibuprofeno a un perro sin que padezca ningún problema posterior?

¿LE PUEDO DAR IBUPROFENO A MI PERRO?

 

La automedicación no es nada aconsejable, ni para ti, ni para tu perro. La cuestión no es solo si se le puede dar ibuprofeno a un perro o no, sino que, cuando le administras ciertos fármacos, debes hacerlo siempre basándote en unos conocimientos y un diagnóstico certero para que tu compañero no sufra ningún problema.

 

Si te preguntas “¿le puedo dar ibuprofeno a mi perro?”, lo más probable es que el veterinario no se lo haya recetado nunca y, aunque lo hagas con la mejor intención, no es responsable tomar una decisión así por tu cuenta.

 

Si crees que tu perro necesita tomar ibuprofeno o cualquier tipo de medicamento, lo primero que debes hacer es contactar con tu veterinario de confianza y contarle qué le sucede a tu mascota.

 

De todos modos, para solucionarte la duda, a continuación vamos a profundizar en qué es el ibuprofeno y si se le puede dar ibuprofeno a un perro.

 

 

¿SE LE PUEDE DAR IBUPROFENO A UN PERRO?

 

El ibuprofeno pertenece al grupo de antiinflamatorios llamados AINEs, utilizados para combatir procesos inflamatorios y dolores agudos o crónicos. Es un fármaco que actúa de manera rápida y efectiva, pero está diseñado para humanos.

 

El ibuprofeno es agresivo con el sistema gástrico porque daña el revestimiento de la pared estomacal e intestinal. Es muy tóxico en gatos y en perros y, aunque algunos veterinarios lo utilizan, pueden provocar úlceras gástricas e intestinales si la dosis se excede. La cantidad que puede resultar perjudicial depende de los niveles de ibuprofeno que contenga el medicamento y del peso del animal, cosa que solo un profesional puede calcular. Por otro lado, el ibuprofeno también puede causar vómitos y diarrea entre otras complicaciones.

 

Teniendo en cuenta todo esto, es evidente que el ibuprofeno es un fármaco que debe administrarse con especial cuidado en los perros. Se le puede dar ibuprofeno a un perro, aunque no sea el medicamento más recomendado para él, pero solo si lo prescribe tu veterinario habitual. Él es el profesional de la salud que conoce a tu mascota y conoce la dosis y frecuencia adecuada para esta medicación. El uso de este medicamento sin control veterinario es peligroso.

 

¿EXISTE ALGÚN ANTIINFLAMATORIO QUE PUEDA BENEFICIAR A MI PERRO SIN SER PELIGROSO?

 

Absolutamente todas las medicaciones deben ser supervisadas por un experto. Dicho esto y teniendo en cuenta que, aunque se le puede dar ibuprofeno a un perro, no es lo más adecuado, existe una amplia gama de antiinflamatorios veterinarios especiales y específicos para tu compañero.

 

Los antiinflamatorios específicos para perros tienen un gran número de beneficios en comparación con el ibuprofeno:

  • Son efectivos contra el dolor, la inflamación y la fiebre de tu mascota.

  • Al estar fabricados exclusivamente para tu perro, son idóneos para él.

  • Como son estudiados y producidos para perros, tienen menos efectos secundarios para ellos que la medicación para humanos.

  • Una de sus particularidades es que respetan el aparato digestivo de tu compañero y, así, no dañan su interior.

  • Tienen un amplio espectro, lo que quiere decir que cubren otras enfermedades crónicas que pudiera sufrir tu animal, como enfermedades articulares o problemas en la piel.

Con todas las ventajas de una correcta medicación, no tiene sentido darle ibuprofeno a tu perro y poner su salud en peligro.

 

Si tienes un perro a tu cargo, debes actuar de manera responsable, siendo consciente de qué es lo más beneficioso. El principal motivo por el que, aunque se le puede dar ibuprofeno a un perro, es mejor no hacerlo, es que no es un medicamento creado para él. El uso prudente de los fármacos es importante para la salud de tu mascota y, para no arriesgar, debes dejar que sea el veterinario quien recomiende siempre la medicación más adecuada.

Artículos que te
pueden interesar