Síntomas, diagnóstico y tratamiento del alzhéimer en perros

Síntomas, diagnóstico y tratamiento del alzhéimer en perros

Con la edad, tu compañero puede desarrollar enfermedades que afecten a sus costumbres y memoria. El alzhéimer en perros, también conocido como síndrome de disfunción cognitiva, es un trastorno que conviene saber detectar.

El diagnóstico del alzhéimer en perros es complicado de realizar, ya que este síndrome se caracteriza por mostrar síntomas muy inespecíficos que se pueden confundir con otras dolencias o malos hábitos. Por eso, cuanto más sepas sobre este proceso neurodegenerativo que puede afectar a los recuerdos y habilidades de tu compañero, más fácil te será reconocerlo si algún día lo padece.

 

 

EL ALZHÉIMER EN PERROS

 

El alzhéimer en perros, como en las personas, hace que su cerebro se vaya degradando. La mayoría de perros que sufren esta enfermedad comienzan a manifestar síntomas a partir de los siete años.

 

Los principales cambios que se dan en el cerebro y que tienen este efecto son los siguientes:

  • Una reducción de la materia blanca y gris.

  • La acumulación de sustancia beta-amiloide, un componente del cerebro que tiene múltiples funciones, pero que también está relacionado con el alzhéimer y otras enfermedades.

  • La incapacidad de formar neuronas nuevas.

  • La disminución de neurotransmisores.

 

SÍNTOMAS DEL ALZHÉIMER EN PERROS

 

Si tu perro estuviese padeciendo la enfermedad de Alzheimer, estos son algunos de los signos que podría mostrar:

  • Apatía. Este es un síntoma general del alzhéimer en perros. Cuando el animal tiene esta patología, es normal y habitual notarlo más decaído y menos participativo en la vida familiar.

  • Alteración en el ciclo sueño-vigilia. Es posible que percibas un cambio en los hábitos del sueño de tu compañero. Esto es, que tu perro dé vueltas por la casa en mitad de la noche cuando antes no lo hacía, o que duerma profundamente en momentos que no son los habituales para él.

  • Cambios en su carácter y retraso en el aprendizaje. El alzhéimer en perros puede hacer que tu compañero ya no perciba las órdenes y palabras que conoce de la misma manera. Si cuando le hablas de la forma habitual, tu perro no te obedece o parece no entender lo que le estás diciendo y, además, muestra comportamientos diferentes en casa (como empezar a orinar o defecar dentro), podría estar padeciendo el síndrome de disfunción cognitiva.

  • Desorientación. Se trata de uno de los síntomas más significativos del alzhéimer en perros, ya que es de los más fáciles de reconocer. En el caso de que tu compañero se sienta desorientado, podrás observar como deambula por casa sin rumbo y sin un objetivo claro. Incluso es posible que se quede "bloqueado" junto a un obstáculo como puede ser una mesa, sin saber cómo rodearla o esquivarla para seguir caminando. También es posible que lo veas mirando a un punto fijo durante un rato.

Las señales que acabamos de describir pueden ayudarte a detectar este problema. No obstante, el alzhéimer en perros no siempre manifiesta todos estos síntomas a la vez, sino que pueden ir apareciendo progresivamente en función de cómo se vaya desarrollando la enfermedad en el animal.

 

 

CÓMO SABER SI UN PERRO TIENE ALZHÉIMER

 

El diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer en perros es intuitivo. Para saber si tu compañero lo padece, su veterinario tiene que descartar primero otros trastornos, como diferentes patologías relacionadas con el comportamiento o problemas en el cerebro.

 

Para ayudar en la diagnosis del síndrome de disfunción cognitiva, es necesario que le cuentes al veterinario todas las rutinas diarias de tu perro al detalle. Por ejemplo, deberás explicarle cuáles son sus hábitos en lo referente a la alimentación, si notas signos de desorientación, alteración del sueño, etc., así como si ha empezado a mostrar un comportamiento más agresivo.

 

El experto analizará toda esa información, realizará una exploración física del animal y también una prueba neurológica y de cognición para evaluar qué puede estar sucediendo. Además, existen pruebas complementarias que se realizan para descartar otras enfermedades cuando el veterinario lo considera oportuno, por ejemplo, una resonancia magnética (TAC) o una tomografía computerizada (TC).

 

Aunque, por el momento, el alzhéimer en perros no se puede curar, es importante un diagnóstico precoz. Ya que existen una serie de rutinas que puedes realizar para ralentizar el proceso degenerativo.

Algunos cambios en su dieta pueden ser de gran ayuda para controlar, en la medida de lo posible, el alzhéimer en tu perro.

 

TRATAMIENTO DEL ALZHÉIMER EN PERROS

 

Si descubres que tu perro tiene alzhéimer, puedes mejorar su calidad de vida y ralentizar el avance de la enfermedad realizando una serie de rutinas fáciles y ofreciéndole ciertos tratamientos:

  • Tratamiento con fármacos paliativos. Existen algunos medicamentos enfocados a retrasar los síntomas y evolución del síndrome de disfunción cognitiva. Tu veterinario te indicará cuál debes darle a tu compañero y en qué dosis.

  • Tratamiento con alimentación. Algunos cambios en su dieta pueden ser de gran ayuda para controlar, en la medida de lo posible, el alzhéimer en tu perro. Es imprescindible que su alimentación sea rica en ácidos grasos omega 3 y antioxidantes (vitaminas E,C y polifenoles), que ayudan a preservar la actividad cognitiva con la edad.

     

    La gama de productos ADVANCE Senior es ideal para ayudar a mantener la calidad de vida de tu perro si tiene este problema ya que, además, contiene aceites ricos en triglicéridos que ayudan a suministrar la energía que las células necesitan para su actividad. Además, es una dieta elaborada específicamente para los perros de edad avanzada.

  • Tratamiento del comportamiento. Este se basa en un adiestramiento con estímulos positivos y en tomar ciertas medidas para reducir el estrés en tu compañero. Cuando se produce un caso de alzhéimer en perros, lo ideal es acudir a un experto etólogo para recibir asesoramiento y la ayuda necesaria.

 

Como ves, observar los hábitos de tu compañero es algo indispensable para lograr diagnosticar el alzhéimer en perros de manera precoz. Cosa que es muy importante para poder aplicar el tratamiento necesario que ralentice la degeneración cerebral y la mantenga controlada durante el mayor tiempo posible. Siguiendo las pautas adecuadas, tu perro podrá tener una mejor calidad de vida y un día a día más fácil y placentero.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar